Chad

Resultados de una encuesta: las tasas de desnutrición infantil siguen siendo alarmantes en Chad

Por Josephine Ferreiro

WADI FIRA, Chad, 30 de agosto de 2012. El incendio desatado en el centro de salud Biltine en la región Wadi Fira del Chad fue algo que estas personas no podían permitir que ocurriera.

VÍDEO (en inglés): Suzanne Beukes, corresponsal de UNICEF, informa sobre la desnutrición infantil en la región del Sahel de Chad.  Véalo en RealPlayer

 

En esta región hay 57 centros de salud que ofrecen servicios a casi 500.000 personas y la cobertura de inmunización es del 67,7%. El fuego aumentó la presión sobre un personal con materiales y recursos escasos, a medida que aumenta el número de mujeres que llevan a los niños desnutridos a recibir tratamiento.

La directora de inmunización del centro, Fatime Maurice, recuerda: “Vine a trabajar un día normal y regresé a casa por la tarde. Mientras estaba en casa uno de los refrigeradores se quemó y se prendió un fuego que quemó todo el centro y por eso estamos en esta tienda de campaña administrando las vacunas. Solicito ayuda para rehabilitar el centro”. 

Las tasas globales de desnutrición aguda superan el umbral de emergencia

La tasa global de desnutrición aguda entre niños menores de 5 años en 9 de las regiones del Sahel del Chad se encuentra por encima del umbral de emergencia de la Organización Mundial de la Salud, fijado en el 15%, según una nueva encuesta de seguimiento y evaluación estandarizados de socorro y transición (SMART por sus siglas en inglés). Aquí en Wadi Fira, la tasa es una de las más graves del país, pues supera el 21%.

Imagen del UNICEF
© UNICEF VIDEO
Con poco personal y recursos limitados, el centro de salud Biltine en la región Wadi Fira de Chad se encuentra bajo una presión extrema a medida que aumenta el número de mujeres que llevan a los niños desnutridos a recibir tratamiento.

La metodología SMART se utiliza para medir el estado nutricional y la tasa de mortalidad de los niños en situaciones de emergencia. UNICEF, el Ministerio de Salud pública, el Programa Mundial de Alimentos y otros aliados en el desarrollo llevaron a cabo la encuesta en Chad entre mayo y junio de 2012. La investigación fue financiada con el apoyo del Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, que también ha financiado la mayoría de los productos nutricionales, incluidos alimentos terapéuticos listos para su consumo, leche terapéutica y medicamentos esenciales que se utilizan para el tratamiento de la desnutrición aguda grave.

El jefe del equipo de encuesta SMART de la región de Ouadai, en el este del Chad, Temoua Djingwe, analiza las implicaciones de los resultados: “Esta encuesta abarca a los niños de 0 a 59 meses para ver cuáles son las condiciones en la esfera de la nutrición. Cuando se observa a la población joven, estos niños, las graves condiciones que afrontan, ya se puede ver en qué estado está la población. Si los niños se encuentran en una situación desesperada, eso significa que también la sufren todos los demás”.

El fomento de la capacidad local es clave para las mejoras a largo plazo

UNICEF estima que más de 127.000 niños en Chad se verán afectados por la desnutrición aguda grave este año. A partir de abril, se tratado a 43.420 niños menores de 5 años con este tipo de desnutrición.

Imagen del UNICEF
© UNICEF VIDEO
UNICEF estima que más de 127.000 niños en Chad sufrirán desnutrición aguda grave este año. A partir de abril, se ha ofrecido tratamiento a 43.420 niños menores de 5 años con este tipo de desnutrición.

En un país donde las epidemias de poliomielitis, sarampión, meningitis y cólera son recurrentes –aunque recientemente no se han registrado brotes de esta última– se debe poner en marcha una estrategia a largo plazo para mejorar la salud general y el bienestar de los niños.

Aunque por ahora, en el punto álgido de la temporada de escasez, el objetivo principal es asegurar que los niños reciban la mejor atención posible.

“Sabemos que la situación no cambiará mañana y UNICEF brinda apoyo al gobierno, particularmente al Ministerio de Salud, para tratar de aumentar la capacidad local en lo relativo a la cobertura del sistema de salud, así como mejorar la capacidad de las familias, madres, padres y el sistema de salud para detectar la desnutrición en su fase temprana, pues afecta gravemente la posibilidad de supervivencia y desarrollo del niño”, explica Bruno Maes, representante de UNICEF en el Chad.

Todos los esfuerzos de UNICEF y sus aliados, el Ministerio de Salud Pública y las casi veinte ONG, han sido posibles gracias a la contribución financiera significativa del Departamento de Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea, los gobiernos de Australia, Canadá, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Francia, Japón, la República de Corea y Suecia, y de Comités Nacionales de UNICEF como los de Francia e Italia.


 

 

Búsqueda