Chad

Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, hace hincapié en la inmunización contra la poliomielitis en Chad

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0348/Holt
En Nyamena, la capital de Chad, Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, suministra a un bebé la vacuna oral contra la poliomielitis. Farrow realiza una visita de una semana al país africano con motivo de la inauguración de una campaña nacional de vacunación contra la poliomielitis.

Por Salma Zulfiqar

NYAMENA, Chad, 8 de marzo de 2010 – Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, visitó recientemente Chad con el propósito de poner de relieve la importancia de la vacunación de los niños y niñas de este país contra la poliomielitis.

La visita de Farrow coincidió con la puesta en marcha de una nueva campaña de inmunización que forma parte de un programa de vacunación sincronizada de 85 millones de niños y niñas de África occidental y central.
 
“He venido a Chad como madre, como abuela y como embajadora de UNICEF, a decirles a todas las mujeres y a todos los padres que deben vacunar a sus hijos”, señaló Farrow durante su visita.

Un compromiso renovado

Durante una ceremonia especial que se llevó a cabo el 6 de marzo en Nyamena, capital de Chad, el Presidente de la Nación, Idriss Deby Itno, renovó su compromiso con la lucha contra la poliomielitis.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0345/Holt
Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, sostiene sobre su regazo a Ali Mahmat, un niño de tres años que sobrevivió a la poliomielitis, mientras conversa con la madre, Fatim Abakar, durante una reunión en el hogar de la familia localizado en Mao, en la región occidental de Chad.

Rodeado por los integrantes de los equipos de vacunación, que vestían llamativas camisas amarillas, el presidente vacunó personalmente a un niño, inaugurando así la campaña, que recibe apoyo de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud.

Retos culturales

Farrow se reunió con funcionarios gubernamentales y con los responsables de la movilización de las comunidades de las zonas occidental y oriental del país, además de la capital. La Embajadora de UNICEF pudo comprobar los retos culturales que afrontan los equipos de vacunación, como el tabú de que los extraños —incluso los que forman parte de la campaña— tengan contacto con los niños cuando sus padres no están en el hogar. Asimismo conoció a niños y niñas que sufren los devastadores efectos de la poliomielitis.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0283/Holt
En un campamento de desplazados localizado en Goz Baeda, en la región oriental de Chad, Mia Farrow, Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, conversa con un grupo de habitantes del asentamiento acerca de la importancia de la vacunación contra la poliomielitis.

Chad estuvo a punto de erradicar completamente la poliomielitis en 2003, pero no lo logró porque el virus regresó al país traído por personas que llegaban desde Nigeria, donde la enfermedad aún tiene carácter endémico. Debido a ello, se teme que la poliomielitis se propague y que aumente el número de infecciones. Desde comienzos de 2009, en Chad se han registrado 69 nuevos casos de esa enfermedad.

La inmunización constituye la mejor defensa contra la propagación de la poliomielitis, que no sólo es altamente contagiosa sino que, una vez adquirida, tiene consecuencias irreversibles.

“Cuando un niño contrae la poliomielitis, se le suele marginar, de manera que su vida es muy difícil”, apuntó el Dr. Marzio Babille, Representante de UNICEF en Chad. “Esos niños afrontan muchos problemas, y con frecuencia deben recurrir a la mendicidad para sobrevivir, como se ve no sólo en Chad sino en todo el continente africano”.

El Dr. Babille añadió que la campaña resulta aún más difícil porque los niños deben recibir varias dosis de la vacuna. “Para vacunar a los niños y niñas en varias oportunidades y eliminar de esa manera la poliomielitis necesitamos contar con los recursos adecuados”, agregó.

Una campaña sincronizada

Las labores de inmunización se complican aun más debido a que en gran parte del territorio de Chad el servicio eléctrico es limitado y los caminos están en malas condiciones.

“Para mantener las vacunas a temperaturas adecuadas es necesario disponer de cadenas de refrigeración tanto a escala regional como en los distritos”, explicó el Dr. Babilla. “Y en Chad, una cuarta parte de la red de cadenas de refrigeración no recibe mantenimiento adecuado, lo que provoca graves problemas antes y durante los ciclos de inmunización”.

Varios países, como el Sudán, Etiopía, Somalia, Eritrea, Kenya, Arabia Saudita, Yemen e Indonesia, están nuevamente amenazados por brotes de poliomielitis provenientes de Chad. Ante esa situación, UNICEF y sus aliados han puesto en marcha una campaña que abarca 19 países y que tiene como objetivo sincronizar las actividades de erradicación de la poliomielitis a escala regional.

“Para detener la propagación del virus, es importante que la vacunación se lleve a cabo de manera simultánea en toda la región”, manifestó Gianfranco Rotigliano, Director Regional de UNICEF para África occidental y central.

La poliomielitis aún tiene carácter endémico en Nigeria, la India, Pakistán y Afganistán.

 


 

 

Vídeo (en inglés)

6 de marzo de 2010: La corresponsal de UNICEF, Salma Zulfiqar, informa sobre la visita de Mia Farrow a la región occidental de Chad.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda