Armenia

Los parlamentarios se comprometen en Armenia a invertir en los programas de desarrollo de la primera infancia

Imagen del UNICEF
© UNICEF Armenia/2011/Ghazaryan
Los delegados de diez países se reunieron Ereván, capital de Armenia, para debatir el modo de garantizar mejor el desarrollo y protección de la infancia vulnerable.

Por David Ponet

EREVÁN, Armenia, 21 de junio de 2011. Más de 40 parlamentarios de Europa central y del Este y Comunidad de Estados Independientes se reunieron durante una conferencia regional de tres días de duración celebrada en Armenia.

Se presentaron allí para debatir la necesidad urgente de invertir en los programas y políticas de desarrollo de la primera infancia, así como redoblar esfuerzos para revertir la tendencia hacia la institucionalización y la violencia que aflige a la infancia más vulnerable de la región.

Reformas estancadas

La conferencia, auspiciada por Asamblea Nacional de Armenia y organizada por UNICEF y la Unión Interparlamentaria, también posibilitó que los delegados identificaran las vías para mejorar su papel como guardianes de los derechos de los niños.

La Representante de UNICEF en Armenia, Laylee Moshiri, señaló en nombre del Director Regional de UNICEF para Europa central y del Este y Comunidad de Estados Independientes, Steven Allen, que los niños no tienen el mejor comienzo en la vida cuando quedan al cargo de instituciones estatales de atención residencial.

“De hecho sucede exactamente lo peor", manifestó. "La región de Europa central y del Este y Comunidad de Estados Independientes cuenta con el mayor número de niños con atención residencial del mundo: más de 600.000; y a pesar de muchas reformas esta cifra sigue sin cambios".

Imagen del UNICEF
© UNICEF Armenia/2011/Ghazaryan
Ara Babloyan (dcha.), parlamentaria armenia y Jefa del Comité permanente sobre atención médica, maternidad e infancia de la Asamblea Nacional de Armenia, visita el centro de día Arbes durante la conferencia parlamentaria regional de Europa central y del Este y Comunidad de Estados Independientes, celebrada en Ereván.

El debate se centró en el modo en que la institucionalización de niños pequeños menores de tres años constituye un grave problema porque puede tener un perjuicio irreversible sobre el desarrollo físico y cognitivo, la seguridad emocional y el apego, la identidad cultural y personal, así como el desarrollo de habilidades.

Invertir en el desarrollo de la primera infancia en favor de los niños y niñas pobres y más vulnerables resulta especialmente decisivo pues ello puede romper el ciclo de la pobreza y posibilitar que los niños disfruten de una vida sana y productiva. Sin embargo, la falta de la adecuada atención de la familia o una asistencia similar en las primeras etapas de la vida a menudo conduce a retrasos, discapacidades y problemas psicológicos en la adolescencia y la edad adulta.

La primera infancia es una etapa crucial

“La primera infancia es un período que determina el futuro de los niños. Por tanto, nuestra prioridad estriba en brindar las oportunidades necesarias para el desarrollo de nuestros ciudadanos más jóvenes", afirmó Samvel Nikoyan, Vicepresidente de la Asamblea Nacional de Armenia.

Los parlamentarios escucharon a expertos y compartieron sus propias experiencias y conocimientos de que invertir mejor en las prácticas para la crianza de los hijos, los servicios de salud y nutrición, los servicios de preescolar basados en la comunidad y los servicios de asistencia a las familias dan como resultado beneficios tanto sociales como económicos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Armenia/2011/Ghazaryan
Gagik Baghdasaryan, representante armenio en la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, formula un discurso durante la conferencia parlamentaria regional de Europa central y del Este y Comunidad de Estados Independientes.

Los participantes también visitaron numerosos proyectos respaldados por UNICEF dentro y en los alrededores de la capital, Ereván, y vieron con sus propios ojos el valor fundamental de los programas de desarrollo de la primera infancia. Las excursiones incluyeron visitas a centros de salud, centros de día y de asistencia para niños que comprenden una gama de servicios que van desde la asistencia sanitaria y psicosocial hasta la educación, pasando por el desarrollo de capacidades y la prevención de delitos. Los centros ofrecen una alternativa necesaria a las instituciones residenciales.

A lo largo de la reunión, unos reporteros infantiles entrevistaron a los participantes y publicaron bitácoras, entrevistas y análisis en internet conforme se desarrollaba la conferencia.

Un compromiso para actuar

Durante la clausura de la conferencia, los parlamentarios aprobaron un documento final en el que se comprometían a una serie de medidas que incluían:

  • Fortalecer o desarrollar los mecanismos parlamentarios para abordar los derechos del niño y brindar apoyo al establecimiento y operatividad de un defensor de los niños.
  • Invertir de forma prioritaria en el desarrollo de la primera infancia, la prevención de la institucionalización de los niños y niñas menores de tres años y en una atención y asistencia alternativas de calidad.

“Como parlamentarios, ustedes pueden asegurarse de que los derechos del niño ocupen uno de los primeros puestos en el programa político de su país y que se aborden con carácter prioritario", concluyó Anders Johnsson, Secretaio General de la Unión Interparlamentaria.

Agregó que era responsablidad de ellos plantear las cuestiones en el parlamento y hablar en su favor a la opinión pública para garantizar una proyección a escala nacional.

“Pueden establecer metas, desarrollar planes de acción nacional y que su gobierno asuma responsabilidades", expresó. "Ustedes manejan el erario público y pueden asegurar que haya suficiente financiación disponible".

 


 

 

La juventud opina

Búsqueda