Angola

Salvar a los niños de la desnutrición en Angola, afectada por la sequía

Imagen del UNICEF
© UNICEF Angola/2012/Nunes Correia
Justina Cambovio (25 años) alimenta a su hija Liliane Juelma con leche terapéutica en el centro de alimentación terapéutica de Huambo (Angola).

Por Yolanda Nunes Correia

LUANDA, Angola, 18 de junio de 2012. A Liliane Juelma (1 año) se le diagnosticó desnutrición en mayo. “Sufría diarrea, vómitos, problemas respiratorios y fiebre”, dijo su madre, Justina Cambovio, (25 años). “Tuve que correr con ella al hospital”. Liliane fue admitida en el centro de alimentación terapéutica de Huambo (Angola).

La incidencia de la desnutrición aguda entre los niños menores de 5 años se ha incrementado, con el resultado de un aumento en los ingresos de niños con desnutrición grave en los centros de alimentación terapéutica de Angola, en particular en Huambo, Bié y Kwanza Sul.

Esta es una de las consecuencias de la sequía que afecta actualmente a 10 provincias de la costa y la sierra central de Angola. La producción agrícola se ha reducido drásticamente y se ha registrado un aumento en la escasez de agua. De acuerdo con el Ministerio de Agricultura angoleño, la producción agrícola ha disminuido en unas 400.000 toneladas. Como resultado, cerca de 400.000 familias son vulnerables a la inseguridad alimentaria.

El tratamiento y la prevención de la desnutrición

Los médicos están preocupados ante la posibilidad de que Liliane se enferme de nuevo. Todavía recibe leche materna, pero no ha ingirido todos los nutrientes que un niño de su edad debería consumir. Aparte de la leche de su madre, come gachas de maíz preparadas con agua y azúcar.

“No he alimentado exclusivamente a mi hija con leche materna durante seis meses, sólo durante un mes”, dijo Cambovio, en referencia a la recomendación de UNICEF y la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que los bebés sean amamantados exclusivamente durante los primeros seis meses de vida. “No sabía que tenía que hacerlo de manera diferente”, dijo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Angola/2012/Nunes Correia
Liliane Juelma (1 año) recibió atención en mayo en el centro de alimentación terapéutica de Huambo (Angola). Padecía desnutrición, pero ahora está en vías de recuperación.

“Los trabajadores de salud capacitados pueden aplicar inmediatamente los conocimientos recién adquiridos en el tratamiento de la desnutrición, así como proporcionar apoyo para la prevención y el tratamiento en las comunidades. Esto evitará que un gran número de niños tengan que ser hospitalizados en los centros de alimentación terapéutica”, expuso el Dr. Futi Tati, jefe del Departamento de Nutrición del Ministerio de Salud.

Más trabajo que hacer

El Gobierno de Angola, con el apoyo de sus aliados, responde al aumento de la desnutrición aguda grave mediante el suministro de leche terapéutica y de Plumpy'nut, un alimento terapéutico listo para su consumo, así como antibióticos para tratar las enfermedades oportunistas.

Liliana se ha beneficiado de estos tratamientos. “Después de tomar los medicamentos y ponerse cada vez mejor, tengo que alimentar a mi hija cada tres horas con una leche especial que me dio la enfermera”, comentaba Cambovio. “Está mucho mejor ahora. ¡Me siento aliviada! Esperamos que pueda regresar a casa muy pronto. Hemos estado aquí desde finales de mayo”.

Cuando el protocolo de tratamiento para la desnutrición se aplica correctamente, un niño desnutrido que ingresa a un centro de alimentación terapéutica tiene grandes posibilidades de curarse en un período de cuatro a seis semanas. Muchos niños han logrado salvarse, algunos de ellos en circunstancias difíciles. “Los cuidadores que he conocido están motivados”, señalaba Katrien Ghoos, asesora regional de UNICEF para emergencias de nutrición en África oriental y meridional.

Sin embargo, queda más trabajo por hacer.

“En este momento hay una necesidad de mejorar la gestión de los suministros terapéuticos, así como de establecer una estrategia de difusión para prevenir, detectar y tratar los casos de desnutrición a nivel comunitario”, advirtió Ghoos.

Según el Dr. Futi, el Gobierno de Angola tiene la intención de establecer centros de alimentación terapéutica en el país, y promover un programa de revisión y tratamiento de la desnutrición a nivel comunitario.


 

 

Búsqueda