Child Alert haiti UNICEF

Haití ocupa una tercera parte de la isla Hispaniola, que forma parte del archipiélago de las Indias Occidentales y que comparte con la República Dominicana. Haití significa "tierra de montañas", y de hecho, cinco cadenas montañosas entrecruzan la superficie del país, que por ello cuenta con numerosos puertos naturales e islas en su irregular litoral marítimo.

Debido a que el país se encuentra entre el Mar Caribe y el Océano Atlántico, en una región de clima tropical, Haití sufre amenazas periódicas de huracanes y tormentas tropicales. El país ha sufrido daños ambientales tan graves que hasta los arrecifes de coral que bordean la isla se encuentran en grave peligro.

Los pinares que ocupan algunas partes elevadas de las zonas montañosas y los manglares inaccesibles son prácticamente los últimos vestigios de los vastos bosques que cubrían Haití. Debido a la deforestación, grandes superficies de la capa superior del suelo han quedado a la intemperie y sufren los efectos de la erosión. Sumado a la disminución de los recursos hídricos, ese fenómeno afecta de manera creciente a la población del país, que continúa aumentando.