El niño y la niña en la familia

Protección de los niños y niñas huérfanos y vulnerables

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ98-0891/Pirozzi
Rose, de 4 años, ayuda a poner las mesas para el almuerzo, en un orfanato de Rwanda en el que ella y su hermana viven desde 1994

Según el último censo de población practicado en Rwanda en agosto de 2002, existen más de 1.200.000 menores de edad que han perdido a uno o ambos progenitores por causa de un conflicto o de la pobreza, la violencia y el VIH/SIDA. La cifra de niños y niñas vulnerables en realidad es más elevada, si tenemos en cuenta, además, la cantidad de niños y niñas que carecen del cuidado familiar, que viven en instituciones de guarda, que están implicados en grupos armados o que trabajan en condiciones extremas.

Entre todos los niños y niñas huérfanos y vulnerables hay determinados grupos que, de forma especial, precisan de medidas de protección: los niños y niñas que viven en hogares encabezados por un menor de edad (más de 100.000), los que viven en la calle (aproximadamente 7.000), los niños y niñas acogidos en instituciones de guarda, los que están presos, y los niños y niñas que padecen VIH/SIDA. El aumento del número de niños y niñas huérfanos y vulnerables está impidiendo su incorporación al clan familiar, que antes era la solución habitual. Al menos el 36% de los hogares ruandeses ya cuidan de algún niño o niña que no es suyo (casi siempre por medio de acuerdos de adopción oficiosos), lo que agota o disminuye notablemente su capacidad para mantener a otros niños o niñas. 

En vista de la grave situación de estos niños y niñas huérfanos y vulnerables, que están siendo marginados del sistema de atención familiar y de las estructuras de la comunidad, el UNICEF y el Gobierno de Rwanda han puesto en marcha el Proyecto de Protección de la Infancia, en el marco del Programa de Cooperación 2001-2006. La finalidad es crear un entorno de protección para la infancia que permita a las familias y comunidades ofrecer mecanismos de protección para todos los niños y niñas vulnerables. El objetivo era establecer medidas legislativas, administrativas y sociales para proteger los derechos de los niños y niñas que carecen de un entorno familiar, y fortalecer la capacidad de la infancia -en especial de los niños y niñas que padecen un mayor riesgo de contagio por VIH/SIDA- para reconocer sus derechos y contribuir a la realización de los mismos.

El UNICEF ha colaborado con éxito en la creación y aprobación de una política nacional a favor de los niños y niñas huérfanos y vulnerables. Ha financiado la implantación del enfoque basado en los derechos humanos en tres provincias, garantizando la participación eficaz de las familias y la infancia en los procesos de análisis y planificación. Actualmente el UNICEF colabora en un proceso de planificación de distritos de alcance nacional, que emplea el enfoque basado en los derechos humanos, con el fin de garantizar que esta política se traduce en planes de acción a escala comunitaria y familiar. 

Se impartió formación profesional y se concedieron microcréditos rotatorios para la realización de actividades generadoras de riqueza a 15.000 hogares encabezados por menores de edad y a otras familias vulnerables. Estas actividades ayudaron a las familias a aumentar el bienestar general y la calidad nutricional en sus hogares y a hacer frente a los gastos de atención sanitaria de su progenie. Los hogares encabezados por menores de edad formaron asociaciones entre sí, una iniciativa que les ayudó a combatir el aislamiento.

Cinco organizaciones no gubernamentales de cuatro provincias han recibido ayuda para abordar el problema de la reintegración socioeconómica de los niños y niñas de la calle. Esta ayuda se ha prestado por distintas vías: a través de la capacitación de personal, la localización de familias, la formación profesional, mediante la realización de actividades generadoras de riqueza, el apoyo a la educación y la atención sanitaria. Un total de 785 niños y niñas se han beneficiado directamente de estas actividades.

A través de seminarios, eventos deportivos y culturales se han realizado actividades de sensibilización y concienciación sobre prevención del VIH/SIDA. Estas actividades han logrado que las familias y las comunidades -en especial los niños, niñas y jóvenes vulnerables- modifiquen su conducta. Han organizado clubes para la prevención del SIDA, en los que celebran debates sobre prevención del VIH/SIDA y se mantienen informados de la evolución de la pandemia.  

El Proyecto de Protección de la Infancia de Rwanda ha resultado eficaz para abordar el problema de los niños y niñas vulnerables que carecen del cuidado familiar. No obstante, el número de niños y niñas que se han beneficiado de este proyecto es limitado, a juzgar por la enorme cantidad de niños y niñas vulnerables que existen en todo el país. El UNICEF continúa apoyando la aplicación de la política nacional a favor de los niños y niñas huérfanos y vulnerables, así como la creación de un sistema de protección que amplíe la capacidad de respuesta del país.

El UNICEF se preocupa siempre de la calidad y la repercusión de las intervenciones en las que participa. En el caso de Rwanda, la conclusión extraída es que es importante implicar y potenciar a las familias, comunidades y autoridades locales desde el principio, a fin de que los esfuerzos realizados y los progresos alcanzados cuenten con su respaldo.


 

 

Búsqueda