El niño y la niña en la familia

El Uruguay: cuestiones relativas al género y la relación familiar democrática

Imagen del UNICEF
© UNICEF Uruguay/2004/Contrera

Al igual que en otros tantos países, la familia uruguaya ha experimentado importantes transformaciones en los últimos años.

El número de divorcios y separaciones ha aumentado de forma notable, lo que ha resultado en un incremento drástico del número de niños y niñas que crecen sin la presencia de su padre en el hogar.

Si bien las mujeres del Uruguay aprovechan las oportunidades educativas mejor que los hombres, suelen registrar un mayor índice de desempleo y subempleo, pese al elevado porcentaje de mujeres que integran la población activa. Además, las mujeres perciben un salario inferior al de los hombres por realizar el mismo tipo de trabajo, y asumen la mayor parte del peso de las tareas domésticas y de cuidado infantil.

A fin de comprender la repercusión de estas transformaciones en la familia uruguaya, las prácticas de cuidado infantil y la relación entre los géneros en el hogar, el UNICEF ha apoyado los estudios de investigación realizados por la Universidad de la República del Uruguay.

Las investigaciones demuestran las diferencias existentes entre hombres y mujeres en relación con las prácticas de cuidado infantil. Una de las conclusiones más llamativas es la que se refiere al efecto del deterioro económico en los hogares de los niños y niñas cuyos progenitores se separan o divorcian. En Montevideo, la capital de la nación, el 60% de los padres no pagan ningún tipo de pensión de alimentos tras la separación. Y para complicar aun más las cosas, el 32% de los niños y niñas de padres separados no tienen ningún contacto con su padre. Por consiguiente, las madres han de asumir toda la responsabilidad de educar a su progenie en hogares con presupuestos reducidísimos.

La mujer asume las tareas domésticas y de cuidado infantil, con independencia de cuál sea la estructura familiar. Un elevado porcentaje de las mujeres uruguayas realizan dos trabajos fuera del hogar, además de las tareas domésticas. Por lo tanto, concluye el estudio, las mujeres sin descendencia están más satisfechas con su vida que aquéllas que han de cuidar de sus hijos o hijas en el hogar.

Determinar cuáles son las tareas que asumen hombres y mujeres en relación con el cuidado infantil, cuánto tiempo dedican a las mismas y qué miembros de la familia les ayudan, es el primer paso para hallar soluciones eficaces al problema del cuidado infantil que, además, respeten los derechos de la mujer. Este estudio ha logrado despertar la conciencia social respecto de las repercusiones de la problemática familiar en la infancia, lo que podría contribuir a una revisión y mejora de las políticas públicas al respecto.

El UNICEF y la universidad han demostrado la necesidad de apoyar y promover una paternidad más responsable, garantizando al tiempo los derechos de la mujer y de la infancia. Las figuras políticas, así como los hombres y mujeres uruguayos, desempeñarán un papel fundamental en el examen de políticas legislativas y sociales que promuevan la transformación de los estereotipos basados en el género que actualmente prevalecen en la sociedad uruguaya. 


 

 

Búsqueda