El niño y la niña en la familia

Las cuestiones de género y la familia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2003/Gubb
Sentada en una arboleda, Sofeleti, de 25 años, sostiene a su hija de dos años mientras es entrevistada por Aedess Chikwasa, de 14 años, en las cercanías de Lilongwe, la capital de Malawi.

El UNICEF se compromete a defender la igualdad de derechos para todos los niños y niñas, conforme se establece en la Convención sobre los Derechos del Niño. Debido a que con frecuencia las mujeres y las niñas se ven excluidas de las decisiones que atañen de manera directa a sus vidas, el UNICEF hace especial hincapié en la potenciación de la mujer, conforme se define en la Convención para la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Las mujeres cuyos derechos son reconocidos y respetados ayudarán a la realización de los derechos de la infancia y contribuirán a criar hijos sanos y a formar familias, comunidades y países saludables.

El UNICEF reconoce que la discriminación de las niñas arraiga desde muy temprano en la estructura social de la familia y la comunidad. Para lograr la igualdad entre los géneros, niños y niñas han de practicar la igualdad de derechos y compartir responsabilidades desde una edad temprana. No obstante, estas prácticas a menudo entran en conflicto con los valores sociales y las normas culturales, por lo que habrán de analizarse con detenimiento en el contexto de la comunidad.

El UNICEF promueve la igualdad en el seno de la estructura familiar, lo que en ocasiones exige una transformación de los papeles asignados por razón de género. Resulta beneficioso, tanto para los hombres y mujeres como para los niños y niñas que integran la familia, determinar el papel que corresponde a cada uno en el seno de la misma y decidir juntos cuáles son las responsabilidades adecuadas para cada miembro de la familia. El UNICEF reconoce que gracias a la promoción de los derechos de las mujeres y las niñas, los hábitos tradicionales que refuerzan la desigualdad comienzan a desintegrarse y a ser suplantados por nuevos valores. Los programas de orientación de padres y madres, implantados con el apoyo del UNICEF, ayudan a padres y madres a asumir nuevos papeles en la familia.

Tradicionalmente, los programas y las políticas del UNICEF hacen hincapié en la importancia de la igualdad entre los géneros, la potenciación de la mujer y el fortalecimiento de la familia. De forma específica, los esfuerzos del UNICEF para abordar la cuestión de la disparidad basada en el género se han centrado en garantizar que las niñas puedan matricularse en la escuela y que cuenten con la ayuda necesaria para no abandonarla. Los programas de educación de padres y madres contribuyen a abordar los problemas asociados con la asistencia de las niñas a la escuela.

Y por último, el UNICEF reconoce que las mujeres y las niñas son mucho más vulnerables al problema del VIH/SIDA y a los conflictos armados. Prestando especial atención a prevenir y eliminar la discriminación y la violencia contra las mujeres y las niñas, el UNICEF participa en soluciones que benefician a los miembros de la familia y a las comunidades.

Las oficinas del UNICEF en los distintos países emplean distintos enfoques de programación para contribuir a eliminar las disparidades basadas en el género. Vea cómo abordan esta cuestión en su trabajo con las familias las oficinas de  Maldivas y El Uruguay.


 

 

Búsqueda