Comunicación para el desarrollo

Apoyo en materia de comunicación para “La última milla”

Las labores en pro de la erradicación de la poliomielitis en Nigeria y la India

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ2627/Tom Pietrasik
Pushpa Kumasi, un trabajador de Anganwadi, emplea un “bindi” como marcador para registrar el número de niños y niñas que deben ser vacunados contra la poliomielitis en una vivienda de la aldea de Bhakara, cerca de Patna.

La sorprendente disminución del número de nuevos casos de poliomielitis en todo el mundo, que de 350.000 en 1998 se redujeron a 1.800 en 2005, se relaciona estrechamente con la Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis, encabezada por UNICEF, la Organización Mundial de la Salud, el Movimiento Rotario Internacional y los Centers for Disease Control and Prevention de los Estados Unidos. Para superar los formidables obstáculos que se le presentaron en diversos puntos del planeta, esa alianza empleó estrategias de comunicación precisamente orientadas y estrechamente vigiladas con el objetivo de lograr cambios de comportamiento.

En la actualidad, el virus de la poliomielitis continúa teniendo carácter endémico en cuatro países, y ofrece una cerrada resistencia a todo esfuerzo dirigido a eliminarlo. Debido a ello, corren peligro tanto las poblaciones de esos países como las de las naciones vecinas, y, potencialmente, la población de todo el mundo. En esos cuatro países, uno de los obstáculos ha sido la desconfianza con respecto a la seguridad de la vacuna y de los servicios de inmunización, que se ha propagado y aumentado debido a los rumores y las informaciones erróneas. ¿Cómo hacer para crear conciencia y generar confianza en los países donde la desconfianza le cierra el camino a la inmunización? La Iniciativa Mundial de Erradicación de la Poliomielitis ha brindado a UNICEF y sus aliados dos lecciones muy importantes:

Se debe lograr la colaboración de los dirigentes religiosos y comunitarios locales.  En 2003, cuando en Nigeria septentrional se dictó una fatwa para detener la campaña de inmunización contra la poliomielitis, alegando que la vacuna dejaba estériles a los niños, no sólo aumentaron los casos de la enfermedad en la región sino que se registraron incrementos en otros focos de poliomielitis, como el Estado de Uttar Pradesh, en la India. Ante esa situación, UNICEF y varios de sus aliados nacionales y mundiales comenzaron a colaborar estrechamente con los imanes locales y otros dirigentes comunitarios, a quienes se les suministró valiosa información sobre la seguridad de la vacuna antipoliomielítica. De esa manera se apeló al prestigio y la influencia de esas personas y organizaciones para combatir la falta de información y refutar la información equivocada. Esas labores se complementaron con el empleo de los medios de comunicación —mediante campañas de prensa, radio y televisión— que ampliaron el radio de difusión de los mensajes de los imanes.

Es necesario movilizar a los trabajadores y voluntarios comunitarios. De manera similar, UNICEF colaboró en 2003 con la puesta en marcha en Uttar Pradesh de la Red de Movilización Social, cuyos 5.000 movilizadores comunitarios demostraron ser inmensamente eficaces. Como explica un observador local, “no hay nada más convincente que un rostro conocido, el acento de un dialecto local y la preocupación genuina de una vecina amistosa que nos dice que nuestra hija está un poco pálida y nos pregunta si la hemos llevado al médico”. La capacitación que recibieron esos activistas comunitarios no sólo hizo posible que difundieran información precisa y fidedigna sino que ayudaran a mantener y actualizar los complicados datos y antecedentes de cientos de miles de familias, que constituyen una información imprescindible para garantizar la eficacia de una vacuna que se debe aplicar en varias dosis a lo largo de varias semanas.

“Si el 2%, 3% o 4% de esos niños no son vacunados, se deja la puerta abierta para que el virus vuelva a colarse e infecte a otros niños”, explica Michael Galway, ex Jefe de Comunicación de Programas de la Oficina de UNICEF en la India y actual jefe de la Campaña de Erradicación de la Poliomielitis de UNICEF. El Sr. Galway añade que “el programa ha convertido las actividades de vigilancia en un método artístico muy preciso”. Gracias al empleo constante de esa estrategia localizada firmemente basada en los datos y orientada por los conocimientos epidemiológicos, hoy es posible inmunizar exitosamente contra la poliomielitis a 50 millones de niños y niñas en cada ciclo de vacunación.

Como ejemplo de la eficacia de esa campaña, entre marzo y octubre de 2007 se redujo a la mitad el número de familias de Uttar Pradesh que se resistían a que sus hijos fueran inmunizados. En 1979, en lo que constituyó el primer caso de eliminación mundial de una enfermedad contagiosa, se erradicó de todo el planeta el virus del sarampión. Para lograr el mismo resultado con la poliomielitis y garantizar que no regresará para atacar a futuras generaciones, es necesario tomar medidas localizadas de comunicación en forma constante y de manera vigilante, que harán posible cubrir “el último centímetro”.


 

 

Comunicación para la erradicación de la poliomielitis

Búsqueda