Panorama general

Crear un entorno protector para la infancia

Los niños tienen derecho a crecer en un ambiente que garantice su protección. UNICEF brinda apoyo para crear un ambiente protector para la infancia que la refuerce contra el abuso del mismo modo que la buena salud y la nutrición adecuada son un refuerzo contra la enfermedad. La creación de este entorno protector es el mejor modo en que podemos salvaguardar a los niños frente a los abusos.

UNICEF acomete esta labor mediante la concienciación y la mejora de las capacidades en varios niveles de la sociedad y del Gobierno. Un entorno protector es aquel en donde todos –desde los niños y los trabajadores de salud hasta los gobiernos y el sector privado– cumplen con sus responsabilidades de asegurar que los niños están protegidos contra el abuso y la explotación.

El planteamiento de UNICEF reconoce que todos los niños tienen derecho a la protección, como establece la Convención sobre los Derechos del Niño de las Naciones Unidas. UNICEF llama la atención hacia los deberes de los gobiernos, familias, comunidades e individuos para respetar esos derechos y brinda su apoyo para que así lo hagan. Además, los niños y los adolescentes ellos mismos pueden desempeñar un papel activo en su propia protección y como defensores para la protección de otros.

UNICEF identifica ocho aspectos clave de un ambiente protector:

Sin cualquiera de estos elementos, los niños son más vulnerables frente al abuso, la violencia, la discriminación y la violación de sus derechos.


 

 

Español Français