Indonesia

La Oficina de UNICEF en Indonesia apoya la preparación para una posible pandemia de gripe

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2009/Estey
Durante un cursillo práctico realizado en Tana Toraja, Indonesia, que consiste en un simulacro de pandemia, varios participantes debaten sobre las maneras en que se puede ayudar a los niños, niñas y mujeres a prepararse para una situación de emergencia debida a la gripe.

Por Suzanna Dayne

YAKARTA, Indonesia, 7 de mayo de 2009 – La Oficina de UNICEF en Indonesia brinda apoyo a una serie de cursillos prácticos que consisten en simulacros de pandemias de gripe. El objetivo de esas actividades es ayudar a que este país se prepare para una posible situación de emergencia similar.

El programa tuvo su origen en una campaña contra la gripe aviar. Indonesia es uno de los países más afectados por esa enfermedad y los expertos han advertido que en el futuro el virus de la gripe aviar podría sufrir una mutación y desatar una epidemia. Sin embargo, nadie puede predecir dónde y cuándo ocurriría ese brote epidémico.

La reciente propagación de la gripe A (H1N1) a por lo menos 20 países ha dejado en evidencia lo importante y urgente que resulta la preparación para una posible pandemia.

Serie de cursillos prácticos

A la mayoría de las personas le resulta difícil imaginar las consecuencias de una pandemia. Pero la veloz propagación del H1N1 ha tenido efectos ilustrativos, como el aislamiento de ciertas personas en Hong Kong y el cierre de escuelas en México y otros países.

Esas consecuencias de la propagación del H1N1 adquirieron especial relevancia para los participantes en las actividades de preparación para una posible pandemia en Indonesia.

El programa, que es financiado con fondos provistos por el Organismo Canadiense de Desarrollo Internacional, consiste en nueve cursillos prácticos que se llevan a cabo en diversos puntos del vasto archipiélago indonesio. Los participantes pertenecen a organismos gubernamentales que prestan servicios diversos, como los de comunicación, transporte, seguridad, energía y suministro de alimentos, así como una agrupación especializada en las cuestiones de los niños, niñas y mujeres.

La importancia de la coordinación a nivel nacional

Los expertos opinan que de ocurrir una pandemia, se desarrollará en sucesivas oleadas a lo largo de varios meses. Entre las preguntas que se plantean a los participantes de los cursillos figuran: “¿Cuánto alimento es necesario suministrar a las familias?”; “¿Se cuenta con suficientes trabajadores para garantizar el suministro de agua y gas?”; “¿Cuándo se hace necesario clausurar las escuelas?”, y “¿Qué información se debe dar a la comunidad?”.

"En realidad, hasta que participé en este cursillo no sabía mucho acerca de las consecuencias de las pandemias”, comentó Maryam Magdelena, que pertenece a la Organización para la potenciación de las mujeres de Papúa Occidental. “Ignoraba que la gripe puede ser tan mortífera. Es necesario planificar las maneras en que podemos ayudar a los niños, niñas y mujeres y reducir la mortalidad potencial en caso de un brote gripal”.

A fines de este mes se llevará a cabo el último cursillo práctico, al que asistirán participantes de todo el país y durante el cual se pondrá a prueba la capacidad de coordinación nacional. Indonesia es el cuarto país más poblado del mundo, de manera que la capacidad de coordinación es fundamental para reducir los efectos de una pandemia.

Si estamos preparados salvaremos vidas

UNICEF también colabora con la concienciación de la población en general mediante la producción de carteles y panfletos con mensajes alusivos a la prevención de la gripe, que se distribuyen a las escuelas de todo el país. Asimismo, UNICEF colabora con la producción de un anuncio de servicio público y una serie de episodios de radioteatro sobre la preparación y prevención.

Además, UNICEF colabora estrechamente con el gobierno y los medios de comunicación en diversas actividades de concienciación.

La Organización Mundial de la Salud ha elevado al nivel 5 el alerta mundial sobre el H1N1, que es la fase inmediatamente anterior a la declaración de una situación de pandemia. “Ya se trate de que la propagación del H1N1 empuje al mundo a esa situación, o de que aparezca otro virus peligroso”, afirmó la Dra. Anne Vincent, Jefa de la Sección de Supervivencia y Desarrollo Infantil de la Oficina de UNICEF en Indonesia, “es indudable que si estamos preparados salvaremos vidas”.


 

 

Búsqueda