Zambia

En Zambia, los servicios ampliados y el conjunto para la madre y el bebé tratan de reducir el VIH en los niños

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0881/Nesbitt
Threasa (al centro, con vestimenta azul) asiste con su hijito de ocho meses, Siniza, a la espaldaa una sesión de asesoramiento en Samfya (Zambia).

MANSA, Zambia, 16 de septiembre de 2010. El nacimiento de un niño es motivo de gran celebración en Zambia y en todo el continente de África; como se suele decir, es “la alegría de la madre”. Sin embargo, cuando una mujer vive con el VIH el embarazo también puede estar sembrado de grandes dificultades.

Siniza, de ocho meses de edad, nació en una clínica del poblado rural de Samfya de la provincia de Luapula, en Zambia. Durante una consulta prenatal, su padre y su madre se enteraron de que eran seropositivos. No obstante , pudieron afortunadamente participar en el programa de “Prevención de la transmisión de la madre a hijo”, dirigido por el Gobierno con el apoyo de UNICEF y sus aliados.

Siniza recibió tratamiento profiláctico antirretroviral (ARV) para prevenir la transmisión del VIH y cuando cumplió seis semanas, se realizó un test con el fin de detectar la enfermedad. Para gran alivio de la familia, se comprobó que el niño no había heredado el virus.

Prevención de la transmisión

En Zambia, al igual que en muchos lugares del África subsahariana, hay muchas embarazadas que viven con el VIH. Según se estima, también viven con el virus unos 95.000 niños menores de cinco años que en su gran mayoría adquirieron el VIH o bien antes de nacer, durante el embarazo o el parto, o bien al ser amamantados.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0884/Nesbitt
Un agente de salud extrae la sangre de Threasa, que tiene reacción serológica positiva al VIH, en una clínica del poblado rural de Samfya (Zambia).

En Zambia, hay unas 148 defunciones de niños menores de cinco años por cada 1.000 nacidos vivos. El VIH es un importante contribuyente a esa cantidad inaceptablemente alta.

Casi un 35% de los hijos de progenitores infectados con el VIH heredan la enfermedad y, si no reciben tratamiento, una mitad de ellos habrán muerto antes de su segundo cumpleaños.

No obstante, la prevención de la transmisión de la madre al niño podría lograr grandes adelantos hacia reducir la mortalidad infantil a causa de enfermedades derivadas del VIH.

“Un programa integral de prevención de la transmisión de la madre al niño es el instrumento más eficaz para reducir sustancialmente las cantidades de nuevas infecciones pediátricas”, dijo el representante del UNICEF en Zambia, Dr. Iyorlumun J. Uhaa.

Ampliación de los servicios

Zambia ya ha logrado éxito en la prevención de la transmisión de madre a hijo. De los establecimientos de salud de Zambia, más del 70% ofrece el programa y más de la mitad de las embarazadas del país que viven con el VIH están recibiendo medicamentos antirretrovirales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0885/Nesbitt
Un agente de salud prepara la remisión de un paciente a servicios de tratamiento antirretroviral en el distrito de Samfya (Zambia).

Sin embargo, persisten algunas dificultades. Los servicios que ofrecen prevención de la transmisión de madre a hijo, en su mayoría, están ubicados en centros urbanos y para las familias rurales suele ser difícil obtener atención médica adecuada. En ese sentido, Siniza fue uno de los niños afortunados.

UNICEF y la Organización Mundial de la Salud están abordando la necesidad de ampliar los servicios de prevención de la transmisión de madre a hijo con un innovador conjunto de medicamentos. El conjunto para la madre y el bebé del UNICEF contiene todos los medicamentos necesarios para proteger la salud de una madre que vive con el VIH e impedir que transmita la infección a su hijo.

El proyecto supone un impulso para contribuir a que Zambia alcance las metas relativas al VIH y al SIDA de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), de las Naciones Unidas. Los ODM, un conjunto de metas internacionalmente acordadas para reducir la pobreza en todo el mundo, exhortan a los países a detener y comenzar a contrarrestar la propagación del VIH —y asegurar el acceso universal al tratamiento— para el año 2015.

En Zambia, los adelantos nunca serán suficientemente acelerados. “Esto brinda esperanza a las mujeres y los niños de Zambia”, dijo el Dr. Uhaa.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda