Uganda

Angelique Kidjo promueve la concienciación sobre el VIH/SIDA en el norte de Uganda y abre camino a la esperanza

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ06-2034/Asselin
La Embajadora de Buena Voluntad Angélique Kidjo se reúne con un bebé y su madre (detrás, a la derecha) en el centro de alimentación terapéutica del hospital regional de Lira, en el norte de Uganda.

Por Sarah Crowe

DISTRITO DE LIRA, Uganda, 21 de noviembre de 2006 – Durante una visita oficial de dos días al norte de Uganda, una zona que acaba de salir de un conflicto armado, la conocida cantante y Embajadora de Buena Voluntad de UNICEF, Angélique Kidjo, difundió mensajes sobre la prevención y las pruebas de detección con un estilo propio: saltando y bailando con las mujeres y brincando con las niñas.

Pero en una región donde se registran las tasas de incidencia de VIH más altas del país, su misión es problemática. Cuando se cumple el primer aniversario del comienzo en Uganda de la campaña ÚNETE POR LA NIÑEZ, ÚNETE CON LA JUVENTUD, ÚNETE PARA VENCER AL SIDA, Angélique Kidjo repitió una y otra vez su mensaje.
 
“Tienen que someterse a una prueba, eso es lo que yo les pido”, dijo varias veces en sus visitas a los campamentos para personas desplazadas. “Vuestra gente os necesita, nosotros os necesitamos para construir África”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ06-2034/Asselin
En el poblado de Alela, en el distrito de Lira, al norte de Uganda, Angélique Kidjo escucha historias de niños y niñas que fueron secuestrados.

Crisis humanitaria

Veinte años de conflictos armados, secuestros, abuso sexual y el desplazamiento de 1,6 millones de personas que viven en duras condiciones de hacinamiento han agravado la crisis humanitaria de Uganda. Las consecuencias han sido un  aumento de las tasas de VIH y un empeoramiento del acceso a los servicios.

Y los niños han sido los más afectados, obligados a viajar a los refugios nocturnos para evitar que los secuestren los rebeldes. Las niñas secuestradas han sido entregadas a los comandantes como “esposas”, y a los niños les han obligado a transportar armas o a luchar. A muchos de ellos sus familias no los aceptan de vuelta en sus hogares cuando regresan del campo de batalla. 

Estos horrores permanecen todavía marcados en las mentes de los niños y niñas de un centro que recibe apoyo de UNICEF cerca del campamento Agweng para personas desplazadas, donde los niños y niñas mostraron a la Sra. Kidjo sus dibujos con imágenes que revelan secuestros y actos de violencia.

“Ayudarnos a nosotros mismos”

“Me da rabia ver cómo han tratado a estos niños”, dijo la Sra. Kidjo. “Les han obligado a vivir como animales. Como africana, todo esto me da vergüenza.

“Pero ahora tenemos una esperanza real de que haya paz, y debemos hacer todo lo posible para ayudar a estos niños y niñas”, dijo, refiriéndose al anuncio reciente del Gobierno de que ha llegado a un acuerdo para poner fin a las hostilidades con el Ejército de Resistencia del Señor.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ06-2034/Asselin
Angélique Kidjo felicita a los trabajadores de salud por sus esfuerzos en el centro de pruebas de detección del VIH del campamento Agweng para personas desplazadas, a las afueras de la ciudad de Lira, en el norte de Uganda.

“Uganda comenzó a reaccionar realmente pronto ante la amenaza del VIH/SIDA, pero debido a este conflicto las cifras han seguido siendo elevadas”, señaló la Sra. Kidjo. “Antes de apelar a la gente rica del país para que venga y nos ayude, tenemos que comenzar a ayudarnos a nosotros mismos”.

La respuesta de Uganda al problema del SIDA ha sido un ejemplo para otros países africanos, ya que desde 1992 ha logrado una considerable reducción de la prevalencia del VIH a nivel nacional. Alrededor del 50% de las personas que necesitan tratamiento lo están recibiendo. En el norte, ha aumentado el número de personas que se someten a la prueba de detección y reciben tratamiento.

Prevención, pruebas y tratamiento

“Nuestra preocupación es que ahora tenemos que seguir reduciendo la vulnerabilidad de esta gente en el norte y asegurarnos de que pueden comenzar a ofrecer servicios para la prevención, las pruebas de detección y el tratamiento del VIH/SIDA”, dijo el Representante de UNICEF en Uganda, Martin Mogwanja.

“Se les ha obligado a vivir hacinados”, añadió. “La estructura social se ha derrumbado. Ahora, a medida que la gente comienza a regresar a casa, tenemos que asegurarnos de que no se produce un aumento de la tasa de incidencia del SIDA en la comunidad. De otro modo, no podremos salir del ciclo del SIDA. La paz es una gran oportunidad y debemos aprovecharla”.

Puede que las señales sean prometedoras, pero las mujeres de 14 a 19 años son las que se encuentran en mayor riesgo de contraer el VIH, por lo que el objetivo ahora es que las niñas tengan poder sobre sus propias vidas. Por medio de su visita aquí, la Sra. Kidjo trata de sacar partido de la creciente esperanza y ayudar a los niños y niñas del norte de Uganda a avanzar hacia una fase nueva y más segura.


 

 

Vídeo (en inglés)

21 de noviembre de 2006:
La corresponsal de UNICEF Sarah Crowe informa sobre la visita de la Embajadora de Buena Voluntad Angélique Kidjo al norte de Uganda, donde acudió para concienciar a la gente sobre la manera de evitar el VIH/SIDA.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Audio (en inglés)

21 de noviembre 2006:
En un campamento en el norte de Uganda el  representante de UNICEF Martin Mogwanja habla sobre la importancia de educar a los desplazados por el conflicto sobre el VIH/SIDA y de hacerse la prueba.

 AUDIO escuchar

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda