Lesotho

UNICEF brinda apoyo con transferencias monetarias para las familias en dificultades de Lesotho

Por Tsitsi Singizi

MASERU, Lesotho, 15 de noviembre de 2011. Los temblores de la recesión económica mundial han llegado hasta el granero de Matiisetso Ntlale, en las montañas de Lesotho. Media bolsa de 25 kg de maíz, un repollo y cerca de media botella de aceite para cocinar constituyen todos los víveres de su despensa. Deben servir milagrosamente de desayuno, comida y cena para ella y sus tres nietos durante las tres próximas semanas.

VÍDEO (en inglés): La corresponsal de UNICEF, Suzanne Beukes, informa acerca de la repercusión de la crisis financiera mundial y la imperante pandemia de SIDA entre la población infantil de Lesotho.  Véalo en RealPlayer

 

Luchar por suministros básicos

A la edad de 75 años, Matiisetso es demasiado mayor para trabajar en los campos y compra sus alimentos en el supermercado Shoprite más próximo. Sus dos hijos murieron hace algunos años, dejando sus hijos al cargo de ella.

“La comida ahora es demasiado cara", afirma Ntlale. "Incluso la combinación del subsidio y mi pensión mensual del gobierno por edad avanzada no me permiten poner una comida decente sobre la mesa para mis nietos".

El duro golpe de la crisis económica mundial y la carga de una epidemia de VIH implacable imponen su saldo a las familias de Lesotho que luchan por proveer a sus hijos, sumiendo al 52% de la población infantil del país en la pobreza, según se desprende de un estudio sobre pobreza infantil publicado recientemente.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Una familia de la pequeña aldea de Ha Phalang (Lesotho). Para ayudar a las familias vulnerables a amortiguar el duro golpe de las condiciones económicas y el efecto del VIH/SIDA, el Gobierno de Lesotho brinda actualmente apoyo en forma de subsidios con la colaboración de UNICEF y de la Unión Europea.

Una pobreza infantil que empeora

Al igual que la mayoría de sus países vecinos, Lesotho lucha contra los desafíos de la economía y una pobreza creciente. La odisea del reino se agrava por una economía no diversificada relativamente que depende en gran medida de los mercados extranjeros. El resultado es una vulnerabilidad única ante las sacudidas de la crisis económica mundial. En este enclave, el 43% de la población vive con menos de 1,25 dólares estadounidenses al día.

Mientras se bate contra la crisis económica, este pequeño reino montañoso, de 2 millones de población según las estimaciones, también forcejea con la tercera mayor tasa de prevalencia de VIH y SIDA del mundo que asciende al 23%. La confluencia de enfermedad, hambre, pobreza y resultados económicos a la baja tiran por tierra el sistema de protección social para la infancia. Un enorme número de niños y niñas crecen con muy poca o nula atención adulta, escasas comidas, viviendas deficitarias, saneamiento nulo y una carencia de otros suministros básicos para su bienestar.

Afortunadamente, UNICEF marca la diferencia en las vidas de muchas familias con el apoyo de la Unión Europea. El apoyo llega hasta las familias en forma de transferencias de efectivo para amortiguar la reducción de los ingresos por hogares, así como para cubrir sus necesidades domésticas más urgentes. Se distribuyen subsidios incluso en las zonas más apartadas del país, en las lejanas montañas donde reside Ntlale.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
El creciente precio de los alimentos y el combustible han disminuido drásticamente el poder adquisitivo de los hogares, ya de por sí vulnerables.

En cambio, esto no basta.

Superados con facilidad

La cifra de niños vulnerables crece y la demanda de ayuda sobrepasa los suminstros. La suma de 360 lotis queda desbordada fácilmente por el creciente precio de los alimentos y el combustible, como demuestra la abuela Ntlale.

Ahmed Magan, Representante de UNICEF en Lesotho, imploró a la comunidad internacional que avanzara en su apoyo a Lesotho y su niñez. "Resulta imperativo que se avance en la inversión en favor de la infancia de Lesotho", afirmó. "Si no se hace nada para ayudar pronto a estos niños, muchos más continuarán afrontando privaciones, altos niveles de desnutrición crónica y más y más niños sufrirán el abuso y la explotación".


 

 

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda