Lesotho

Nueva campaña de prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo en Lesotho

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lesotho/2010
Tras realizarse su primer examen médico prenatal en la clínica experimental del distrito de Berea, en Lesotho, Malekena George emprende el regreso a su hogar.

Por Shantha Bloemen

DISTRITO DE BEREA, Lesotho, 16 de marzo de 2010 – Malekena George está embarazada de ocho meses, infectada con el VIH, y agotada tras una caminata de cinco horas hasta la clínica experimental, a la que acudió para su primer examen médico prenatal. Debido a que le resultó tan difícil llegar hasta el centro médico, ésta podría ser su última visita a la clínica.

Vea el VÍDEO

El primer hijo de Malekena George murió a los 13 meses de edad, probablemente debido al VIH. Gracias a las labores del Ministerio de Salud de Lesotho, su segundo hijo debería nacer libre de la amenaza de ese virus.

Eso se debe a que en 2007, el Gobierno, en colaboración con UNICEF y otros aliados, puso en marcha una campaña masiva de mejoramiento y ampliación de los servicios de prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo en todo el país. Para lograr los objetivos fijados, el Gobierno y sus aliados tuvieron garantizar que en todas las clínicas de Lesotho se realizara el examen del VIH y se brindará tratamiento a las madres infectadas.

Lesotho a la vanguardia

Lesotho fue uno de los primeros países de la región que autorizó a las enfermeras a brindar tratamiento con medicamentos antirretrovirales. De esa manera, se brindó mayor acceso a esos tratamientos vitales a los habitantes de las zonas más distantes y apartadas del país, donde escasean los doctores.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Lesotho/2010
Makalena George recibe su nuevo "botiquín para la madre y el bebé" en la clínica experimental del distrito de Berea, en Lesotho. El botiquín incluye antirretrovirales y antibióticos.

Pese a esos esfuerzos, quedan importantes obstáculos por superar. Por ejemplo, que muchas mujeres, como probablemente suceda con George, asisten a las clínicas sólo una vez.

Se trata de un problema bastante frecuente en muchos sistemas de atención de la salud africanos. Pese a que los medicamentos antirretrovirales aumentan las probabilidades de que los bebés nazcan libres del virus, brindar tratamiento adecuado a las mujeres infectadas con el VIH a veces no es fácil, especialmente en las regiones más alejadas. La combinación de las grandes distancias, la carencia de medios de transporte y la pobreza impide a muchas mujeres recibir atención de la salud prenatal con la regularidad requerida. Esos factores también llevan a muchas mujeres a abandonar los programas de prevención de la transmisión del VIH de madre a hijo y a dar a luz en sus hogares, sin ayuda de personal médico capacitado.

En Lesotho, donde uno de cada cuatro habitantes es portador del VIH, esa única visita médica prenatal adquiere una importancia fundamental.

La salud de la madre y el hijo

Los métodos de prevención innovadores que se emplean en Lesotho también significan una gran diferencia. El Gobierno ha instituido un conjunto básico de servicios de salud para las mujeres embarazadas como Malekena George, que incluye el suministro de antibióticos y de los medicamentos antirretrovirales más eficaces para que ellas y sus hijos se mantengan saludables. Cuando se les da de alta de las clínicas, las mujeres reciben instrucciones claras sobre los medicamentos que deben tomar y cuándo deben hacerlo, y sobre qué medicinas deben darle a sus hijos recién nacidos.

UNICEF y la Organización Mundial de la Salud han diseñado un conjunto de medicamentos llamado “botiquín para la madre y el bebé” que las madres llevan a sus casas y que ayuda a que el tratamiento antirretroviral resulte aún más accesible. Se trata de un botiquín donde los medicamentos y los antibióticos están codificados por colores. El “botiquín para la madre y el bebé”, que se comenzará a emplear en julio en cinco países de África oriental y meridional, entre ellos Lesotho, reemplazará al método usado hasta ahora, que consistía en que las enfermeras separaban los medicamentos en distintas bolsas que entregaban a las madres con las correspondientes instrucciones. En el nuevo botiquín, los antibióticos y los medicamentos antirretrovirales están separados y codificados de manera que resulta fácil comprender cuáles se deben tomar, y cuándo.

“Quisimos aprovechar esa primera consulta médica prenatal”, afirmó Blandinah Motaung, Experta en Salud Materna y VIH de UNICEF. “Si la mujer da a luz en el hogar, ya tendrá ese botiquín a su disposición”.

Notable disminución de las infecciones

Los expertos en cuestiones sanitarias creen que gracias al nuevo régimen de tratamientos antiretrovirales, así como a los esfuerzos orientados a que más mujeres tomen los medicamentos en sus hogares, se reducirá notablemente el número de niños nacidos con VIH.

“Lo que se espera es que la adhesión más rigurosa a los tratamientos y el hincapié que se hace en el amamantamiento exclusivo durante los primeros seis meses de vida de los niños nos permita reducir la tasa de transmisión del VIH a menos de un 5%”, comentó Motaung.

Medicamentos para el hogar

Tras el examen médico, Malekena George escuchó atentamente a Marethabile Lelia, la enfermera de la clínica que le indicó qué medicamentos debía llevar a su hogar, y a una integrante del grupo de apoyo entre madres, que le recalcó la importancia de ceñirse al tratamiento indicado.

Pese a que Malekena George tiene otra cita médica en la clínica, Lelia no espera verla hasta que su hijo tenga seis semanas y deba recibir la primera serie de vacunas y hacerse el primer examen del VIH. La prueba debe repetirse cuando el niño tiene 12 y 18 meses de edad.

Mientras se aprestaba para emprender la caminata de cinco horas de regreso a su hogar, Malekena George se aferraba a los medicamentos que le habían entregado, ya que sabía que se trata de la única esperanza de que su bebé eluda la infección con el VIH y crezca en buen estado de salud.


 

 

Vídeo (en inglés)

4 de marzo de 2010: La corresponsal de UNICEF, Shantha Bloemen, informa sobre una nueva campaña que se lleva a cabo en Lesotho para prevenir que las mujeres embarazadas infectadas con el VIH transmitan el virus a sus hijos al nacer.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda