La infancia y el VIH/SIDA

El informe de ONUSIDA dice que a pesar de los avances logrados en la lucha contra el VIH aún quedan importantes obstáculos por superar

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ06-1378/Pirozzi
Thembi Ngubane, de 19 años de edad, con su hija en su hogar de la localidad de Khayelitsa, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Thembi está infectada con el VIH pero su hija no. Esto se debe a que Thembi participó en un programa de prevención del SIDA.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, 29 de julio de 2008 – El Informe Sobre la Epidemia Mundial de SIDA de 2008, dado a conocer hoy por ONUSIDA, indica que se ha producido una reducción del número de personas que mueren anualmente de SIDA, así como de las que se han infectado con el VIH.

“Los resultados son alentadores”, afirmó Jimmy Kolker, jefe de los programas de VIH/SIDA de UNICEF.

“El tratamiento de las personas infectadas ha tenido resultados positivos”, agregó. “Lo que sucede es que esas personas viven más tiempo y que se presta atención a los mensajes sobre la prevención, aunque quedan aún por superar grandes obstáculos en lo que respecta a la prevención de las nuevas infecciones”.

ONUSIDA, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el SIDA, reúne a 10 organismos –entre ellos UNICEF– con el objetivo de prevenir la propagación del VIH, prestar cuidados a las personas infectadas con ese virus y mitigar los efectos del SIDA a nivel mundial. Cada dos años, ONUSIDA da a conocer estadísticas actualizadas sobre el SIDA mediante sus informes mundiales.

Mayor acceso al tratamiento

El informe mundial del ONUSIDA de este año se dio a conocer al cumplirse la mitad del lapso comprendido entre la Declaración de compromiso en la lucha contra el VIH/SIDA de 2001 y 2015, que es el plazo para conquistar el Objetivo de Desarrollo del Milenio de revertir la epidemia de esa enfermedad.

Debido a que desde 2001 los fondos internacionales dedicados a esa lucha se han multiplicado por seis, ha sido posible garantizar que más pobladores del mundo dispongan de acceso al tratamiento contra el SIDA. Sin embargo, el informe de ONUSIDA indica que los avances no se han producido de manera homogénea y que resulta imposible predecir el curso que tomará la enfermedad.

El informe también destaca que no es posible hacer retroceder al SIDA si no se reduce la tasa de nuevas infecciones. En ese sentido, en los últimos dos años se han logrado enormes avances con respecto a los programas orientados a prevenir la transmisión del VIH de la madre al hijo.

Prueba del VIH a edad temprana

“En los países de bajos y medianos ingresos el porcentaje de mujeres que disponen de acceso a los tratamientos preventivos para sus hijos lactantes ha aumentado de manera notable, de un 9% en 2004 a un 33% en 2007”,  explicó el Sr. Kolker.

De manera paralela, sin embargo, el número de nuevas infecciones de niños y niñas sólo ha disminuido levemente, ya que según estadísticas de ONUSIDA, entre 2006 y 2007 se redujo de 300.000 a 270.000.

“Este año deberíamos concentrarnos en la integración de los servicios”, explicó el Sr. Kolker, quien agregó que una prioridad de UNICEF consistirá en establecer un proceso continuo de atención de la salud de las mujeres y niños, haciendo hincapié en la posibilidad de que los niños y niñas se hagan la prueba del VIH a una edad temprana.

Un reto para nuestra generación

Para UNICEF, otra cuestión prioritaria serán los más de 2 millones de jóvenes de 15 a 24 años que viven con VIH en el mundo.

Entre esos jóvenes, las tasas de infección no han disminuido y los conocimientos sobre la prevención del VIH continúan siendo alarmantemente escasos. Solamente un 40% de los adolescentes de los países de ingresos bajos y medios son capaces de responder correctamente cinco preguntas simples sobre las causas del SIDA y cómo prevenir la infección.

“En materia de conocimientos básicos sobre el VIH, en 2001 nos habíamos fijado una meta de más del 90% para este año, de manera que estamos muy atrasados”, comentó el Sr. Kolker. Añadió que UNICEF colabora con sus aliados para individualizar a los jóvenes vulnerables al VIH/SIDA y elaborar los medios necesarios para brindarles educación y servicios.

“La reducción del número de muertes debidas al SIDA indica que estamos bien encaminados, pero aún así todos los años mueren millones de personas, y 33 millones de seres humanos viven con el VIH”, terminó diciendo él Sr. Kolker. “De manera que éste es un enorme reto para nuestra generación”.


 

 

Vídeo (en inglés)


29 de julio de 2008: Jimmy Kolker, jefe de los programas de VIH/SIDA de UNICEF, se refiere a las implicaciones del informe mundial sobre el SIDA de  ONUSIDA.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda