La infancia y el VIH/SIDA

Un informe de ONUSIDA indica que aunque la propagación del SIDA disminuye en intensidad a nivel mundial, en algunas regiones está en aumento

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ06-0600/Markisz
El Director Ejecutivo de ONUSIDA, Peter Piot, y Ann M. Veneman, la Directora Ejecutiva de UNICEF, presentan en Nueva York el Informe sobre la epidemia mundial de SIDA de 2006.

Por Chris Niles

NUEVA YORK, Estados Unidos, 30 de mayo de 2006 – Según el informe sobre la pandemia del SIDA más completo que se haya compilado hasta la fecha, la propagación de la infección es cada vez más lenta.

Sin embargo, el Informe sobre la epidemia mundial del SIDA de 2006 que preparó ONUSIDA indica que en algunas regiones el número de nuevas infecciones sigue en aumento, y que el SIDA aún constituye una amenaza extraordinaria.

“En los últimos cinco años hemos sido testigos de importantes avances por parte de diversos países en materia de asignación y obtención de fondos; disminución del número de nuevas infecciones, especialmente entre los jóvenes, y aumento del número de personas que reciben tratamiento, todo lo cual indica que comenzamos a percibir los réditos de las inversiones de fondos contra el SIDA", señaló Peter Piot, Director Ejecutivo de ONUSIDA.

El nuevo informe, dado a conocer hoy, también ilustra las consecuencias que tiene el SIDA en las vidas de los niños y niñas del mundo. Unos 1.500 niños y niñas menores de 15 años se infectan diariamente con el VIH, y unos 15 millones han perdido a uno o ambos progenitores debido a la enfermedad.

“La niñez es el rostro ausente del SIDA, pero además, lo que está ausente es el reconocimiento por parte de la comunidad mundial de los efectos que tiene el SIDA en la vida de los niños y niñas", añadió Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF.

“El último mal año"

El informe de ONUSIDA registra el progreso de una estrategia puesta en marcha en 2001, cuando la Declaración de Compromiso de las Naciones Unidas fijó objetivos específicos en materia del mejoramiento de la respuesta mundial ante el SIDA. El informe indica que quedan pendientes varios desafíos importantes, como la necesidad de mejorar la planificación, y de brindar conducción sostenida y financiación confiable a largo plazo. Pero agrega que, en términos generales, la estrategia parece rendir frutos.

“Este es el último mal año en la historia del SIDA", expresó el Dr. Piot.

Sin embargo, en el mundo hay aún unos 40 millones de personas que viven con el VIH y el SIDA, diariamente se infectan unas 11.000 personas y 8.000 más mueren debido a la enfermedad. En determinadas regiones, como las de África Meridional y Europa Oriental, las tasas de infección continúan en aumento.

Pero el informe de ONUSIDA hace hincapié en que la respuesta mundial quizá esté llegando al punto de masa crítica.

“Todo lo que hagamos de aquí en más revestirá particular importancia, ya que sabemos con certeza cada vez mayor hacia dónde se dirige el VIH y de qué manera avanza, y conocemos la forma en que podemos confrontar la epidemia y reducir sus consecuencias", explicó el Dr. Piot.

Dirigentes de todo el mundo examinarán los avances logrados en materia de respuestas ante el SIDA esta semana, cuando se lleve a cabo la Reunión de Alto Nivel sobre el SIDA de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2006.


 

 

Vídeo (en inglés)

30 de mayo de 2006:
Chris Niles, corresponsal de UNICEF, informa acerca del "boletín de calificaciones” de ONUSIDA sobre la propagación del SIDA en el mundo.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda