La infancia y el VIH/SIDA

La región de Asia Oriental y el Pacífico da a conocer en Hanoi un “Llamamiento a la Acción” contra el VIH/SIDA

Imagen del UNICEF
© UNICEF EAPRO/2006/Nguyen
Los 13 delegados juveniles que participaron en la Consulta Regional de Asia Oriental y el Pacífico sobre la Niñez y el VIH/SIDA se despiden durante la ceremonia de clausura.

Por Jennifer Chen

HANOI, Viet Nam  , 24 de marzo de 2006 - Funcionarios de gobierno y delegados de toda la región de Asia Oriental y el Pacífico se comprometieron hoy a tomar a breve plazo medidas decididas con respecto a la cuestión de la niñez y el VIH/SIDA en esa parte del mundo.

Después de tres días de deliberaciones, más de 300 representantes de gobiernos, organizaciones internacionales y agrupaciones de activistas pusieron fin en Hanoi, Viet Nam , a la Consulta Regional de Asia Oriental y el Pacífico sobre la Niñez y el VIH/SIDA con una sólida demostración de apoyo al “Llamamiento a la Acción en Hanoi”. El Llamamiento exhorta a los países de la región a tomar medidas específicas para hacer frente a las consecuencias del virus en los niños y las niñas.

"Es la primera vez que en esta región llegamos a un compromiso colectivo que delinea los pasos concretos que daremos para incrementar nuestra respuesta al problema de la infancia y el SIDA", afirmó durante la ceremonia de clausura de la reunión Anupama Rao Singh, Directora Regional de UNICEF para Asia Oriental y el Pacífico.

Una cuestión de urgencia

En una declaración que fue leída en su nombre, el Director Ejecutivo de ONUSIDA, Dr. Peter Piot, afirmó que resulta de importancia fundamental dar prioridad a los niños, niñas y jóvenes de la región en todos los aspectos relacionados con el tratamiento del VIH/SIDA. Los expertos advierten que cualquier aumento de la tasa de prevalencia del VIH en Asia Oriental tendría efectos devastadores debido a la magnitud de la población de la región.

"El avance hacia el acceso universal reviste extrema urgencia debido a que muchos países de la región de Asia Oriental y el Pacífico confrontan la posibilidad de un incremento explosivo del número de infecciones con el VIH", explicó el Dr. Piot.  "Indudablemente, para llegar al acceso universal el primer paso debe consistir en otorgar prioridad absoluta a los servicios dirigidos a los niños, niñas y jóvenes".

Entre las principales recomendaciones del “Llamamiento a la Acción en Hanoi” figuran la exhortación a los países de la región a que realicen evaluaciones precisas sobre la situación de los niños y niñas infectados y afectados por el VIH y el SIDA. En la actualidad, en las naciones de la región de Asia Oriental y el Pacífico hay unos 31.000 niños y niñas infectados con el VIH, mientras que unos 450.000 han perdido a uno o ambos progenitores debido al SIDA. Los expertos que asistieron a la conferencia de Hanoi destacaron que, a pesar de ello, en gran parte de los países de la región se carece de datos precisos sobre los niños en situación de vulnerabilidad, incluso dónde se encuentran y cómo se les puede prestar servicios.

La necesidad de un plan de acción

El documento también indica que los países deben eliminar el estigma generalizado que acompaña al VIH y el SIDA. Durante la consulta de tres días de duración, los delegados hicieron constante hincapié en que el estigma y la discriminación de las personas que viven con el VIH SIDA, así como de aquellas que forman parte de grupos de alto riesgo, constituyen los principales obstáculos cuando se trata de prestar ayuda a los niños, niñas y familias que sufre las consecuencias del virus.

"Debemos descubrir la manera de eliminar el estigma, para que no obstaculice las necesarias labores de prevención, tratamiento y atención que necesitan tanto los niños y niñas como sus padres y madres", afirmó la Dra. Beverly Nyberg, de la Oficina de coordinación mundial en materia de SIDA de los Estados Unidos.

Durante la ceremonia de clausura de la consulta, varios delegados menores de 18 años recalcaron la necesidad de que se dé continuidad a la reunión mediante planes de acción concreta. "No queremos promesas, queremos medidas y actividades referidas a la prevención, el tratamiento, el cuidado y el apoyo en materia de VIH", afirmó un delegado juvenil de Myanmar. "Esperamos que los delegados elaboren planes de acción. Por favor, no desperdicien nuestra esperanza, nuestro futuro”.


 

 

Búsqueda