Haití

La protección de las madres infectadas con el VIH y sus hijos después del terremoto de Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2010/Valcarcel
Jeanne (nombre ficticio), embarazada de seis meses e infectada con el VIH, vive en un campamento de desplazados en Puerto Príncipe, la capital de Haití. UNICEF trabaja para garantizar que los haitianos que viven con el VIH reciban atención médica, y que no se interrumpa el tratamiento de los que toman medicamentos antirretrovirales.

Por Diana Valcarcel

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 2 de marzo de 2010 – Jeanne (nombre ficticio) está sentada en una colchoneta en el interior de la tienda de campaña que ocupa en uno de los campamentos de desplazados de Puerto Príncipe, la capital de Haití.

Jeanne, de 28 años de edad y embarazada de seis meses, está infectada con el VIH. El 12 de enero, cuando Haití sufrió los devastadores efectos de un poderoso terremoto, Jeanne regresaba del mercado a su hogar. Su reacción inicial fue de temor por su hijo por nacer. Tratando de protegerse del derrumbe de una pared, se fracturó un dedo. Con el sismo, Jeanne perdió prácticamente todo lo que tenía y amaba: su padre, su pareja y sus medios de subsistencia. Sin embargo, no perdió la criatura por nacer.

 “¿Has pensado qué nombre le vas a poner?”, le pregunto.

“No. No puedo pensar en nada”, contesta. “Desde que ocurrió el terremoto no he podido pensar. Estoy alterada, confundida...”.

Otra pérdida peligrosa
Debido a la destrucción de su hogar, Jeanne también perdió los medicamentos que formaban parte de su tratamiento antirretroviral contra el VIH. Afortunadamente, la desgracia duró poco, porque varios días después obtuvo en una clínica los remedios que previenen que Jeanne le transmita el VIH al niño por nacer. Muchas embarazadas haitianas infectadas con el VIH han corrido peligro de no recibir esos medicamentos —y en algunos casos se han visto obligadas a interrumpir el tratamiento antirretroviral— como consecuencia del desastre natural.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2010/Valcarcel
Jeanne (nombre ficticio) junto a Mimi Tribie, Especialista en VIH/SIDA de UNICEF, en el interior de una tienda de campaña en un campamento de desplazados por el terremoto en Puerto Príncipe, Haití.

Jeanne se enteró de que estaba infectada con el VIH en junio de 2006. Poco después supo de la existencia del tratamiento antirretroviral gracias a SEROvie, una organización no gubernamental que recibe apoyo de UNICEF que comenzó a suministrarle los medicamentos en una clínica privada y de manera completamente reservada.

Por haber perdido su empleo, Jeanne ya no puede costearse el tratamiento. Por otra parte, no quiere acudir al Hospital General de Puerto Príncipe porque teme que se haga pública su condición de salud.

Según el Ministerio de Salud de Haití, en el país hay unas 120.000 personas que viven con el VIH. De ellas, 63.000 son mujeres y 7.000 están embarazadas, y 8.500 son niños o niñas. Las tasas de VIH de los adolescentes son alarmantemente elevadas, especialmente la de las niñas, que tienen un índice de infección dos veces más elevado que los varones.

La prevención de la transmisión del VIH
Desde 2006, UNICEF ha colaborado con un programa de prevención de la transmisión del VIH de la madre al hijo que la ONG Red de información sobre la salud lleva a cabo en la región de la Meseta Central de Haití, donde ya sea brindado tratamiento a más de 2.000 mujeres. UNICEF también brinda apoyo al Centro Gheskio, una importante clínica de pacientes ambulatorios de VIH/SIDA que funciona en Puerto Príncipe y que ofrece una amplia gama de servicios, como los de diagnóstico de los lactantes y los de prevención y tratamiento del VIH/SIDA pediátrico y adolescente.

UNICEF también trabaja para garantizar que todos los haitianos infectados con el VIH continúen recibiendo atención médica, y que los que requieran medicamentos antirretrovirales no dejen de obtenerlos. Asimismo, el organismo internacional continuará prestando apoyo al Ministerio de Salud en lo que respecta a la ampliación de los servicios de prevención de la transmisión del VIH de la madre al hijo, especialmente en las zonas rurales. Además, UNICEF continuará colaborando activamente con diversas ONG locales en las labores de prevención del VIH/SIDA orientadas a los adolescentes.

En el caluroso interior de su tienda de campaña, Jeanne termina de narrar su historia. En mayo dará a luz a un nuevo integrante de su familia, y por su bien y el de esa criatura, espera seguir recibiendo el tratamiento que tan desesperadamente necesita.


 

 

Vídeo (en inglés)

24 de febrero 2010: Thomas Nybo, corresponsal de UNICEF, informa sobre las miles de mujeres haitianas embarazadas que están infectadas con el VIH.

Vídeo   alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda