Sudáfrica

En Sudáfrica, UNICEF y sus aliados dan a conocer un informe sobre la prevención del VIH entre los jóvenes

“Una oportunidad frente a la crisis”, desde la primera adolescencia hasta el comienzo de la edad adulta

Por Kun Li

JOHANNESBURGO, Sudáfrica, 2 de junio de 2011. En Sudáfrica, la nación del mundo con el mayor número de jóvenes infectados con el VIH, se percibe de manera más clara que en cualquier otro país la fuerza destructiva de la epidemia. Según un informe mundial dado a conocer ayer por UNICEF y sus aliados, uno de cada tres jóvenes que se infectan anualmente con el virus es sudafricano o nigeriano.

VÍDEO (en inglés): 2 de junio de 2011. Desde Johannesburgo (Sudáfrica), Kun Li, de UNICEF, informa sobre la presentación de "Una oportunidad frente a la crisis: La prevención del VIH desde la primera adolescencia hasta el inicio de la edad adulta", un informe producido de manera conjunta por UNICEF y sus aliados.  Véalo en RealPlayer

 

El informe, titulado Una oportunidad frente a la crisis: La prevención del VIH desde la primera adolescencia hasta el inicio de la edad adulta confirma que los jóvenes de todo el mundo corren diariamente grave peligro de infectarse con el VIH. Ese riesgo aumenta aún más debido a que no se les suministra información y servicios esenciales adecuados.

“En 2009 solamente, esas carencias e ineficiencias en materia de respuesta se reflejó en los 890.000 nuevos casos de infección de jóvenes en todo el mundo”, afirmó Elhadj As Sy, Director Regional de UNICEF para África oriental y meridional.

Oportunidades para los jóvenes

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2011/Kun Li
En Johannesburgo (Sudáfrica), unos jóvenes que participaron en la presentación de “Una oportunidad frente a la crisis”, un informe mundial conjunto sobre la juventud y la prevención del VIH.

Para los jóvenes de ambos géneros que participan en loveLife, la mayor iniciativa sudafricana de prevención de la epidemia en la juventud, el VIH es un aspecto integral de sus vidas y su trabajo. Para que sus compañeros cuenten con la información que necesitan para protegerse, esos jóvenes llevan a cabo entrevistas individuales y con grupos y campañas en los medios de comunicación. Asimismo, producen piezas teatrales y programas de radio y organizan debates sobre la juventud y el VIH.

Durante el acto de presentación del informe Una oportunidad frente a la crisis, los activistas de loveLife participaron en un debate en el que también participaron representantes de los diversos organismos aliados que colaboraron en la producción del informe. Entre ellos, UNICEF, ONUSIDA, la UNESCO, el Fondo de Población de las Naciones Unidas, la Organización Internacional del Trabajo, la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial.

“Debemos crear oportunidades para los jóvenes”, dijo una de las activistas que participaron en el debate. “Si yo soy una joven que no tiene trabajo pero que a pesar de ello debo ayudar a mantener a mi familia, es muy probable que me rinda ante la presión de mis compañeros, acepte salir con un hombre mayor que me mantenga y hacer todas esas cosas que pueden llevar a que me infecte con el VIH”.

Progreso en materia de prevención

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2011/Kun Li
Los participantes en la presentación del informe “Una oportunidad frente a la crisis” en Sudáfrica (de izq. a der.): Elhadj As Sy, Director Regional de UNICEF para África oriental y meridional; Nicola Willis, Directora de Africaid de Zimbabwe; la Dra. N. Dlamini, Directora de estrategias de prevención del Departamento de Salud de Sudáfrica; Shumikazi Kwinana, Directora de servicios en el terreno de loveLife; y Rayhana Rassool, Directora superior de campañas de Soul City.

El informe Una oportunidad frente a la crisis indica que pese a esos retos se han logrado algunos avances con respecto a la prevención de nuevas infecciones entre los jóvenes. En muchos países con altas tasas de infección han disminuido la prevalencia y la incidencia del VIH.

Mientras que en 2001 en el mundo había unos 5,7 millones de jóvenes con VIH, en la actualidad ese número se ha reducido a unos 5 millones. A pesar de ello, esa disminución del orden del 12%, representa menos de la mitad de la meta del 25% que habían establecido los dirigentes del mundo hace una década.

Además, los jóvenes de África, y especialmente las mujeres jóvenes, constituyen el sector más vulnerable en la batalla contra el VIH.

“La dura realidad, especialmente la amenazadora realidad que tiene frente a sí la juventud africana, nos debería impulsar a reflexionar sobre los compromisos que adquirimos para garantizarles una transición segura a una edad adulta saludable y productiva”, afirmó Sy. “Para prevenir nuevas infecciones es necesario que las familias, los educadores y los dirigentes de las comunidades se comprometan de manera mucho más profunda a crear entornos seguros y protectores para los integrantes más vulnerables de la sociedad, y especialmente para las niñas”.

Conjunto de intervenciones

Los participantes en el acto de presentación del informe señalaron que para reducir el número de nuevas infecciones será necesario prestar mayor atención a las actividades de prevención, atención y apoyo orientadas a los adolescentes y jóvenes vulnerables. Señalaron, sin embargo, que el mundo ahora sabe cuáles son los enfoques, las políticas y los métodos eficaces para prevenir la transmisión del VIH entre los jóvenes. Ese conjunto de intervenciones comprende:

  • La abstención de las relaciones sexuales y del uso de drogas inyectables.
  • El empleo correcto y congruente de los preservativos masculinos y femeninos.
  • La circuncisión médica masculina.
  • Los programas de intercambio de jeringas y agujas hipodérmicas en el marco de programas integrales de reducción de los daños.
  • El tratamiento con medicamentos antirretrovirales de la infección con el VIH (que reduce los riesgos de transmisión) o como medida de prevención después de la exposición al virus.
  • Las actividades de comunicación en pro del cambio social y la modificación de los comportamientos.

 

Imagen del UNICEF
© UNICEF South Africa/2011/Kun Li
Vista general del acto de presentación en Johannesburgo(Sudáfrica) de Una oportunidad frente a la crisis, el informe mundial conjunto sobre la juventud y el VIH.

Con respecto al último punto, los jóvenes tienen una importancia fundamental para que las labores de prevención resulten exitosas. Al convertirse en educadores de sus pares, como sucede con los activistas de loveLife, los jóvenes pueden adquirir nuevos conocimientos y aptitudes y más confianza en ellos mismos.

 Marcar una diferencia

“Aunque antes no sabía que me gustaba la radio, ahora se ha convertido en lo que más me gusta en el mundo”, comentó Xolani Khoza, un productor de radio de 19 años de edad que trabaja para loveLife en Orange Farm, un vecindario pobre cerca de Johannesburgo.

“Todos los días, unos 400 niños y niñas acuden después de clases a nuestro centro juvenil para escuchar nuestros programas”, añadió Xolani. “En esos programas no sólo les educamos acerca de temas fundamentales, como el embarazo adolescente, sino sobre todas las demás cuestiones que afectan sus vidas”.

“Al principio yo era muy tímida”, apuntó Kedibone Segonote, otra educadora de 19 años de edad. “Pero desde que comencé a colaborar con loveLife he conocido y conversado con tantos jóvenes que no sólo siento gran confianza en mí misma sino que creo que estoy marcando una diferencia en sus vidas”.


 

 

Campaña contra el Sida


Este sitio está disponible en inglés
Búsqueda