Panorama: Níger

El Foro Nacional de la Infancia sitúa las opiniones de los jóvenes en el proceso electoral de Níger

Por Halimatou Hima Moussa Dioula

NIAMEY, Níger, 20 de diciembre de 2010. Una revolución silenciosa está teniendo lugar en el más improbable de los lugares, y los niños están en la vanguardia. “Quiero que se respeten nuestros derechos y pedimos que el nuevo presidente edifique escuelas con aulas bien construidas”, dijo Hourey Amadou, de 12 años de edad y uno de los 161 participantes en el Foro Nacional de la Infancia celebrado el mes pasado en la capital de Níger, Niamey.

VÍDEO (en inglés): 27 de noviembre de 2010. UNICEF informa sobre el comienzo de una campaña destinada a dar prioridad a los niños y niñas en el programa de Níger en materia de desarrollo.  Véalo en RealPlayer

 

En el foro, los niños de 36 distritos tuvieron la oportunidad única de hablar sobre sus preocupaciones durante tres días de reuniones con dirigentes políticos, investigadores, periodistas y personal de las Naciones Unidas.

Niños y niñas de todas las procedencias se reunieron para esta iniciativa, la primera en su género, con el apoyo de la sociedad civil y los medios de comunicación, en un momento en que el país está en una encrucijada entre el gobierno militar y un régimen democráticamente elegido.

Escuchar las opiniones de los niños

“Tiene que haber bombas de agua en nuestros pueblos y las autoridades deben trabajar para asegurar que haya suficientes alimentos para todos”, dijo el joven Hourey en un debate con Hourera Abdou, otro delegado del foro que trabaja como aprendiz en el taller de un sastre. Entre los participantes también había niños y niñas con discapacidad, jóvenes en conflicto con la justicia, algunos que nunca habían ido a la escuela y otros que aspiran a ser médicos.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Niger/2010/Pirozzi
Una niña formula una pregunta durante una reunión con el Presidente del Parlamento interino de Níger en la sede de esta institución en Niamey, como parte del Foro Nacional de la Infancia.

En vísperas del foro, un programa de capacitación respaldado por UNICEF reunió a los niños en sus respectivas regiones y les animó a expresar sus necesidades e inquietudes a través de mensajes que luego se presentaron a los encargados de tomar decisiones.

El 26 de noviembre, los niños invitaron a los miembros de las tres principales coaliciones políticas del país, así como a ministros del Gobierno, personal del UNICEF y otras partes, para asistir a una ceremonia que terminó con una declaración leída por los delegados de la juventud. En ella, exhortaron a los dirigentes a que les escuchen y dijeron: “Queremos vivir nuestro sueño de un mañana mejor. Tenemos algunas propuestas que hacer. ¡Escúchennos!”

Persiste la vulnerabilidad

Los mensajes de los niños que participaron en el Foro se difunden diariamente en emisoras de radio y televisión antes de las elecciones presidenciales y locales que están programadas para el próximo mes. Se espera que los medios de comunicación cumplan con la parte que les toca e informen a los votantes acerca de los derechos de la infancia por medio de entrevistas, debates e investigaciones.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Niger/2010/Pirozzi
Una niña lee la declaración de los participantes en la ceremonia de clausura del Foro Nacional de la Infancia, que se celebró en el centro cultural Djado Sekou en Niamey, Níger.

““Los derechos sobre los que hemos estado hablando deben convertirse en realidad y no seguir siendo cuestiones vacías sobre las que se habla fácilmente durante los discursos oficiales”, según expone Guido Cornale, Representante de UNICEF en Níger.

Un estudio nacional sobre la pobreza infantil y las desigualdades en Níger, publicado en 2009, encontró un alto grado de vulnerabilidad en este sentido: Más de 9 de cada 10 niños no disfrutan de por lo menos un derecho esencial para su bienestar, mientras que casi 8 de cada 10 niños se ven privados de al menos dos derechos esenciales de forma simultánea.

Los esfuerzos realizados por el Gobierno de Níger y sus aliados en la última década han tenido repercusiones limitadas sobre la calidad de la salud y la educación, y la reducción de las disparidades de género. Como resultado, el 34% de las niñas se casan antes de los 15 años y casi la mitad de todos los niños entre los 5 y los 14 años tienen que trabajar.

Garantizar la responsabilidad

Para aumentar el conocimiento acerca de estos indicadores y preocupaciones clave, UNICEF y sus aliados han celebrado recientemente sesiones de capacitación para unos 50 dirigentes políticos involucrados en el proceso electoral.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Niger/2010/Pirozzi
Unos jóvenes se reúnen con dirigentes religiosos en la gran mezquita de Niamey (Níger) como parte del Foro Nacional de la Infancia.

Como parte de este proceso, también se invitará a los candidatos a la presidencia a compartir sus opiniones y planes de acción concretos para el mejoramiento de las condiciones de vida de los niños. A continuación se les pedirá que firmen un memorando en el que sellen su compromiso, un primer paso para velar por los derechos del niño.

“Han pasado 50 años desde que nuestro país se independizó pero todavía sufrimos a causa del hambre y la pobreza”, dijo Ibrahim Boubacar, de 14 años y participante del Foro Nacional de la Infancia. “En 15 años, veo un Níger próspero y rico, un país donde todos los niños vivirán felices”.


 

 

Búsqueda