Iraq

El periodismo “amigo de los niños” brinda una voz a los niños, niñas y jóvenes del Iraq.

Imagen del UNICEF: Iraq, child journalists
© UNICEF Iraq/2007
Los niños iraquíes prueban sus aptitudes periodísticas.

Por Claire Hajaj and Ban Dhayi

MOSUL, Iraq, 29 de junio de 2007 – El programa de televisión “Sabah El Kheir Mosul” (Buenos días, Mosul) es diferente de todos los demás programas de noticias iraquíes. A fin de contrarrestar los sombríos informes cotidianos sobre bombardeos y actos de violencia, el conductor del programa, Mohammad, de 28 años de edad, ofrece un ángulo informativo novedoso, ya que se concentra en las vidas de los niños y las niñas.

“Soñaba con ser dibujante de caricaturas para niños”, recuerda Mohammad. “Pero debido a la guerra, ese trabajo es muy difícil, de manera que por ahora me alcanza con dar cabida a los niños y niñas en mi programa periodístico, porque ellos necesitan toda la ayuda que les podamos brindar”.

El trabajo de Mohammad está dedicado a las cuestiones que afectan más profundamente las vidas de los niños, como sus experiencias en la escuela, el trato de reciben en sus hogares y los cambios que el conflicto impone en sus vidas. Mohammad también conduce un programa de radio en el que, a pesar de las difíciles circunstancias que se viven en el Iraq, se da a los jóvenes artistas y escritores –así como a otras personas jóvenes– la oportunidad de compartir con sus pares su talento y sus esperanzas.

“En nuestro programa tratamos asuntos que a las familias les resulta difícil confrontar, como el consumo de tabaco, el uso indebido de drogas y la presión para que los niños abandonen sus estudios para ir a trabajar”, explica Mohammad. “Los temas de este tipo los tratan mejor los propios jóvenes. Los adolescentes sólo prestan atención si la información se la ofrecen otros adolescentes, porque entre ellos hablan de manera directa y franca”.

Informar sin peligro sobre los asuntos de la niñez

Pese a que en el Iraq el periodismo “amigo de los niños” es muy útil y necesario, Mohammad y sus colegas están expuestos a muchos peligros. Después de años de censura autoritaria, los medios de comunicación del Iraq son ahora blanco de la violencia. Desde 2003 cientos de periodistas iraquíes han sido asesinados, secuestrados o detenidos.

Imagen del UNICEF: Iraq, child journalists
© UNICEF Iraq/2007
Mohammed comparte impresiones con otros periodistas iraquíes.
“No sé dónde se agazapa el peligro”, dice Mohammad. “Los invitados a mi programa también tienen miedo de ser blanco de ataques. Si un niño aparece en determinado canal, hay quienes creen que la familia entera del niño simpatiza con la ideología de esa estación de televisión”.

La difusión de las cuestiones que afectan a la niñez de manera segura a pesar de las enormes dificultades y los terribles riesgos fue el tema central de una reciente reunión que organizó UNICEF con la participación de más de 30 periodistas iraquíes pertenecientes a las principales cadenas de televisión y estaciones de radio, así como autores de blogs, un medio de difusión que ha estado ganando gran popularidad en el país. Los participantes debatieron acerca de las razones que han relegado la cobertura de los temas de la infancia a un segundo plano con respecto a la crisis política y sectaria del Iraq.

Una resolución sobre los derechos de los niños

Según Mohammed, la reunión ofreció a los periodistas iraquíes una rara oportunidad de debatir sin tapujos ni temores temas que afectan a sus hijos y familias.

“En el Iraq, nos esforzamos por garantizar una difusión objetiva de las cuestiones humanitarias. Tantos son los problemas que tenemos que solemos olvidarnos de los niños y sus problemas, o presentarlos de manera errónea”, comenta Mohammad. “La participación de los niños y niñas en los medios de comunicación sirve para darles más autoestima y ayuda a educar e ilustrar a los demás jóvenes. Como periodistas y como miembros de nuestras comunidades, tenemos la responsabilidad de ayudarles”.

Uno de los resultados de la reunión consistió en que los periodistas iraquíes elaboraron y firmaron una resolución mediante la cual se comprometieron a tomar medidas concretas para proteger los intereses de los niños y niñas y denunciar a quienes violan los derechos humanos básicos de los menores.

Se trata de la primera ocasión desde 2003 en la que la dividida prensa iraquí concuerda en un tema de importancia, lo que para Mohammed demuestra claramente que la niñez tiene el poder de unir a la gente. “La mejor que pueden hacer los periodistas iraquíes para lograr la unidad y la recuperación del país”, comentó, “es concentrarse en el bienestar de los niños”.


 

 

Búsqueda