Adolescencia y juventud

Invertir en los adolescentes

“Brindar la oportunidad para que los adolescentes desarrollen sus capacidades individuales en entornos seguros que favorezcan su preparación y los capaciten para participar en las sociedades en que viven y enriquecerlas.” De “Adolescencia: Una etapa fundamental”

La adolescencia es un periodo de transición que depende de muchas variables y factores que influyen y determinan el bienestar de los adolescentes. No se trata de un grupo homogéneo.  Los adolescentes viven en diversas circunstancias con diferentes necesidades y experiencias que varían no solamente en relación al género, sino también al origen étnico, la cultura, la discapacidad, la situación económica, la educación y el estatus social.

Una inversión considerable en la salud y la educación de los adolescentes y las personas jóvenes, si se concibe y se aplica eficazmente, les permitirá participar adecuadamente y configurar sus propias vidas y el futuro de sus comunidades y países.

El éxito en el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en 2015 exigirá que los encargados de preparar las políticas concedan una mayor atención al tema de las personas jóvenes. Se podría decir que la generación de adolescentes de hoy en día es el objetivo primario de los ODM, así como los beneficiarios y agentes de su realización total. El nivel en que se logren los objetivos influirá directamente en sus vidas, ya que ellos serán los adultos jóvenes en 2015. Al mismo tiempo, no solamente los ocho ODM tienen repercusiones sobre los adolescentes, sino que ellos mismos desempeñarán un papel fundamental en su logro, algo que es preciso reconocer.

Las inversiones destinadas a crear capital humano (por ejemplo, mejorar el acceso a los servicios de salud preventivos o curativos, o mejorar la cobertura, calidad y pertinencia de los programas educativos) tienen como resultado una población de jóvenes mejor capacitada y más productiva, con un gran potencial para contribuir al desarrollo local, nacional e internacional. También permitirá a los gobiernos lograr el crecimiento económico necesario para satisfacer las necesidades de sus poblaciones.

Los programas para desarrollar y utilizar la creatividad de los adolescentes y las personas jóvenes son fundamentales para mantener las innovaciones de las que depende el desarrollo de la economía globalizada de hoy en día.

Imagen del UNICEF

 

 


 

 

Búsqueda