Adolescencia y juventud

Jóvenes cineastas: Grandes experiencias en la pantalla grande

(Ivana Šušnjar, de 14 años, Bosnia y Herzegovina, 2012). Así es como esta joven se mueve. Ganadora de la categoría (Auto)Retrato de los premios OneMinutesJr. de 2013.

 

Por Karen Cirillo

AMSTERDAM, Países Bajos, 16 de diciembre de 2013 – Las luces se apagaron en el teatro abarrotado y los videos de OneMinutesJr. llenaron la pantalla.

La proyección formaba parte del Festival Internacional de Documentales de Amsterdam (IDFA). Los videos nominados para el premio de 2013 de OneMinutesJr. se presentaban por primera vez como parte de la ceremonia y de la clase magistral que se celebran todos los años.

Actividades especiales para cineastas especiales

Las actividades, organizadas por UNICEF, la Fundación One Minutes y el IDFA, son una celebración de los mejores videos de un minuto realizados por jóvenes de todo el mundo. Nueve de los 15 candidatos al premio se encontraban entre el público, procedentes de Bosnia y Herzegovina, Camboya, Georgia, Libia, México, Pakistán y Ucrania; estaban invitados por los Países Bajos para participar en la ceremonia de los premios. A ellos se sumaron cinco jóvenes holandeses para la clase magistral.
 
Los 15 vídeos proyectados fueron nominados para el premio OneMinutesJr. de 2013 en tres categorías: (Auto)Retrato, De Adentro hacia fuera y Un Minuto de Libertad. Habían sido seleccionados entre más de 300 videos producidos en los talleres patrocinados por UNICEF en 15 países a lo largo del año pasado. Los premios se entregaron en una ceremonia celebrada durante el fin de semana.

Imagen del UNICEF
© UNICEF /2013/Cirillo
La proyección de los premios de OneMinutesJr. en el Festival Internacional de Documentales de Ámsterdam (IDFA) tuvo un lleno total.

Y los ganadores son…

El premio de la categoría (Auto)Retrato fue concedido a Ivana Šušnjar de 14 años, de Bosnia y Herzegovina, por su película Mi camino. El film comparte la idea de escoger nuestro propio camino, y utiliza un monociclo como metáfora. Las juezas Marije Veenstra, productora educativa en IDFA, y Marleen Frencken, de 14 años, que participa en el Think Tank de UNICEF en los Países Bajos, declararon: “Las creadora de esta película encontró una forma original y sólida de contar su mensaje. En solamente un minuto, nos inspira de manera positiva, clara y fácil de identificar, y nos ofrece algo en lo que pensar”.

El premio para la categoría de Adentro hacia Afuera fue para  Nastja, de 18 años, de Ucrania, por su película "Abrázame". El vídeo trata sobre el pesar que la protagonista siente por no tratar bien a su madre. Los jueces Hong-Un Truong, artista y profesor de arte, y Zeljko Krivokapic, de 13 años, participante de OneMinutesJr. en Montenegro, declararon: “El video tiene un mensaje simple, pero potente, sobre un tema que pocas veces se debate: la relación única entre una madre y su hija. Bien elaborado y sutil, la tierna interpretación de este video nos da a todos una razón para hacer una pausa y pensar”.

El premio de la categoría Un minuto de libertad fue concedido a Ghada Yousri Benyaala, de 17 años, de Libia, por su película  "Mi reto". La película expresa la libertad que necesitan las mujeres jóvenes para poder elegir una dirección en sus vidas, a pesar de las expectativas de la sociedad. Los jueces Leonard Retel Helmrich, un galardonado cineasta, y Yung Han, estudiante universitario y creador de un vídeo de corta duración, declararon: “La película muestra una gran creatividad y sensibilidad para expresar el tema [del taller] ‘nuestro presente, nuestro futuro’. De una manera sencilla y comprensible, expresa poderosamente las voces de muchos adolescentes que tienen problemas para dedicarse a lo que realmente les gusta. A través de los ojos indómitos de la niña podemos ver alguna posibilidad, lo que podría considerarse como un futuro brillante”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF /2013/Malik
Ivana Šušnjar, de 14 años, (Bosnia y Herzegovina) Ghada Yousri Benyaala, de 17 años, (Libia) celebraron su victoria en los premios OneMinutesJr.

Los tres ganadores recibieron una pequeña cámara de video y un trofeo.

Clase magistral de realización de video

Los premios no fueron la única experiencia gratificante del fin de semana. La clase magistral se inició cuando los cineastas nominados presentaron sus respectivos videos a un grupo de estudiantes y adultos y explicaron los antecedentes del vídeo y por qué querían contar esa historia. Los estudiantes hicieron preguntas acerca de los temas y sobre la forma en que se hicieron las películas.

A continuación, los tres maestros de la clase magistral, todos ellos artistas de vídeo que residenen Ámsterdam, presentaron el tema de la clase de dos días: las preguntas más frecuentes. La tarea que tenían los jóvenes era proporcionar un tema y una pregunta que pudiera servir como fuente de inspiración de un video.

Al día siguiente presentaron sus ideas: “¿Dónde voy a dormir?”, “¿Qué es el amor?”, “¿Qué es la inspiración?”, “¿Cómo sabe la gente lo que estoy sintiendo?”, “¿Por qué no puede la gente dejarme decidir mi propia vida?”. Después de elaborar imágenes visuales para estas preguntas, los equipos se dispusieron a filmar y editar sus nuevos videos de un minuto.

Finalmente, el último día estuvo dedicado al rodaje y la edición, la elección de la música y los títulos, y la preparación para la proyección de las películas. Los participantes estaban acompañados de cuidadores, amigos y facilitadores del taller OneMinutesJr., reunidos para ver los resultados finales de la clase magistral.

Una experiencia única

La oportunidad de viajar a los Países Bajos fue una experiencia única para los jóvenes cineastas. “Esta es una experiencia que te cambia la vida”, dijo Julia van Mourik, Directora de la Fundación One Minutes. “Estos jóvenes han tenido la oportunidad de viajar al extranjero, de que les admiren por su trabajo y de conocer a jóvenes de otros países. Debe ser una experiencia reveladora para ellos”.

La experiencia tuvo un profundo impacto incluso en un joven cineasta que no pudo asistir a los eventos. La ganadora Nastja transmitió un mensaje: “No puedo creer que esto me haya pasado a mí... gracias a UNICEF, he tenido la oportunidad de expresar mis sentimientos hacia mis padres, cosas que antes me daba vergüenza compartir... Aprendimos a hablar de lo que pensamos, y a expresar nuestras ideas y sentimientos”.

UNICEF y la Fundación One Minutes Foundation llevan a cabo la iniciativa OneMinutesJr. desde 2002 y ha trabajado con más de 3.150 en 97 países.


 

 

Búsqueda