Adolescencia y juventud

Niños y niñas indígenas dejan oír su voz durante un encuentro en España

Imagen del UNICEF
© UNICEF Spain/2005/Llienas
La Reina Sofía de España junto a los niños y niñas indígenas que participaron en la reunión de Madrid.

Por Gabriela Malo y Maria Blanco

MADRID, 6 de julio de 2005 – Un total de 80 adolescentes indígenas de 17 países de América Latina se han reunido aquí para acudir al Encuentro Iberoamericano sobre Derechos de la Niñez y Adolescencia Indígena. Los adolescentes esperan con interés su oportunidad para dejar oír su voz. Como representantes de sus respectivas poblaciones indígenas, reflejan las aspiraciones y los temores de sus pueblos, una carga que aceptan con una fuerza alimentada por varios siglos de discriminación y de injusticia, y una esperanza renovada de que se produzcan cambios. Sentados bajo el sol del verano, comparten sus experiencias, sus quejas y sus expectativas. La reunión está patrocinada por la oficina regional de UNICEF en América Latina y el Caribe, el Comité Español de UNICEF y la Agencia Española de Cooperación Internacional.

Por lo menos 40 millones de personas indígenas viven en toda América Latina. Hablan de 300 a 400 idiomas diferentes y representan un 10% del total de la población de la región.

Para la mayoría de los niños y las niñas que participan en la conferencia, este es el momento más importante de sus vidas. Muchos de ellos dejaron por primera vez sus hogares, en zonas remotas de la Cordillera de los Andes o de la Cuenca Amazónica, para tomar un avión –que, si acaso, solo habían visto antes en fotografías– y viajar a Madrid para expresar sus opiniones.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Spain/2005/Martin
Beatriz Veizaga (izquierda), de Bolivia, y un amiga, asisten a las sesiones de trabajo.

La mayoría se preparó durante largo tiempo. Por ejemplo, durante los últimos 18 meses, cientos de niños y niñas indígenas del Ecuador participaron en consultas sobre sus derechos, organizadas por UNICEF a través del sistema de escuelas bilingües (en este contexto, bilingüe significa español y sus lenguas maternas). Luego, 200 se reunieron en Quito, la capital, para elaborar un programa de carácter nacional sobre sus derechos. En ese programa, los niños describen en sus propias palabras, y desde su perspectiva, la clase de país en el que les gustaría vivir y la clase de país en el que no les gustaría vivir.

Sinchi Chimba es uno de estos muchachos. Un joven kichwa de Otavalo, tiene grandes esperanzas en el futuro, como ocurre con la mayoría de los niños y las niñas. Otra adolescente del Ecuador es María Ernestina Pilca Cholango, que dijo que le preocupa la preservación de su cultura y su idioma kichwas.

Otra participante, Yolanda Cupil, de 16 años, de Quetzaltemango, Guatemala, dijo: “Somos seres iguales y merecemos las mismas oportunidades en la vida. El gobierno no respeta esto y apoya a candidatos que no son indígenas.”

Imagen del UNICEF
© UNICEF Spain/2005/Blanco
Yolanda Cupil, de 16 años, de Quetzaltenango, Guatemala.

Yolanda dice que existe tanta discriminación en su país que en el parlamento solamente hay tres miembros indígenas, a pesar de su considerable presencia en Guatemala, donde forman más del 50% de la población. Esta discriminación causa la pérdida de su identidad cultural en un esfuerzo para obtener una mayor tolerancia.

Desafortunadamente, los más afectados por la discriminación y sus efectos colaterales negativos son los miembros más jóvenes de la sociedad.

“Necesitamos una estructura permanente que facilite las consultas políticas en nombre de los jóvenes para mejorar las condiciones de los niños, las niñas y los jóvenes”, añadió Yolanda.

Los gobiernos, los líderes comunitarios ni los progenitores han tenido prácticamente en cuenta las opiniones de los niños y las niñas indígenas. El encuentro de Madrid no solo busca que los jóvenes sean escuchados, sino que el mundo conozca sus puntos de vista. Esta es una experiencia totalmente nueva para los participantes, que deben dejar a un lado la timidez para hablar con franqueza sobre diversos temas. Por ejemplo, el alto porcentaje de menores que no pueden asistir a la escuela, la frecuencia con que suspenden en el primer año tras el contacto inicial con la nueva lengua, la desnutrición y las enfermedades y el maltrato de que muchos niños y niñas son objeto por parte de sus padres y maestros.

Independientemente de la edad de estos jóvenes dirigentes, su origen étnico o sus antecedentes, no cabe duda de que estos adolescentes aprovecharán esta oportunidad para expresar las preocupaciones, olvidadas a menudo, de sus pueblos. Dejan oír su voz en un esfuerzo para resolver los problemas de una nueva generación, problemas que deberían estar ya obsoletos en el mundo de hoy. Con la inauguración del Encuentro Iberoamericano sobre Derechos de la Niñez y Adolescencia Indígena se dará un importante paso en esta dirección.


 

 

Vídeo (en inglés)

Alfredo Alavi Cusillio, de 13 años, de Bolivia, se ha estado preparando para el Encuentro Iberoamericano durante mucho tiempo. Ésta es su historia en sus propias palabras.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Entrevista

El Representante de UNICEF en Ecuador, Paul Martin, analiza la situación de los niños y niñas indígenas de América Latina.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Ensayo fotográfico

Gabriela Malo, de la oficina de UNICEF en Ecuador, describe la compleja preparación que significó reunir a miles de niños, niñas y adolescentes del Ecuador en los encuentros nacionales y continentales sobre los derechos de la niñez indígena.

Anchura de banda
baja | alta
(Real player)

Búsqueda