Brasil

Los adolescentes de Brasil usan la nueva tecnología digital de cartografiado de UNICEF para reducir los riesgos de desastre en las favelas

Por Maria Estela Caparelli, Ludmilla Palazzo y Rhazi Kone

El "Estado mundial de la infancia de 2012: Niñas y niños en un mundo urbano", el informe más importante de UNICEF, fue presentado el 28 de febrero en Ciudad de México para llamar la atención sobre los niños en las zonas urbanas. Mil millones de niños viven en las zonas urbanas, una cifra que va en rápido aumento. Sin embargo, las disparidades dentro de las ciudades revelan que muchos de ellos carecen de acceso a escuelas, centros de salud y servicios de saneamiento, a pesar de vivir junto a estos servicios. Este artículo forma parte de una serie que destaca las necesidades de estos niños.

RÍO DE JANEIRO, Brasil, 19 de marzo de 2012. Hace diez años, Michael Gomes Correia solía volar cometas con sus amigos en la comunidad de Prazeres, una de las favelas de Río de Janeiro. Ahora, el estudiante de 18 años las usa – junto con tecnología móvil– para trazar un mapa de los riesgos socio-ambientales de las favelas y mejorar las vidas de los niños y familias de su comunidad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Brazil/2012/Caffe
Michael Gomes Correia (18 años) forma parte de un grupo de jóvenes de Rio de Janeiro (Brasil), que usan cometas y tecnología móvil para elaborar mapas con los riesgos medioambientales de sus comunidades.

Ubicado justo encima del nivel del mar, Río de Janeiro es vulnerable a inundaciones y desprendimientos de tierra, desastres naturales que se espera que aumenten con el cambio climático. Las favelas de la ciudad están en gran parte situadas a lo largo de las laderas y son de por sí propensas a sufrir tanto desastres como riesgos socio-ambientales, tales como una infraestructura deficiente. En años recientes, las intensas lluvias han causado centenares de fallecimientos y han destruido casas en favelas como la de Morro dos Prazeres, donde vive Michael.

Para responder a esta situación, UNICEF, con el apoyo de la Municipalidad de Río, la Secretaría municipal de Salud y Defensa civil, y el Centro de promoción de la salud (CEDAPS por sus siglas en portugués), ha desarrollado un proyecto de cartografiado efectuado por jóvenes en el que se contrata a los adolescentes para identificar los riesgos sociales y ambientales en sus comunidades.

Ayudar a impedir el desastre

UNICEF, con el Instituto de tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), el Public Laboratory for Open Technology and Science y el Innovative Support to Emergencies Diseases and Disasters, desarrolló una plataforma vanguardista de cartografiado que permite la recopilación de datos en tiempo real mediante aplicaciones web y móviles.

En la iniciativa experimental, un total de 111 jóvenes de cinco comunidades de bajos ingresos –Morro dos Prazeres, Morro dos Macacos, Morro do Borel, Morro do Urubu, y Rocinha– recibieron capacitación sobre este programa, conocido como Sistema de información geográfica (SIG) de UNICEF, para evaluar riesgos y vulnerabilidades de sus vecindarios.

Imagen del UNICEF
© Charles Siqueira/GAL Mosaico
Los jóvenes cartógrafos movilizaron a su comunidad de Río de Janeiro (Brasil) para limpiar los desechos acumulados en zonas de alto riesgo, ayudando así a prevenir los desprendimientos de tierra y los peligros para la salud.

Mediante el uso de teléfonos móviles con el sistema de UNICEF instalado para fotografiar las incidencias, se etiquetaron las fotos automáticamente con coordenadas del sistema de posicionamiento global (GPS), lo que permitió a los investigadores y funcionarios detectar las zonas problemáticas. Los adolescentes entonces usaron cámaras sujetadas a cometas para hacer acopio de imágenes aéreas para ayudar a identificar la presencia o ausencia de redes de drenaje, la disponibilidad de instalaciones de saneamiento, impedimentos paraa la evacuación, y otros temas.

Un comienzo prometedor

En febrero, los jóvenes cartógrafos de UNICEF y sus aliados presentaron sus conclusiones a las autoridades locales de la Secretaría municipal de Salud y Defensa civil, la Secretaría de planificación urbana, la Coordinación de políticas de promoción de salud, la Coordinación de educación ambiental e instituciones académicas y de investigación.

Con los resultados del cartografiado, los adolescentes fueron capaces de movilizar la comunidad de Morro dos Prazeres para limpiar la basura acumulada en áreas de alto riesgo, ayudando así a prevenir desprendimientos de tierra y una variedad de peligros para la salud. Asimismo abogaron por la reparación del puente de UGA-UGA, que desde entonces se ha restaurado.

La iniciativa se ampliará a otras cinco comunidades en 2012. El programa y la experiencia adquirida también se usarán para crear un modelo nacional para la elaboración de mapas de las comunidades, efectuados por los jóvenes.

Para adolescentes como Michael, éste ha sido un comienzo prometedor. “Tenemos que creer en ello”, dijo. “Hacerlo y llegarán los cambios. Esta es la idea”.


 

 

Búsqueda