Sobre UNICEF: Quiénes somos

UNICEF en 2011: Análisis del año

UNICEF registra importantes éxitos en un año humanitariamente difícil

Por Chris Niles

NUEVA YORK, 30 de diciembre de 2011. Desde la hambruna en el Cuerno de África hasta las inundaciones en Pakistán y los levantamientos en Oriente Medio, el año 2011 fue un reto para las familias del mundo en desarrollo.

VÍDEO: 31 de diciembre de 2011. Vea el balance del año que hace UNICEF.  Véalo en RealPlayer

 

Las extremas condiciones climatológicas, el creciente precio de los alimentos y los conflictos políticos desplazaron a millones de personas y llevaron a las familias a la desesperación mientras luchaban por conservar la vida y mantener a sus hijos a salvo de la enfermedad y el hambre.

Mientras de desarrollaba la recesión económica mundial, a las organizaciones humanitarias se les planteaba el reto de cubrir necesidades crecientes con recursos financieros cada vez más escasos.

Millones de personas en situación de necesidad

El mayor campamento de refugiados del mundo se levantó en Dadaab, al noroeste de Kenya, para dar abasto a los cientos de miles de familias que hicieron frente a los desgarradores peligros en su periplo desde Somalia.

Abdile Mohammed realizó el trayecto que casi acabó con la vida de su hijo Aden, de 3 años de edad.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1019/Holt
El 9 de julio de 2011, una tormenta de arena sorprende al campamento de Dagahaley en Kenya. Se trata de uno de los tres campamentos que conforman Dadaab, el mayor campamento para refugiados del mundo. UNICEF y sus aliados han suministrado la mayor gama de intervenciones a los residentes, incluidos los programas de alimentación y los servicios de salud.

“Viví penurias", afirmó tras alcanzar Kenya y recibir el tratamiento que salvó la vida a Aden. "Estuve solo día y noche".

Saeen Bukhsh (9 años) experimentó el terror de un modo diferente. Su hogar ubicado en Farooqabad (Pakistán) fue destruido por las inundaciones del segundo mayor desastre que golpeó el país en dos años. "Todas esas casas están sumergidas", comentó. "Ni siquiera nos queda algo que colocar en el suelo para sentarnos".

Millones de familias se vieron afectadas por los levantamientos populares ocurridos en todo Oriente Medio. Abdul (17 años y nombre ficticio) fue reclutado por un grupo de milicianos que luchó en Homs (Libia).

“Mis hermanos estaban muriéndose en Homs, así que sentí que debía hacer esto. Era mi deber", dijo.

Éxito sorprendente contra todo pronóstico

Con este telón de fondo, UNICEF y sus aliados redoblaron sus esfuerzos para prestar asistencia a los más vulnerables, y pese a los desafíos financieros, 2011 fue testigo de algunos éxitos sorprendentes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1402/Page
Un niño de Hyderabad (Pakistan) fue uno de los más de 5,4 millones de personas víctimas de las lluvias monzónicas y las inundaciones ocurridas en septiembre de 2011. UNICEF y sus aliados abastecen con agua y saneamiento, así como apoyo adicional a las personas afectadas.

Las cifras arrojaron un descenso de la mortalidad de niños menores de cinco años: hubo una caída desde más de 12 millones de casos en 1990 hasta 7,6 millones registrados en 2010.

La iniciativa contra el sarampión, lanzada en 2001, también alcanzó un hito importante: ayudó a vacunar a 1.000 millones de niños en más de 60 países en desarrollo.

Ghana se convirtió en el país nº 21 que eliminó el tétanos neonatal.

La labor de UNICEF en el escenario de políticas internacionales dio frutos. Cinco países añadieron sus nombres a los Compromisos de París cuya lista de naciones que se han comprometido a evitar el empleo de los niños en los conflictos armados ascendió a 100.

En Atenas, el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake, suscribió un Memorando de Entendimiento con Olimpiadas Especiales para ratificar los derechos y la dignidad de los niños con discapacidad. "Al reforzar la alianza entre Olimpiadas Especiales y UNICEF, ayudaremos a proteger estos derechos para más niños con discapacidad", declaró durante el acto.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-0960/Ramoneda
Unos niños bucean en las aguas costeras de Bengasi. El 15 de junio de 2011, más de un millón de personas habían huido del conflicto entre el gobierno y las fuerzas rebeldes. UNICEF respondió con la educación para emergencias, apoyo psicológico y agua potable para los afectados.

UNICEF utilizó el buque insignia de sus publicaciones, el Estado mundial de la infancia, para poner de relieve que los 1.200 millones de adolescetes del mundo son clave para romper los arraigados círculos de pobreza y desigualdad.

Los ases del tenis, Serena Williams y Novak Djokovic, añadieron sus nombres a la lista de embajadores de buena voluntad de UNICEF que se dedican incansablemente a proteger los derechos de la niñez.

Williams se unió a Yuna Kim, Ishmael Beah, Angélique Kidjo y Mia Farrow en el llamamiento para una respuesta internacional coordinada a la crisis en el Cuerno de África. Y ese llamamiento obtuvo respuesta.

“Gracias al fuerte apoyo de los donantes de todo el mundo, hemos conseguido salvar miles de vidas de niños y niñas desde que fue declarada la hambruna en julio", manifestó Sikander Khan, Representante de UNICEF en Somalia.

UNICEF seguirá su labor constructiva sobre la base de sus éxitos en el año que viene. Su compromiso con los niños y niñas más desfavorecidos permanecerá en lo más profundo de su programa mientras concibe nuevos métodos e instrumentos para garantizar un futuro mejor para todos los niños.

 


 

 

Búsqueda