Indonesia

Los Juegos Olímpicos Especiales de Indonesia y UNICEF promueven la inclusión social

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/Prabowo
Juliwati Japi escucha a su entrenador durante los entrenamientos para los Juegos Olímpicos Especiales en Indonesia.

Por Regi Wirawan

JAKARTA, Indonesia, 14 de junio de 2010 – El sol acababa de salir en el estadio deportivo de Yakarta una mañana reciente cuando Juliwati Japi, de 16 años de edad, llegó para su entrenamiento habitual organizado por los Juegos Olímpicos Especiales de Indonesia.

Juli, como se le conoce, casi nunca falta a su entrenamiento habitual. Sin embargo, ese día estaba especialmente contenta de llegar, ya que iba a conocer a Marcos Díaz, un campeón mundial de natación ultradistancia de la República Dominicana. Díaz tenía una cita para visitar el entrenamiento y conocer a los jóvenes atletas de los Juegos Olímpicos Especiales de Indonesia.

Juli comenzó a participar en el programa en 2004 y, como los otros atletas, es una niña con discapacidades intelectuales. Nació con el síndrome de Down, una enfermedad en la que determinados materiales genéticos sobrantes causan un retraso en la forma en que los niños se desarrollan mental y físicamente.

A pesar de los retos que le plantea su discapacidad, Juli ha participado en muchas actividades deportivas internacionales, incluidos los Juegos Olímpicos Especiales de verano, un acontecimiento deportivo mundial que se celebró en Shangai (China), y en el que Juli quedó cuarta en atletismo.

“Sigan entrenándose”

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2010/ Prabowo
El campeón de natación de ultradistancia Marcos Díaz (en el centro a la derecha) junto a los aletas de los Juegos Olímpicos Especiales de Indonesia durante la reciente visita a un entrenamiento.

Cuando Díaz llegó al entrenamiento, Juli lo recibió con una gran sonrisa: estaba claro que la niña es una gran admiradora del nadador. El campeón comentó a los niños que de pequeño sufría asma crónico, pero que superó este trastorno para convertirse en un nadador.

“Les animo a que sigan entrenándose, porque el deporte les ayuda a ser más fuertes y a tener más confianza”, dijo.

Díaz, que también es entrenador infantil de los Juegos Olímpicos Especiales en su país, añadió: “Hay muchos niños que no tienen la oportunidad de desarrollar su potencial. Ustedes tienen la suerte de participar en los Juegos Olímpicos Especiales, que les ofrecen esta oportunidad”.

La importancia de la inclusión

Los Juegos Olímpicos Especiales de Indonesia es una organización no gubernamental acreditada con los Juegos Olímpicos Especiales Internacionales, que organiza actividades deportivas en todo el mundo dirigidas a casi 200 millones de personas con discapacidades intelectuales. Indonesia se convirtió en el miembro nº79 de los Juegos Olímpicos Especiales en 1989 y ahora organiza unos Juegos Olímpicos Especiales Nacionales cada cuatro años, normalmente un año antes de los juegos mundiales.

Los próximos Juegos Olímpicos Especiales nacionales se celebrarán en Yakarta del 26 al 30 junio.

Este año, la oficina de UNICEF en Indonesia se ha aliado con los Juegos Olímpicos Especiales de Indonesia para contribuir a promover la importancia de la inclusión de los niños y niñas, independientemente de sus circunstancias. La exclusión social y económica es un obstáculo importante para el desarrollo de millones de niños y niñas de Indonesia en esferas como la educación, la salud y la protección.

“Un modelo para todos nosotros”

“Las disparidades en Indonesia son un problema fundamental que tenemos que abordar para que el país avance hacia el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio y para garantizar que todos los niños y niñas se beneficien de los increíbles progresos económicos que el país ha disfrutado en los últimos años”, dijo la Representante de UNICEF en Indonesia, Angela Kearney.

“Los Juegos Olímpicos Especiales de Indonesia han demostrado de manera tangible todo lo que los niños y niñas de Indonesia pueden lograr cuando se les ofrece una igualdad de oportunidades, sin ningún tipo de estigma o de exclusión”, señaló. “Estos jóvenes atletas son en sí mismos un modelo para todos nosotros”.

Juli también ha seguido el ejemplo de Díaz, su nuevo modelo de comportamiento y campeón de natación. Se ha entrenado duramente para los próximos Juegos Olímpicos Especiales nacionales, donde competirá en atletismo y natación.

Dada su determinación para lograr grandes éxitos, hay que perdonar a Díaz su preocupación por esta posible nueva competidora.


 

 

Búsqueda