Historia de UNICEF

Se concede el premio Nobel de la paz de 1965 a UNICEF

Diecinueve años después de su fundación, UNICEF recibió el Premio Nobel de la paz el 26 de octubre de 1965 por "cumplir las características de la voluntad de Nobel, la promoción de la hermandad entre las naciones” y aparecer en el escenario mundial como “un factor de gran importancia para la paz”. Este acontecimiento fue posible por el crecimiento de una alianza mundial en la que participaron gobiernos, organizaciones privadas y no gubernamentales y los pueblos del mundo, con el fin de aprovechar las oportunidades cada vez mayores para mejorar las vidas de los niños en todas partes. 


UNIEl Director Ejecutivo de UNICEF Henry Labouisse durante el discurso de aceptación del premio Nobel de la paz. (foto © UNICEF)

En su discurso de aceptación, el Director Ejecutivo de UNICEF, Henry R. Labouisse dijo: “Para todos nosotros en UNICEF, el premio será un maravilloso incentivo para incrementar nuestros esfuerzos en nombre de la paz. Nos han dado una nueva fortaleza. Ustedes han reforzado nuestra creencia profunda de que cada vez que UNICEF contribuye... a dar a los niños de hoy la posibilidad de convertirse en ciudadanos útiles y más felices, contribuye a eliminar algunas de las semillas de la tensión mundial y de los conflictos futuros”.


El “Embajador en misión especial de UNICEF” Danny Kaye asiste a la ceremonia del premio Nobel. (Foto © UNICEF)

Al referirse a los más de 120 gobiernos que contribuyen, sobre una base voluntaria, a apoyar la labor en favor de la infancia de UNICEF, el Sr. Labouisse dijo: “Está cooperación a nivel mundial contribuye, por sí misma, a una comprensión mejor dentro de la familia del ser humano. Pero para mí, el mayor y más importante significado de este premio Nobel es el reconocimiento solemne de que el bienestar de los niños de hoy en día está inseparablemente vinculado con la paz en el mundo de mañana. Los sufrimientos y las privaciones a las que me he referido no te hacen más noble, te frustran y te amargan. Cuanto más tiempo del mundo tolere la lenta guerra que la pobreza y la ignorancia liberan contra 800 millones de niños en los países en desarrollo, más probable resulta que nuestra esperanza en favor de una paz duradera sea la víctima final”. 

A continuación el telegrama y la carta original del Comité de los premios Nobel, concediendo a UNICEF el premio de la paz (haga clic para aumentar el tamaño), una imagen de la medalla del Premio Nobel (réplica), el pergamino del Nobel y un cartel conmemorando el premio..


(Haga clic para aumentar el tamaño) URGENTE EL COMITÉ DEL PREMIO NOBEL DEL PARLAMENTO DE NORUEGA HA CONCEDIDO A UNICEF EL PREMIO NOBEL DE LA PAZ DE 1965 STOP NO SE DEBE ANUNCIAR HASTA LAS 6 PM HORA DE NORUEGA STOP LE SEGUIRÁ UNA CARTA" - 25 de octubre de 1965..


(Haga clic para aumentar el tamaño) La carta oficial dirigida a UNICEF por Gunnar Jahn, miembro del comité del premio Nobel.


(Click to enlarge) Una réplica de la medalla.


(Haga clic para aumentar el tamaño) El pergamino del Nobel.


(Haga clic para aumentar el tamaño) Un póster conmemorativo del acto (haga clic para obtener una versión en formato PDF).

“La compasión no conoce fronteras nacionales”
“Todo el mundo ha comprendido el lenguaje de UNICEF... Incluso la persona más reacia tiene que admitir que mediante sus acciones, UNICEF ha demostrado que la compasión no conoce fronteras nacionales. Se presta asistencia a todos los niños sin ninguna distinción de raza, creencia, nacionalidad o convicción política… UNICEF se ha convertido en un instrumento internacional capaz de liberar a cientos de millones de niños de la ignorancia, la enfermedad, la desnutrición y el hambre… el objetivo de UNICEF es distribuir una mesa llena de todas las buenas cosas que la Naturaleza proporciona para todos los niños de este mundo… UNICEF ofrece a los jóvenes una alternativa para la que merece la pena vivir y trabajar, un mundo de libertad para todas las personas, de equidad entre todas las razas, de hermandad entre todos los hombres y mujeres”. – Del nombramiento del Premio Nobel, 1965.

Volver a Exposiciones especiales de los archivos


 

 

Búsqueda