Historias de Vida

Educación Inclusiva y de Calidad

Salud

Protección contra el maltrato, abuso y explotación

Desarrollo Integral Infantil

Gestión de Conocimiento

VIH, SIDA y la Infancia

Prevención y Manejo de Emergencias

 

Dar lo Mejor de Nosotros Mismos y Demostrar que sí Podemos

© UNICEF/RD/2006/Gonzalez

“Hay que integrarse a la sociedad y tener aspiraciones, dar lo mejor de nosotros mismos y demostrar que sí podemos”. Catherine Flete, Síndica Juvenil de Baní

Baní- Katherine Flete Fernández, de quince años de edad, asumió desde el pasado año la responsabilidad de encabezar el Ayuntamiento Juvenil e Infantil de Baní,tras obtener 1,139 del total de votos emitidos por los niños y niñas de este municipio.

Durante el acto de juramentación, todos los ojos estaban fijos en esta esbelta joven, con su pelo negro recogido a un lado y su aire de seguridad, mientras sostenía con firmeza y confianza su bastón, que le ayuda a moverse con total destreza.

“Yo nací no vidente y he tenido que aprender movilidad con mi bastón, de hecho todavía sigo aprendiendo, porque siempre hay elementos nuevos, pero además de mi bastón, aprendí a guiarme con todos mis sentidos”,  nos explica Katherine.

Tomado el juramento y declarada Síndica Juvenil durante los próximos dos años, Katherine Flete se dirigió con seguridad al micrófono que ya antes había ubicado: “Uno de nuestros propósitos, es dedicarle atención a la educación especial, que las personas discapacitadas sean incluidas en la sociedad con un trato igualitario, porque nosotros también nos divertimos, estudiamos y trabajamos como los demás”, expresó, recibiendo el aplauso cerrado del público, que puesto de pie le rindió tributo.

Acompañada por su madre Yokasta Fernández, Katherine recibió las felicitaciones del público. Niños y niñas, autoridades civiles y militares, amigos, relacionados y conocidos,  desfilaron para abrazar, saludar o sólo tocar el hombro de esta adolescente, que con toda firmeza se ha lanzado al ruedo de la vida, a  dar y recibir a partes iguales.

“Yo estudio en el Liceo Matutino Francisco Gregorio Billini, integrada, porque creo que lo importante es integrarnos en la sociedad, ahí algún compañero me dicta y yo escribo en el Método Braille, estoy en primero de bachillerato”.

Con la fuerza y el ímpetu de la juventud, la Síndica Juvenil de Baní llama a las personas discapacitadas a integrarse a la sociedad, a ocupar su lugar y a ser productivos para sí mismos y para los demás: “A las personas que tienen condiciones especiales, les digo que salgan, no se limiten, hay que integrarse a la sociedad y tener aspiraciones, dar lo mejor de nosotros mismos y demostrar que sí podemos”.

Actualmente existen diversas iniciativas destinadas a las personas no videntes, que les facilitan su desarrollo en la competitiva sociedad actual, como relojes especiales con tecnología táctil y de vibración, programas lectores de pantallas que permitan a personas no videntes o con dificultades visuales navegar en Internet, leer diarios diseñados con acceso a estos programas, entre otras innovaciones.

“Recientemente me gradué en informática, yo conozco los programas lectores de pantalla, de los relojes yo conozco dos tipos, hay unos que son con las agujitas y los números como en Braille y otros que son parlantes”.

Esta adolescente se muestra ilusionada cuando habla de las posibilidades que le ofrece la vida, señalando que su principal pasatiempo es leer “eso es lo que más me gusta, porque se aprenden tantas cosas”.

“Entre mis planes está, conseguir que exista la igualdad y en mi vida personal, quiero sacar todo mi potencial, desarrollarme y dar lo mejor de mi”, afirma Katherine, quien ya tiene definidos algunos planes para su futuro: “Quiero estudiar psicología o fisioterapia, porque siento un gran interés en poder ayudar a los demás”.

“A nivel educativo, yo quiero que exista equidad, que nos acepten”, aunque afirma que ha recibido siempre el apoyo de sus compañeros y compañeras, a Katherine le preocupan las limitaciones que aún impone la sociedad a las personas minusválidas, por lo que enfatiza que cada quien debe demostrar lo que vale.

“Yo creo que por ser minusválida, una persona no tiene que dar menos, por ejemplo, cuando en el liceo ponen una práctica de dibujo o algo así, obviamente yo no lo puedo hacer, pero busco alguien que ponga mis ideas en el papel, pero hago mi trabajo igual que los demás”.

Cuando le preguntamos si tiene novio, con un tono misterioso nos dice “por ahora no, pero tengo muchos amigos y amigas que compartimos mucho, conversamos, hacemos chistes, jugamos”.

A sus actividades cotidianas, ahora se suman las reuniones y compromisos propios de su cargo en el Ayuntamiento Juvenil e Infantil, trabajando a favor de los niños y niñas de Baní que la favorecieron con su voto, a la vez que continúa con su desarrollo intelectual, físico y social.

 

 
unite for children