Historias de Vida

Educación Inclusiva y de Calidad

Salud

Protección contra el maltrato, abuso y explotación

Desarrollo Integral Infantil

Gestión de Conocimiento

VIH, SIDA y la Infancia

Prevención y Manejo de Emergencias

 

Ángel Joel Cadena

© Luis E. González 2011

Ángel Joel Cadena tiene 19 años. Es Alcalde saliente en las elecciones de 2011. Reside en Baní y se traslada a diario hacia Santo Domingo para recibir docencia en la Universidad Iberoamericana, donde estudia medicina.

“En estos dos años como alcalde y miembro del Ayuntamiento Juvenil e Infantil, hemos logrado diversos proyectos dedicados a diferentes ámbitos de la sociedad. Hemos realizado proyectos que han impactado en el área de deportes, con construcción de canchas en escuelas y en los barrios, hemos realizado actividades culturales, hemos apoyado a distintas instituciones que trabajan en favor de la niñez y la juventud”, dice al numerar los logros durante su gestión.

Su sueño es ser presidente de la República, pero entiende que para lograrlo debe trabajar cada día en ayudar a que niños, niñas y adolescentes conozcan cuáles son sus derechos y los asuman.

Uno de los derechos que entiende deben ser aprovechados por  la niñez y adolescencia de su comunidad es el de la participación. Dice que al asumir ese derecho como propio, su perspectiva sobre la vida y su rol en la sociedad han cambiado.

“Yo hago una comparación de cuando entré hace dos años y ahora, y realmente me veo muy distinto. En ese tiempo yo tenía un poco de dificultad para comunicarme con personas que yo no conocía y ahora lo veo distinto. Y es que al nosotros ser un enlace entre aquellos que pueden ayudar y los que necesitan nos hace ver el mundo de una manera distinta y precisamente es lo que nos hace cambiar durante el tiempo en el que somos miembros del Ayuntamiento Juvenil e Infantil”, expresa.

Señala que si niños, niñas y adolescentes asumen su rol en la participación, pueden ser parte del cambio en la sociedad. En ese sentido, destaca la función del Ayuntamiento Juvenil e Infantil, como una institución que “incentiva a la juventud a que se dé cuenta de que no hay que esperar a ser grande y ser una autoridad para ser el cambio; permite que los propios jóvenes realicen sus propuestas de cómo trabajar por el desarrollo de ellos y del municipio”.

Ángel pondera como otro de  los logros del Ayuntamiento Juvenil e Infantil de Baní, la ejecución de un proyecto de registro de nacimiento y declaración tardía a niños, jóvenes y adultos mayores. También, destaca que a través del presupuesto participativo, se ha  integrado a los trabajos de terminación de la escuela de sordomudos de Baní.

“Con la Universidad Iberoamericana (UNIBE), hemos realizado una captación de libros y logramos crear una biblioteca en la escuela que está en la parte norte de Baní”, agrega.

“Mis ideales siguen igual: quiero convertirme en un médico, un profesional que vea más allá del dinero; ayudar a la comunidad. A mí también me gusta la política y uno de mis sueños es ser Presidente algún día, es por eso que desde ahora trabajo de manera ardua”.
Antes de ser alcalde, Ángel era vicepresidente en el Club Integral de Baní, aunque nunca había participado en labores sociales en su comunidad.
“En el primer ayuntamiento juvenil, que se celebró en 2005, Baní fue uno de los primeros en asumir la iniciativa, un amigo se postuló como candidato, pero no ganó en esa ocasión. Tres gestiones después, el director de mi escuela me invitó a participar. Yo estaba entrando a cuarto de bachillerato”.

Dice que los nuevos miembros del Ayuntamiento tienen una ventaja sobre los salientes y es que son más jóvenes. Son niños y niñas entre 11 y 15 años y están muy motivados por hacer un buen trabajo en beneficio de la niñez y adolescencia de Baní. “Confiamos en que van a darle continuidad a los proyectos ya iniciados”, precisa Ángel.

Ángel es el menor de cinco hermanos. Su padre es médico y madre maestra y contable. Dice que no comprende cómo logra dividir el tiempo, y que a pesar de que le gusta compartir con sus amigos y amigas, debe ir a la universidad y asumir los compromisos del Ayuntamiento Juvenil e Infantil.

“Me siento muy bien de haber pasado por el  Ayuntamiento Juvenil e Infantil, ya que me ha formado como persona, es una de las cosas que aplaudo de esta iniciativa. Al salir del Ayuntamiento pienso participar en varios proyectos comunitarios, continuar mis estudios de medicina, y reformar junto a mis compañeros el grupo de estudiantes de medicina de mi universidad.

 

 
unite for children