Historias de Vida

Educación Inclusiva y de Calidad

Salud

Protección contra el maltrato, abuso y explotación

Desarrollo Integral Infantil

Gestión de Conocimiento

VIH, SIDA y la Infancia

Prevención y Manejo de Emergencias

 

“Los veo en la calle, les regalo mis uniformes, para que por lo menos tengan con qué ir a la escuela”

Yomeiry, la alcaldesa electa más joven de los Ayuntamientos Juveniles e Infantiles, quiere más oportunidades para los niños de Azua

Azua.- El día en que Yomeiry Ramírez fue elegida precandidata para las elecciones del Ayuntamiento Juvenil e Infantil de Azua su madre y su padre se llenaron de orgullo, pero no podían ocultar el temor porque no resultase ganadora, frente a otros niños y niñas de mayor edad que ella, con más oportunidades y recursos económicos.
No obstante, al escucharla decir con toda seguridad “yo voy a ganar”, decidieron ser su principal soporte en todo el proceso que apenas iniciaba.

Yomairy cuenta que lo que más le preocupaba era ver que algunos de sus vecinos del barrio El Prado, en Azua, no podían ir a la escuela y que a sus padres se les hacía casi imposible, a veces, hasta llevarlos al médico, por falta de recursos. Por esa razón, explica, decidió basar sus proyectos en estrategias que permitiera el cumplimiento de los derechos de los niños y niñas de su localidad a la educación, salud y acceso a otros servicios básicos.

“Yo los veo en la calle, les regalo mis uniformes, para que por lo menos tengan con qué ir a la escuela”, manifiesta esta niña de 11 años, la alcaldesa más joven electa de los 10 Ayuntamientos Juveniles e Infantiles que existen en todo el país.

Es la más grande de tres hijos de la señora Yokasta Ramírez y el señor Luis Antonio Mejía, ambos estudiantes universitarios, de educación y derecho, respectivamente, quienes manifiestan sentirse orgullosos de que su hija haya sido electa alcaldesa de la niñez en Azua.

En las elecciones de esta localidad participaron como candidatos 22 niños, niñas  adolescentes, por quienes votaron alrededor de 10 mil estudiantes y otros electores fuera del sistema escolar.

Todos resultaron electos en las diferentes posiciones, coordinados por su nueva alcaldesa, quien acaba de ser promovida a séptimo curso de la primaria.
“Yo estudio, juego, voy al Batton Ballet y al Compasio (Institución que apadrina a niños pobres), pero nunca había participado de las actividades del Ayuntamiento Juvenil e Infantil”, destaca Yomairy al manifestar su compromiso actual con los niños y niñas que creyeron en la promesa de mejores oportunidades dentro de sus comunidades.

Dice que a los niños y niñas de su escuela les propuso solicitar a las autoridades escolares la reparación de la cancha y un área de juego, pues “aquí no hacemos nada en la hora del recreo, no hay con qué jugar”.

“Estoy muy orgullosa de mi hija. A ella la preseleccionaron en su escuela por tener la calificación más alta y por sus propuestas. Es muy aplicada, no deja de ir a la escuela aunque esté muy enferma, yo tengo que frenarla a veces”, narra su madre.

Yomairy fue curso por curso presentando su propuesta y el día de las elecciones, al hablar con UNICEF, todos le hicieron una ronda para escuchar atentos lo que tenía que decir. “Diles Yomairy, háblales de tu propuesta”, le susurraban sus amigos.

Debe caminar 20 minutos todos los días para llegar a la escuela, vive en uno de los sectores más empobrecidos de Azua y sus padres hacen su mayor esfuerzo en lograr que continúe sus estudios, sin embargo, Yomairy expresa cuánto desearía que otros niños y niñas pudieran al menos tener el uniforme y sus actas de nacimiento para ser inscritos y recibir educación.

“Me preocupan muchas cosas. En mi escuela no hay biblioteca, no nos dan deportes; en casi todas las escuelas de Azua es igual”, precisa.

Por María Eugenia del Pozo

Junio 2011

Artículos relacionados

 Elecciones  Ayuntamientos Juveniles e Infantiles 2011
 Crónica de un día de elecciones

 

 
unite for children