Protección

 

Violencia, Rompamos el silencio

“Niña 11 años se suicida porque la violaron”; “Matan 27 menores en 2010; prevalece uso de armas de fuego”; “Padre violó y tuvo un hijo con su hija menor pagará 20 años”; Condena a 20 años hombre violó y embarazó menor de 11 años”; “Violan bebé de un año” y  “A la cárcel anciano de 81 años por violación” son unos pocos de los titulares de la prensa nacional que refieren casos de violencia contra niños, niñas y adolescentes.

En meses recientes los periódicos han publicado decenas de titulares sobre casos de abuso, maltrato y violencia.  Llama la atención que en algunas notas informativas se da cuenta que las violaciones ocurrían desde hacía años, en sus propias viviendas, que algunos familiares lo sabían, y que hasta los vecinos lo conocían.  Pero no pasaba nada, nadie hacía la denuncia que podría poner fin a este drama.

Algunos analistas explican que ese silencio y esa falta de denuncia se deben en parte a la percepción que tiene el público de  falta de capacidad en las instancias competentes para combatir estos casos y dar protección a las víctimas contra posibles represalias de los perpetradores.  Rubio (1998) estima que en América Latina la proporción de incidentes violentos que son denunciados apenas llegan de15% a 30%. 

Existen convenciones y acuerdos internacionales donde los Estados, incluyendo el Estado Dominicano, se han comprometido a proteger a los niños, niñas y adolescentes de todos los actos de violencia, maltrato, explotación y discriminación

Partiendo de esos compromisos y de una necesidad evidente de su cumplimiento surge el movimiento social  “Una voz por la niñez”,  que  pretende sensibilizar  y educar a la sociedad dominicana sobre la realidad de los hechos donde la niñez es víctima.

 “Una voz por la niñez”, llamado que hace UNICEF,   busca demandar  que el gobierno asuma un compromiso público para trabajar, en conjunto a instituciones y organizaciones responsables, en la creación de un sistema efectivo de denuncia y seguimiento de los distintos casos de violencia contra la niñez.  Está comprobado por experiencias en otros países que la creación de esta herramienta de denuncia y  seguimiento es el primer paso para combatir esta triste realidad.

Se busca transformar a la sociedad dominicana en actor de cambio. Se requiere que toda la sociedad se movilice en su conjunto, pues eliminar la violencia contra niños, niñas y adolescentes necesita del compromiso de todos,  demostrarle al mundo que los dominicanos somos partes del problema, pero también queremos ser parte de la solución.

Rompe el silencio, súmate a nuestro movimiento con tu firma y participa activamente de nuestra campaña.  Te invitamos a informarte en el website www.unavozporlaniñez.com

 

 

 

 
unite for children