Gestión del Conocimiento

Gestión del Conocimiento

 

Derecho al Juego, Deporte y Recreación

© UNICEF RD/ 2007/R.Piantini

“Un juguete debe responder a las necesidades del niño; dado demasiado temprano le desalienta, dado demasiado tarde le decepciona”
Gassier.

El  derecho al deporte, juego y recreación constituye un estímulo para el desarrollo afectivo, físico, intelectual y social de la niñez y la adolescencia, además de ser un factor de equilibrio y autorrealización.

La  Convención sobre los Derechos del Niño, en su artículo 31 especifica que los Estados partes de esta convención deben respetar y promover el derecho del niño a participar plenamente en la vida cultural y artística, propiciando oportunidades apropiadas en condiciones de igualdad.

El Estado debe tomar en cuenta que el juego, la recreación y el deporte, además de ser un derecho, son maneras eficaces de acercarse a los menores de edad marginados, discriminados, huérfanos, a los que tienen limitaciones mentales o físicas, a los que viven o trabajan en la calle, a los que son victimas de explotación sexual.

Según la publicación de UNICEF “Deporte, Recreación y Juego” , el deporte, la recreación y el juego fortalecen el organismo y evitan las enfermedades, preparan a los niños y niñas desde temprana edad para su futuro aprendizaje, reducen los síntomas del estrés y la depresión; además mejoran la autoestima, previenen el tabaquismo y el consumo de drogas ilícitas y reducen la delincuencia.

Asimismo, en esa publicación se dice que la inactividad física ocasionó en el mundo alrededor de 1.9 millones de muertes en el 2000, y se estima que causó entre el 10 y el 16% de todos los casos de diabetes y de cáncer de mama y colon, y cerca del 22% de los casos de cardiopatías.


Para los más pequeños

Tomar en cuenta que el juego es para niños y niñas lo que el trabajo es para el adulto; es un derecho del cual no se le debe privar, castigándoles por no haberse portado bien; se considera que el juego es el laboratorio en el que niños y niñas aprenden, por lo que en ocasiones el adulto debe guiarlos o acompañarlos.

Una pauta a considerar cuando de juguetes se trata, es seleccionar aquellos adecuados a la edad del niño o de la niña, que sean duraderos, atractivos, seguros, higiénicos, versátiles y que les impulsen a la sana creatividad.

Considerando estos elementos se contribuye a la formación del infante, ya que el juego es socializador, espontáneo, reglado, creativo; es importante, no negar a niños y niñas la posibilidad de crecer y ser mejores; el juego les permite descubrir a través de sus exploraciones lo que tienen alrededor y resolver de esta manera los pequeños problemas que se les presentan.

Según la psicóloga Pilar Rubio del Centro de Estimulación Temprana  y Desarrollo Integral de Niños y Niñas (Amazing Babies), existen diferentes clases de juguetes, como son los juguetes funcionales o de experimentación, que se dan durante el primer año de vida. Con este tipo de juego el infante  reconoce su cuerpo, desarrolla el placer por el juego, descubre el tamaño de las cosas y las formas de los objetos que manipula.

Otro tipo de juguetes mencionado por la licenciada Rubio es el simbólico o de representación, este es apropiado más o menos a los dos años y  hasta los cuatro años y medio; aquí la imaginación es confundida con la realidad, pero  poco a poco tienden a ser más similares,  por ejemplo jugar al doctor.

Además, están los juegos de construcción  apropiados también en el segundo año y hasta los cinco años, estos consisten en manipular elementos inanimados; por lo que necesitan del espacio y materiales necesarios.


Por:  Loreta Acevedo

 

 

 

 

Recursos Relacionados

Deporte para el desarrollo y la Paz

1. Incorporar el deporte y la actividad física en el programa de desarrollo de los países.
2. Convertir la práctica del deporte en propósito y herramienta para lograr los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
3. Incluir las iniciativas deportivas en los programas de los organismos de las Naciones Unidas.
4. Facilitar el establecimiento de alianzas innovadoras que incluya el deporte como herramienta de desarrollo.
5. Destinar recursos a iniciativas y programas deportivos para el desarrollo que traten de lograr la máxima participación y acceso al “deporte para todos”.
6. Fortalecer la posición del deporte y la actividad física en la formulación general de las políticas.
7. Brindar apoyo financiero y en especial para el deporte a favor del desarrollo y la paz.
8. Buscar mecanismos novedosos para hacer del deporte un medio de comunicación y movilización social.

Informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre el Deporte para el desarrollo de la paz. 2002
http://www.sportdevelopment.org/


unite for children