VIH/ SIDA y la Infancia

La Pandemia del SIDA

VIH, SIDA e Infancia

Reducción Transmisión Vertical del VIH/SIDA

Lactancia Materna y el VIH

Redes de Jóvenes en Prevención de VIH/SIDA

 

La Pandemia del SIDA

© UNICEF/RD/2004/ Cappelletti

La Pandemia del SIDA y el Acceso Universal a la Atención
A nivel mundial la epidemia del VIH/SIDA continúa afectando a la población y se estima que a diciembre del 2009 alrededor de 33.3 millones de personas (adultos y niños) vivían con el VIH. La región de Africa subsahariana es la más afectada por la epidemia alcanzando al 5% de los adultos. El Caribe continua  ocupando el segundo lugar con una prevalencia (1) de 1.0% siendo la isla Hispaniola el epicentro de la epidemia en esta región.

En muchos países la epidemia se está feminizando como resultado de un aumento en la transmisión heterosexual y la mayor vulnerabilidad de la mujer. Las mujeres en sus diferentes ciclos de vida y debido a su condición de género, (que supone con frecuencia bajo poder de negociación) se están infectando más que los varones. Del total de personas adultas que viven con el VIH (38 millones), 17.5 millones son mujeres.  El informe de ONUSIDA 2006 afirma que en muchos países el matrimonio y la fidelidad de las mujeres no bastan para protegerlas y también se han denunciado altos niveles de violencia sexual contra las mujeres y las niñas.

De acuerdo con datos publicados por ONUSIDA a finales de 2010, a parte de África subsahariana, el Caribe es la única región donde la proporción de mujeres y niñas que viven con el VIH (53%) es más alta que la de hombres y niños.

Debido a este proceso de feminización de la epidemia, y la falta de acceso a programas de prevención,  especialmente los de reducción de la transmisión vertical,  los niños y niñas forman parte también de las estadísticas mundiales y se estima que alrededor de 2.3 millones de menores de 15 años viven con el virus del SIDA.

Pero la infancia también sufre las consecuencias de la situación de orfandad que se genera cuando uno o los dos padres mueren a causa del SIDA. Alrededor de 18 millones de niños y niñas han quedado huérfanos a causa del SIDA, viven las amenazas cotidianas de un entorno que no les protege. Sin la protección de sus padres y madres, han tenido que ir enfrentando desde muy temprano situaciones tales como la pobreza, ser separado de sus hermanos, la falta del registro de  nacimiento,  bajo o nulo acceso a los servicios de salud y educación, así como situaciones de abuso y explotación laboral y sexual.

En 2005, la Junta Coordinadora del Programa ONUSIDA, compuesta por los Estados miembros, las organizaciones co-patrocinadoras de las Naciones Unidas y la sociedad civil, aprobó un documento de  política para la intensificación de la prevención del VIH con el objetivo de lograr el acceso universal  a la prevención, tratamiento y atención del VIH.

Para la región de América Latina y El Caribe, del 12 al 14 de enero del 2006 se celebró la primera consulta regional sobre el acceso universal organizada por el grupo de cooperación horizontal Sur-Sur y siete redes de la sociedad civil con una participación elevada de los gobiernos y grupos de la sociedad civil. En esta reunión se destacó el esfuerzo en la ampliación de los programas de atención y tratamiento con antiretrovirales, pero el aumento de nuevas infecciones por el VIH y los elevados costos de los medicamentos amenazan la sostenibilidad de la cobertura.

La prevención se ha quedado rezagada como consecuencia del estigma, la falta de compromiso financiero de los países y la insuficiencia del trabajo en zonas rurales y con grupos marginados.

Se considera que las estrategias de prevención deben basarse en una información correcta sobre la situación de la epidemia, los comportamiento de riesgo y reconocer los factores que ponen a las personas en situación de mayor riesgo de infección por el VIH, tales como la pobreza, la desigualdad por razón de sexo, etnia, nacionalidad y marginación social.

Tal y como afirma el informe de ONUSIDA 2006, sólo intensificando la prevención, se asegura el camino al acceso universal.  Los esfuerzos enfocados en la prevención  de forma sostenible es la única vía para detener la aparición de nuevos casos de infección por VIH/ SIDA, que se sumarían a la larga lista de personas que requieren tratamiento con antiretrovirales.

(1)  Prevalencia.  En epidemiología, proporción de personas que sufren una enfermedad con respecto al total de la población en estudio (RAE 2001)

 

 

 

 

El Camino al Acceso Universal

En 2005, el G-8 y los Estados miembros de las Naciones Unidas se comprometieron a que ..."La Iniciativa Mundial avance hacia el acceso universal, la cual comprende la elaboración e implementación en los países de un paquete de medidas de prevención, atención y tratamiento para el 2010 para todas aquellas personas que lo necesiten, incluyendo el auemnto de recursos..."


Acceso Universal

En febrero del 2006 se realizó en República Dominicana la primera consulta nacional para lograr el acceso universal. El consenso de todas las organizaciones de gobierno, no gubernamentales y organismos de cooperación internacional que participaron fue la necesidad de contar con un Plan Estratégico Nacional que oriente la lucha contra el SIDA para el periodo 2005-2010. La lucha contra la discriminación requiere una mayor difusión de la Ley 55-93 y la instalación de mecanismos operativos para su cumplimiento


unite for children