Salud

Salud

Salud

Información Básica sobre Cólera

Brote de Cólera en Haiti

Educación para la inclusión social

Influenza o Gripe A H1N1

Salud materno-infantil

Desnutrición Infantil

Lactancia Materna

Influenza Aviar

Saneamiento e Higiene

Primera Infancia

 

Deficiencia de Vitamina A en población Infantil

© UNICEF/RD/2007/R. Piantini

La carencia de Vitamina A incide directamente en la supervivencia,  en la ocurrencia de problemas de salud y de la visión (incluyendo la ceguera parcial o total), así como en la disminución de la capacidad de aprendizaje. Algunos estudios han estimado en unas 350 las muertes de niños o niñas ocurridas en el país, por causa de la deficiencia de la misma.

Un somero análisis de los datos estadísticos disponibles, nos remite al impacto de la carencia de la vitamina A en la niñez dominicana. Según la Encuesta Demográfica y de Salud (ENDESA 2002), sólo el 30.7% de la población menor de 5 años ha recibido suplemento de vitamina A. En la zona urbana lo ha recibido el 31.6%, mientras que en la rural baja a un 29% (ver gráfico)

Consumo Vitamina A Población de 0 a  59 Meses de Edad, Según Zona de Residencia

     
Fuente: Encuesta Demográfica y de Salud (ENDESA 2002)

De lo anterior se deduce que de cada 10 niños o niñas, sólo tres han recibido suplemento de vitamina A, lo cual deja fuera de esta posibilidad a unos siete niños y niñas dominicanos.

Esa población infantil que nace con ceguera parcial o total y que se desarrolla con las deficiencias propias de la carencia de vitamina A, es una población que mantendrá una salud precaria, que será vulnerable a infecciones prevenibles y que, finalmente, su rendimiento intelectual y su productividad impactarán negativamente en el desarrollo general de la sociedad. Algunos especialistas han establecido que la carencia de vitamina A en la población infantil genera un déficit de un 0.4% en el Producto Interno Bruto.

Según el Censo de Población del 2002, en el país hay poco más de 69 mil personas menores de 18 años, con alguna discapacidad física o mental, de las cuales el 5% padece ceguera de un ojo y el 1.6% la tiene en los dos ojos. El 16.4% de dicha población tiene discapacidad de tipo mental .

La influencia de la carencia de la vitamina A en esa realidad descrita, se evidencia en el hecho de que el 32% de la población infantil ciega de un ojo nació así, mientras un 18.6% obtuvo la ceguera por razones de enfermedad producida en sus primeros años de vida. De la población infantil ciega de los dos ojos el 49.6% nació así, y el 29.7% la padece por alguna enfermedad.


 

 

© UNICEF/RD/2007/E. Martinez

En la sociedad dominicana se han promovido tres estrategias básicas para aumentar el consumo de vitamina A en la población, ellas son el suministro de suplemento en la población infantil, el enriquecimiento de la harina y el azúcar que se consume y el estímulo al desarrollo de una dieta rica en vitamina A.

Un niño o niña que nace sin el grado de vitamina A necesario para su pleno desarrollo físico e intelectual, es un ser que padecerá desnutrición, exclusión y negación de sus derechos. Es un compromiso social evitar que esto ocurra.

Se hace necesario monitorear con mayor rigurosidad estos programas, a fin de eficientizar la ingesta de vitamina A en la población infantil, ya que los datos estadísticos anteriores demuestran debilidades que merecen ser superadas.


 

 

 

 

 

 

Vitamina A y Desarrollo

La vitamina A es un micronutriente imprescindible para un adecuado desarrollo físico y mental de la población infantil.   

Su insuficiencia agrava la desnutrición generada en la población infantil.

Se considera que para tener un desarrollo adecuado, es necesario que la población entre 1 y 5 años reciba, como mínimo, unos 400 e.r. (equivalente de retinol), que es la unidad en la que se mide la vitamina A en los alimentos de tipo animal.


Vitamina A y Prevención de Enfermedades

La vitamina A es un elemento imprescindible para el sistema inmunológico. Algunos estudios recientes han demostrado que ella juega un papel de suma importancia en la prevención de complicaciones debido a enfermedades, tales como las respiratorias, la tuberculosis, la diarrea y diversas infecciones, como la de los oídos.


unite for children