Salud

Salud

 

Primera Infancia

© UNICEF/RD/2006/Piantini

Un buen comienzo en la vida
Existe clara evidencia que  los primeros 36 meses de vida son la  base fundamental para el desarrollo físico, emocional, intelectual y social de las personas.  

Disfrutar de salud, nutrición,  y educación, así como de un buen cuidado y afecto por parte de los padres y  madres en las etapas tempranas previene el riesgo de que se produzcan retrasos en el desarrollo que  pueden ser irreversibles. Es por eso, que la Convención sobre los Derechos del Niño señala en su art. 6 que los Estados Partes garantizarán en la máxima medida posible la  supervivencia y desarrollo del niño. 
Asegurar el mejor comienzo posible en la vida para niños y niñas proporciona las bases para asegurar la vigencia de todos los demás derechos.

Por muchos años el desarrollo temprano de los niños y niñas estaba solamente en manos de los padres y la familia extendida. Sin embargo, actualmente la pobreza, enfermedades, mala nutrición,falta de registro de nacimiento, violencia, falta de servicios de calidad,  rompimiento de las estructuras familiares  tradicionales entre otros, obstaculiza, la posibilidad de que los padres puedan proveer el cuidado, afecto y atención necesaria para que los niños desarrollen todas sus potencialidades. 

Es necesario que las políticas y los programas diseñados  para niños y niñas en la primera infancia, tengan un enfoque integral, es decir, que incluya todas las áreas de crecimiento: perceptivo, lingüístico, físico, mental,  emocional y social. Es un enfoque que busca asegurar que cada niño y niña  sea saludable, que esté bien nutrido,  y que viva en un medio ambiente limpio y saneado.

Para poder asegurar el desarrollo integral infantil, es fundamental el registro de nacimiento,  derecho que abre las puertas a otros derechos. Si los niños no tienen un nombre, una nacionalidad y una identidad,  NO EXISTEN legalmente, no cuentan en los procesos de planificación, y no tienen  acceso a los servicios de salud, educación, protección y  participación.

Las estrategias para el desarrollo integral infantil, deben incluir el trabajo con  padres, madres,  miembros de la comunidad,  instituciones gubernamentales que proveen servicios, de salud, educación, registro de nacimiento, y a organizaciones no gubernamentales, que proveen servicios y atención a niños y niñas entre 0 y 5 años.

En la República Dominicana  existe una gama de iniciativas, programas y servicios de atención directa a niños y niñas de 0-5 años que constituyen una respuesta progresiva, pero aún incompleta a requerimientos de atención, cuidado y educación a la primera infancia. La Dirección de Atención a la primera Infancia (DAPI), reporta que da servicio de atención a 12,275 niños y niñas menores de 5 años.

La falta de información estadística   y de investigaciones nacionales  limita en tanto a poder hacer estimaciones fidedignas acerca de la cobertura,  nivel de atención,  calidad, efectividad y pertinencia de los programas e iniciativas que se están llevando a cabo a nivel nacional.
Se estima que de la población dominicana (8.7 millones) 1.6 millones son niños y niñas de 0-5 años que requieren de una serie de acciones coordinadas, que propicien su desarrollo integral y le garanticen sus derechos durante la primera infancia.

La oficina de UNICEF-Santo Domingo ha venido apoyando al país en diversos procesos encaminados a fortalecer y mejorar la gestión relacionada con el desarrollo integral en la primera infancia.  Se ha apoyado la realización de la investigación “Prácticas de Crianza y Desarrollo Integral en Niños y Niñas de 0 -5 años de edad en la República Dominicana.  Explorando el perfil de riesgo desde la perspectiva de derechos y ciclo de vida” (2004).

© UNICEF/RD/2006/Martínez

Los resultados de esta investigación indican  que para elevar la oportunidad de que los niños y las niñas menores de 5 años tengan un desarrollo integral infantil adecuado, es necesario:     contar con un entorno familiar apropiado, es decir,  que los niños y niñas vivan con ambos padres, que éstos tengan un nivel de educación superior a escuela primaria, que tengan trabajo remunerado y, que en la familia no haya práctica de maltrato. Pero también es necesario que los niños y niñas vivan en un entorno apto, una población con servicios de salud, educación, y posibilidades de participación en experiencias organizativas locales. 

Actualmente se colabora en procesos de adecuación de espacios, áreas y centros de desarrollo integral infantil en once Municipios Amigos de la Niñez  ubicados en las regiones Este, Noroeste y   Frontera,  con la finalidad de que estos centros  puedan convertirse en  modelos de atención para el resto del país.

Al mismo tiempo, se fomenta la capacitación de 120  profesionales en técnicas, habilidades y herramientas para trabajar con población de 0 a 5 años, a través de un diplomado sobre “Roles y responsabilidades de los actores locales en el Desarrollo Integral Infantil” en coordinación con tres universidades regionales del país: Universidad Central del Este (UCE), Universidad Técnologica de Santiago (UTESA) Universidad  Tecnológica del Sur (UTESUR).  Los profesionales egresados de dichos diplomados entrenarán, a su vez, a 1,200 personas en los Municipios Amigos  integrados al proceso de adecuación de  espacios de atención a la primera infancia.

La pobreza infantil: un desafío prioritario

Nueva Representante visita el proyecto de la Pastoral Materno-infantil

Mesa Consultiva de Primera Infancia

 

 

 

 

Campaña Los Niños Primero

PriceSmart Dominicna, S.A. y UNICEF-Santo Domingo-, informaron que a través de la campaña  “¡Los Niños Primero!” se logró una recaudación total de US$l6,114.00 dólares.  Los fondos recolectados a través de los clubes de PriceSmart en el país serán invertidos en el proyecto de Desarrollo a la Primera Infancia que apoya UNICEF, para mejorar las prácticas familiares y comunitarias para el cuidado y desarrollo de niños y niñas menores de cinco años, fortaleciendo los vínculos entre salud,  educación y otros sectores, siempre con la orientación de fomentar acciones que aumenten la disponibilidad de servicios a esta población.

Más Información de la Campaña

Nota de Prensa


unite for children