Salud

Salud

 

Inclusión social en la educación dominicana

© UNICEF RD/2008

¿Es posible la educación inclusiva de calidad en República Dominicana?
De hecho, lo es. Incluso cada día más escuelas son integradas a planes para alcanzar esa meta. Promocionar de la educación inclusiva en el país permitirá una reducción significativa en la tasa de abandono escolar y un aumento de la permanencia en el sistema educativo.

Todavía a una gran cantidad de niños, niñas y adolescentes, con alguna condición especial física o motora, se les es negado el derecho a una educación de calidad e inclusiva. Un estudio del Consejo Nacional sobre Discapacidad (CONADIS), realizado en 2011 junto al Ministerio de Salud y la Oficina Panamericana de la Salud, plantea que alrededor del 15% de la población con discapacidades en la zona fronteriza es menor de 15 años.A pesar de que la educación básica es casi universal en el país, el 48% de las mujeres y el 63% de los varones de 13 a 17 años no asiste a la secundaria, cifra que aumenta en la zona fronteriza, según se plantea en el estudio de la Situación de la Niñez en la República Dominicana, Cáceres y Morillo, 2008.

Este estudio destaca, además, que el 50% de las personas en la zona fronteriza del país con discapacidad no sabe leer ni escribir y que apenas alrededor de un 30% tiene el nivel primario completo.

“Estos resultados reafirman el nivel de exclusión de esta población, muchas veces por factores actitudinales o del entorno físico, lo que reduce sus oportunidades para acceder al sistema educativo”, se precisa en el estudio.

Para lograr resultados positivos en la promoción de la educación inclusiva, es necesario fortalecer las capacidades de los maestros para que estén preparados y puedan responder a cada una de las necesidades de sus alumnos con condiciones especiales. También se requiere una mayor inversión en educación. El boletín de 2010 del Ministerio de Educación destaca que la inversión en este sector fue de apenas el 2.2% del Producto Interno Bruto, por debajo de la media de la región.

Alcanzar una educación inclusiva de calidad en el país amerita, además, un esfuerzo conjunto de los padres y madres, así como de los actores sociales para lograr su efectividad.

Una cuestión de derechos
En el 2006 la Asamblea de las Naciones Unidas aprobó la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad, hasta la fecha 119 países la han ratificado. República Dominicana la ratificó en 2009.

El documento obliga a los Estados a que a toda persona con discapacidad le sea garantizado el derecho a la educación, y a no ser excluido del sistema por su condición especial.

La labor de UNICEF
UNICEF ha planteado en sus metas del Programa de País 2012-2016, contribuir a la reducción del abandono escolar. Es por esto que trabaja junto al Ministerio de Educación en garantizar la culminación de los estudios básicos y secundarios, reduciendo las barreras y obstáculos que impiden que los niños, niñas y adolescentes más excluidos se integren y permanezcan en el sistema educativo.

Los planes de UNICEF plantean algunas de las soluciones a esta situación el fortalecimiento de las capacidades técnicas de los técnicos de los distritos educativos, así como el diseño de un programa de formación continua de los docentes de nivel básico.

“Para el 2016 en 4 regionales priorizadas se promueven la culminación de los estudios básicos y secundarios mediante el desarrollo de programas educativos inclusivos y de calidad para los alumnos/as con capacidades diferentes y la reducción de los factores de riesgo que dificultan su integración y permanencia”, resultado a mediano plazo del Programa de País de UNICEF.

Comunidad Educativa que aprende
Mediante el proyecto “Comunidad Educativa que aprende”, que desarrolla el Ministerio de Educación, con el apoyo de UNICEF y la empresa Orange, unos 220 mil niños, niñas y adolescentes de la zona fronteriza y marginal del país (Sato Domingo, Santiago, Elías Piña y San Juan de la Maguana) serán apoyados, junto a sus familias y docentes, en la mejora de la calidad de su aprendizaje, garantizando un entorno seguro, inclusivo y sin violencia, que permita su desarrollo.

Ver también:
• Rachel: un ejemplo de que la educación inclusiva es posible en República Dominicana
• Publicación: Se trata de Capacidad
• Un País para la niñez, Programa de País de UNICEF 2012-2016

Una educación de calidad se garantiza cuando se incluyen a todos los sectores y se crean políticas que den ventajas a los grupos de menor nivel sociocultural. Así  se contribuye a disminuir la brecha social.

Según el Informe sobre las Políticas Nacionales de Educación en República Dominicana, en las instituciones educativas  se deben poner en práctica medidas de descentralización y desarrollo que permitan el mejoramiento de la calidad de la educación. Con esto se estaría más cerca de alcanzar algunos compromisos internacionales, como los Objetivos de Desarrollo del Milenio de las Naciones Unidas, los Objetivos de Educación para Todos y la Reforma de la Educación Secundaria.

En dicho documento se enfatiza que para poder avanzar y tener un mejor sistema educativo se debe seguir lo siguiente:

1. Hacer énfasis en la calidad.
2. Hacer que el sistema educativo sea más equitativo y menos excluyente.
3. Mejorar la eficiencia y ampliar los años de escolaridad.
4. Mejorar la profesionalización docente.
5. Aumentar la participación comunitaria.
6. Fomentar una mayor inversión y racionalidad del uso de los recursos.

Colaboración de Carla Gautreaux


 

 

 
unite for children