Salud

Salud

 

Informe pone de manifiesto el riesgo de mortalidad materna en el mundo en desarrollo

Recientemente  UNICEF presentó en Ginebra, Suiza Un nuevo informe sobre la mortalidad materna, donde se ponen de manifiesto los riesgos que afrontan las mujeres de los países en desarrollo durante el embarazo y el parto.

Progreso para la Infancia: Un balance sobre la mortalidad materna indica que, según los últimos datos de que se dispone, más del 99% de todas las defunciones relacionadas con la maternidad se presentan en los países en desarrollo, de las cuales el 84% se concentran en África subsahariana y Asia meridional.

“Lo más trágico es que todos los años mueren más de medio millón de mujeres por causas relacionadas con el embarazo y el parto”, dijo Peter Salama, Oficial Jefe de Servicios de Salud de UNICEF. “Las causas de la mortalidad materna son claras, así como los medios para combatirlas. No obstante, las mujeres siguen muriendo innecesariamente”.

Mientras que, en el mundo en desarrollo, el riesgo de morir por complicaciones derivadas del embarazo y el parto es de 1 en 76, en el mundo industrializado ese riesgo es de 1 en 8,000.

En el informe se cita que América Latina y el Caribe, los últimos datos muestran una reducción del 28% en la tasa de mortalidad materna desde 1990 –actualmente 130 de cada 100,000 nacidos vivos-, tasa que es insuficiente para alcanzar la meta del Objetivo de Desarrollo fijada para el 2015.

En Progreso de la Infancia se destaca que las altas tasas de fecundidad entre las adolescentes implican que muchas mujeres jóvenes tienen un alto riesgo de morir por causas relacionadas con la maternidad. Se cita, a partir de las Encuestas de Demografía y Salud 2001-2006 a República Dominicana, junto a Nicaragua y Honduras, entre los países de América Latina con más altos porcentajes de mujeres
con edades de 20 a 24 años que dieron a luz antes de cumplir 18 años.

Entre las intervenciones que ayudan a mejorar la salud materna se cuentan la atención prenatal, los servicios de asesoramiento y diagnóstico del VIH por iniciativa de los proveedores, la asistencia de personal calificado durante el alumbramiento, la atención obstétrica de emergencia, la atención durante el puerperio y la prestación de servicios de planificación familiar acordes con las políticas nacionales. Cuando estas intervenciones se ofrecen como parte de un proceso continuo de atención de la salud que integra el hogar, la comunidad, los centros asistenciales y los servicios periféricos, las madres, los niños y las comunidades pueden beneficiarse enormemente.

A fin de alcanzar la meta del ODM, la salud materna debe abordarse como parte de un proceso continuo que vincule los servicios esenciales de salud de la madre, el recién nacido y el niño pequeño. Los niveles de mortalidad materna casi siempre reflejan el desempeño general de los sistemas de salud de los países, particularmente durante el parto y el puerperio, cuando las madres y sus bebés son más vulnerables. Para solucionar esta grave situación, es preciso ampliar el alcance de los servicios dirigidos a las madres y los niños, teniendo en cuenta la interdependencia que existe entre la salud de las madres y la de sus hijos recién nacidos.

El informe destaca la clara conexión entre la salud materna y otros Objetivos de Desarrollo del Milenio, como la erradicación de la pobreza extrema, la reducción de la mortalidad infantil y la lucha contra el VIH, el SIDA y otras enfermedades.

 

 

 

 

Causas Frecuentes

  • Las hemorragias.
  • La salud general de la mujer –incluyendo su estado nutricional y su situación con respecto al VIH & SIDA.
  • Factores sociales, como la pobreza, la inequidad y las actitudes hacia las mujeres y su salud.
  • Prácticas culturales o tradicionales que impiden a las mujeres buscar atención durante el parto o el puerperio.

unite for children