Prevención y Respuesta a Emergencias

Terremoto Haiti 2010

Temporada Ciclónica 2012

Tormentas Gustav, Hanna e Ike

Respuesta a Tormentas Noel y Olga

Prevención y Mitigación de desastres

Respuestas Emergencias 2002-2004

 

Jimaní, punto de apoyo para la ayuda hacia Haití

Jimaní, República Dominicana. 14 de enero de 2009.-   Al entrar en la pequeña sala de pediatría del hospital de esa ciudad  seis niños yacen  en las camas. Han sido atendidos, pero sus condiciones de salud ameritan mayor seguimiento.  Uno de ellos es Surzan Pedro, de 10 años, quien tiene una fractura en su pierna derecha y la izquierda luce muy inflamada, le acompaña su padre, quien nos explica que sus piernas quedaron atrapadas tras el derrumbe de su vivienda.

Surzan es uno de los 25 niños entre decenas de haitianos que han cruzado la frontera con República Dominicana  en busca de atención médica. Su padre con los ojos llenos de lágrimas y voz apagada habla de las perdidas familiares y no da muchos detalles; aparentemente no quiere que el niño se entere de la pérdida de algunos parientes cercanos.  Pero nos muestra con cierta satisfacción la placa de rayos X que le han hecho y levanta la sábana que cubre la pierna del niño para que veamos la escayola que le han colocado.  Su hijo está vivo!

Es una más de las tantas historias de dolor que nos comparten en una breve visita.  Allí vemos a una joven madre que ha sufrido un fuerte golpe en un hombro y su bebé de un mes que sufrió un golpe en el pecho.  Nos muestra como lo abrazó al momento del terremoto, pero no puedo evitar que fuera golpeado.  También está allí Jean Paul, 7 años,  y aunque no sabe que ha perdido a su madre y a dos hermanos su cara revela toda la tristeza y el dolor que se pueda imaginar

En esta sala del hospital apenas hay seis niños internados, pero otros han sido trasladados a un local de acogida atendido por religiosos.  Ante la continua afluencia de nuevos pacientes heridos, el centro de salud trata de disponer de camas para los recién llegados que siguen fluyendo desde Haití. En los pasillos se encuentran personas heridas, esperando atención; otras ya curadas permanecen sin saber a donde ir.

A esta fecha en el hospital Dr. Melenciano han atendido unas140 personas, se han registrado tres muertes y el material médico se está agotando, pues la demanda sobrepasa los estimados.  Conversamos con la Directora Provincial de Salud,  Nancy Santana, quien expresa que en el hospital que han realizado 77 cirugías y que los enfermos más graves han sido trasladados a otros centros en Barahona y Santo Domingo.

El movimiento a lo interno del hospital es intenso, vemos cómo una unidad de rayos X es desplazada hacia un pasillo en la entrada del local para atender a una persona herida que no se puede mover.  Se trata de dar atención inmediata a cada persona.  Otros miembros del personal aplican vacunas antitetánicas y otros simplemente limpian los pasillos.

En los alrededores del hospital muchos buscan información sobre sus parientes,  grupos de nacionales dominicanos observan curiosos a los heridos que llegan en vehículos o en ambulancias.

Ayuda Naciones Unidas.
La fortaleza militar de esta ciudad fronteriza acoge en su patio, además de helicópteros y vehículos militares, a una decena de carpas de los voluntarios de la Defensa Civil, camiones tanques para transportar agua, cocinas industriales y  vehículos diversos de las agencias de cooperación internacional que están estableciendo aquí el punto de coordinación para el traslado de la ayuda humanitaria por vía terrestre.  Decenas de personas se mueven en esta área y muchos jóvenes voluntarios recién llegados reciben instrucciones. 

Personal de UNICEF, OPS/OMS,  PMA y UNFPA, así como otras agencias de cooperación, se mueven entre el personal militar que controla esta fortaleza.  Es solo el comienzo de una operación de ayuda que demandará gran colaboración internacional y nacional, en la cual Jimaní, puede ser el punto clave entre República Dominicana y Haití.

 

 
unite for children