Prevención y Respuesta a Emergencias

Terremoto Haiti 2010

Temporada Ciclónica 2012

Tormentas Gustav, Hanna e Ike

Respuesta a Tormentas Noel y Olga

Prevención y Mitigación de desastres

Respuestas Emergencias 2002-2004

 

Inician proyecto para la recuperación de familias afectadas en el Bajo Yuna

© UNICEF/RD/2008/M.Febles

Villa Riva.- La realidad en el Bajo Yuna se presenta cruda y descarnada. Donde hace unos meses brillaba la esperanza y existían planes de desarrollo, hoy se nota la desolación y ante esta situación, la Fundación Padre Rogelio Cruz ha puesto en marcha el “Proyecto de asistencia a las mil familias más pobres por tres meses”, con el que se pretende reactivar la economía del Bajo Yuna, a la vez que se fomenta la solidaridad entre los vecinos.

Este proyecto comprende la entrega de 6 mil pesos en bonos para tres familias, que serán invertidos en alimentos en los colmados de las comunidades, así como la donación de semillas para la siembra de productos de ciclo corto, especialmente legumbres, con lo que en 45 días esperan tener cierto alivio a la situación que ahora se vive en la zona.

“La idea es asistir a una familia y ésta a su vez debe escoger a dos familias más, una que forme parte de su familia y otra con la que no tenga relación de familiaridad, para compartir con ellas los bonos, los alimentos y las semillas”, destaca el padre Rogelio Cruz, quien dirige la citada Fundación.

Pero este proyecto es ambicioso y en la actualidad existe más interés que dinero para la ejecución del mismo, como señala el Padre Rogelio. “Este proyecto por tres meses se ejecuta con 18 millones de pesos y sabemos que eso se lo gastan los políticos en caravanas y en una cena, sin embargo para los pobres no aparecen, así que vamos a empezar con 500 mil pesos, para que por lo menos ya no sea un proyecto y sea una realidad, así el que desee apoyar, que lo haga”.

UNICEF, mediante un acuerdo con la Fundación padre Rogelio Cruz,  aportará recursos para beneficiar a 200 familias con hijos e hijas menores de cinco años, o entre 6 y 10 años, que se comprometan a enviarlos a la escuela diariamente.

Con esta iniciativa, se pretende alcanzar a mil familias definidas como “los más pobres entre los pobres”, de unas 40 comunidades del Bajo Yuna, entre las que figuran Villa Riva, Arenoso; Los Guaraguaos; La Reforma, Los Rieles; La Cueva del Cuco; Acicate; Isabelita; Palma Sola y La Penda entre otras.

“Hicimos contacto con los colmados, que serán los que suplirán los alimentos a cambio de los bonos, pagaderos por la Fundación Rogelio Cruz  cada 15 días”, explica Leonel Ureña, quien apoya activamente los trabajos de la Fundación como colaborador.

En su crecida descomunal a raíz de las tormentas Noel y Olga, el río Yuna no discriminó, y además de los sembrados y las casas, arrasó también con los pocos negocios que existían en las comunidades.

“Nosotros contamos con que el padre, a través del proyecto nos preste algo, 50 mil 0 60 mil pesos para surtirnos y si empieza este proyecto y el dinero se gasta en la misma comunidad, de verdad en tres meses estaremos mejorando”, indicó un colmadero de la zona.  Aunque para la ejecución efectiva del proyecto necesitan los colmados con mercancías, el proyecto no contempla préstamos a los propietarios de colmados, pero se está buscando apoyo con otras instancias.

Durante el censo realizado por la Fundación, contactaron alrededor de 144 colmados en toda la zona, para surtir alimentos a las familias beneficiadas a cambio de los citados bonos, más de la mitad de los cuáles está en condiciones de ofrecer el servicio.

© UNICEF/RD/2008/L.Quiroga
Equipo de la Fundación junto a la Defensa Civil con quienes trabajan estrechamente en Villa Riva

Cambio de fortuna… inicia el infortunio

“Antes de la tormenta, yo tenía una finquita de arroz a punto de cosecha y me había metido en producir otra finquita con un amigo, porque este año yo esperaba cambiar mi situación… pero vino la tormenta y mire donde estoy, esperando que me den los bonos y las semillas y también algo de comida, porque así es que estamos por acá”.

Este es el testimonio del señor Juan Figueroa, pero podría ser el de cualquier otra persona del Bajo Yuna, que “antes de la tormenta”, como engloban a las dos tormentas que arrasaron en la zona a finales del 2007, tenían planes y esperanzas, cifradas principalmente en los sembradíos de arroz, que ya estaban “a punto de cosecha”.

Así mismo, Genara Reyes, con apariencia frágil y denotando el paso del tiempo, se muestra ilusionada con mejorar la situación de pobreza en que se encuentra actualmente junto a su familia: “eso beneficia mucho a la familia pobre, porque yo ahora voy a sembrá con mi hijo la semilla que me den y también tengo un amigo que hace mucho me dijo que me iba a conseguí semilla de arroz con el gobierno, yo espero que la cosa mejore”.

La casa de la señora Reyes, ubicada en el sector de Los Rieles y donde reside con un hijo y una nieta, a pesar de estar en la parte más alta del terreno, fue inundada por uno de los muchos canales que se desbordaron, por lo que vivió como damnificada casi un mes, antes de poder regresar a su hogar.

El Bajo Yuna es una zona eminentemente agrícola, y como consecuencia del paso de las tormentas Noel y Olga, en noviembre pasado se estimó que más del 50% de la producción arrocera estaba bajo las aguas, se perdieron alrededor de 6 mil cabezas de ganado vacuno, así como ajuares y viviendas completas que fueron arrastradas por las aguas del río Yuna.   Impacto de Noel y Olga

Fundación Padre Rogelio Cruz

“El lema es “Más que solidaridad”, llegar donde nadie quiere, a los más indigentes, pero con una idea bien concreta, te ayudo, pero para que te hagas responsable de tus procesos de cambio, no es una ayuda asistencialista”, destaca el Padre Rogelio

¿Por qué nace la Fundación Padre Rogelio Cruz? Esta es la primera pregunta que surge, ante un hombre que ha realizado una labor social intensa a través de su ministerio religioso como sacerdote saleciano, pero pronta surge la respuesta: “La Fundación tiene unos 7 años de existencia y nace porque a través de ella podemos realizar e impulsar acciones sociales y se reactiva cuando me sacan de Cristo Rey.”

En la actualidad, la Fundación trabaja en Villa Riva, para toda la zona del Bajo Yuna, en tres barrios de La Vega y en Moca.

Por. Melania Febles

 

 

 

 

¿Cómo apoyar este proyecto?

Para la puesta en marcha del “Proyecto de asistencia a las mil familias más pobres por tres meses”, el padre Rogelio y su Fundación han tocado y siguen tocando muchas puertas, por lo que cualquier persona que desee ser parte del éxito de este proyecto.

La Fundación Padre Rogelio tiene en el Banco de Reservas la cuenta número 150105393-8, donde pueden hacer sus aportes. 


unite for children