Infancia

La Infancia y la Adolescencia en República Dominicana

Los Primeros Años

Niños y Niñas en Edad Escolar

Adolescencia

Estado Mundial de la Infancia

 

Niñez Dominicana: Informe de Desarrollo Humano 2008

© UNICEF RD/Ana Eguia/2008
Para el desarrollo humano, la educación es fundamental pues constituye un proceso de creación de libertades, de preparar a los niños y niñas para que puedan desarrollar sus potencialidades de elegir concientemente y tener opciones en la vida

En el Informe sobre Desarrollo Humano República Dominicana 2008, puesto a circular recientemente, se presenta una perspectiva nacional a través de tres dimensiones: la dimensión del poder, la dimensión individual y colectiva de las capacidades y la dimensión local del desarrollo”, tal como destacó en su presentación Miguel Ceara-Hatton, Coordinador Nacional de la Oficina de Desarrollo Humano.

El informe revela que las capacidades escenciales para lograr el desarrollo humano están inequitativamente distribuidas en el territorio nacional, lo que supone que niños, niñas y adolescentes no tengan las mismas oportunidades de acceder a servicios de salud y la educación, ni  recibir protección ni asistencia social.

Dicha perspectiva parte, según se cita en el informe, de la definición de desarrollo humano de Amarthya Sen, que plantea “el desarrollo como un proceso liberación desde una situación de privaciones”.  En ese contexto se considera que la salud, la educación, la nutrición y la asistencia social son de las capacidades esenciales que se requieren para lograr el desarrollo humano.

Educación y salud para la población infantil
Para el desarrollo humano, la educación es fundamental pues constituye un proceso de creación de libertades, de preparar a los niños y niñas para que puedan desarrollar sus potencialidades de elegir concientemente y tener opciones en la vida. Sin embargo, según dicho informe el sistema educativo dominicano ha devenido en profundamente inequitativo. 

La escuela pública está reservada para personas más pobres, no como resultado de un ejercicio de equidad, de dirigir el gasto público hacia los más necesitados, sino como consecuencia de ineficiencias y conflictos que alejan de la escuela pública a todos los que están en capacidad financiera de buscar una privada.

Asimismo, las condiciones de pobreza en la población infantil aleja de las escuelas a una gran cantidad de niños y niñas haciendo más difícil que puedan lograr el empoderamiento individual que se requiere para el desarrollo.

Con datos del Censo de Población y Vivienda  2002 el informe dice que el 27% de los niños y niñas de 6 a 9 años no asistía a la escuela, cifra para el grupo de edad de 6 a 17 años, es de 14.9%.  Las razones refieren a falta de recursos o tenían que trabajar y en otras ocasiones por matrimonio o unión de pareja.

Para los que sí están matriculados en las escuelas, el informe destaca la baja calidad de la educación.  Se cita un estudio comparativo realizado por la UNESCO en el que se reporta que el alumnado de tercer y cuarto grado de básica en República Dominicana tienen niveles de aprovechamiento en lenguaje y matemáticas que se encuentran entre los dos peores de América Latina, región que de por sí se encuentra entre las escalas de calidad de la educación mas bajas del mundo. Además los niveles de dominio de los y las estudiantes que han tomado las pruebas nacionales han revelado resultados pobres a nivel nacional.

La escasa capacitación del personal docente y la cantidad de estudiantes por aulas se citan entre los factores que afectan a la educación.

 El informe estima que para que todos los estudiantes que asisten hoy a un centro educativo lo hagan en condiciones apropiadas, hacen falta 11 mil 229 aulas, pero si además se incorporara a los que no están recibiendo educación formal, habría que construir 16 mil 854 aulas en todo el país.

En lo referente a salud, el Índice de Empoderamiento elaborado en el informe se refiere a la posibilidad de que las personas tengan una vida saludable y prolongada, que puedan evitar enfermedades prevenibles o las muertes prematuras. Sin embargo, el informe revela datos de la Secretaria de Estado de Salud Pública, de que en el año 2006 el 72% de las muertes maternas y el 40.6% de las muertes infantiles a nivel nacional fueron evitables.

Aunque República Dominicana registra una tasa de desnutrición infantil crónica relativamente baja, una comparación de la encuesta de conglomerados de indicadores Múltiples del 2000 y la ENHOGAR de 2006, reveló que entre esos dos años la desnutrición infantil crónica se incrementó de 6.1% a 7.2%

El nivel de nutrición en los primeros años de edad tiene una incidencia determinante en la capacidad de las personas de tener una vida saludable por lo que el informe considera que es necesario que el acceso equitativo a la salud, la educación, la protección y la asistencia social sean derechos establecidos en virtud de un mandato legal y no el resultado de una concesión política.

Por: Julissa Montilla
Con colaboración N. Medina

 

 
unite for children