Historias de vida

Vidas reales

 

Javier Chambi: Un maestro con vocación

UNICEF Perú
 

Javier Chambi es el profesor de la escuela multigrado y bilingüe de Cuyuni, una comunidad del distrito de Ccatca en Quispicanchi, Cusco. Javier es puro corazón y tiene un método de enseñanza de la lectura y escritura muy interesante, que se nota que a los niños y niñas les gusta y motiva. Pone unos párrafos en quechua en la pizarra, los niños transforman esos párrafos en una canción que habla de la cosecha de la papa, justo ahora que el mes de la recolección está en su pleno esplendor.

Cómo les gusta cantar en quechua, recrear a través de las notas musicales esas prácticas agrícolas que vienen desde sus ancestros. El profesor Chambi con gran maestría usa  los conocimientos y prácticas tradicionales para que los niños aprendan a leer. Ese canto que reproduce las faenas agrícolas se expresan en frases descompuestas, en sílabas que forman palabras en la pizarra, que los niños entienden con rapidez.

Los niños y niñas de primer y segundo grado de primaria van a la pizarra, escriben las frases que cantaban, y luego identifican sujeto, verbo y predicado. Así de sencillo, adaptado a su lengua y a su contexto cotidiano los niños aprenden a leer y escribir en quechua, la lengua que se habla en casa.

De una actividad comunal que conocen y sobre la que conversan, construyen colectivamente un texto general, y llegan a frases y grafías. A entender la gramática y morfología de las palabras. Están jugando, pero están aprendiendo a leer y a escribir. No uno sino decenas de niños estudian un día en quechua y al siguiente en español. De esa manera aprenden los dos idiomas, combinando las horas lectivas.

En medio de la clase María levanta la mano. Tienen ocho años, está en segundo grado y es la primera de cinco hermanos. “Me gusta venir a la escuela porque aprendo a leer y escribir, pero también me gusta jugar” –señala. Dice que sale a jugar al parque del pueblo, que es a su vez el lugar donde los niños socializan durante el recreo.

El profe explica que el método antiguo de aprender a leer por sílabas y de memoria ya no va más. Cuenta también que la lectura y escritura se trabajan en función de los temas que ocurren en la comunidad: el calendario agrícola, la siembra y cosecha, las festividades religiosas u otras actividades relevantes que ocurren dentro de la comunidad. Es así como  la cultura ocupa el centro de sus aprendizajes, y lo aprendido se vuelve relevante porque se sienten orgullosos de ser quiénes son.

Javier cuenta que no ha sido fácil con los padres y madres de familia. Que el imaginario de inclusión de los papás es que sus niños aprendan bien solamente el castellano. Muchos de estos padres fueron discriminados y hasta violentados por hablar su lengua en la escuela. Eso es difícil de olvidar. En las asambleas con los padres y madres de familia, Javier y otras autoridades de la UGEL, han persuadido a los padres que sus niños deben dominar su lengua materna y les han explicado que el tránsito al español así será más sencillo. También les han revelado que los niños aprenden mejor en la lengua que conocen o que mejor dominan, y que esto es un derecho de todos los niños. Los papás y mamás se han ido convenciendo de a poquitos porque ven el progreso de sus hijos.

Bernardino Lipe, alcalde de Ccatca menciona que están apoyando esta política educativa porque trae mejores resultados en los aprendizajes de los niños cuya lengua materna es el quechua. Cada vez son más maestros,  padres y madres de familia que entienden que no es posible enseñar y aprender en una lengua que no se comprende, y que los niños quechuas tienen derecho a tener una escuela, maestros y libros que les hablen en su propio idioma. Las autoridades locales y regionales se van convenciendo también. Ya son 400 escuelas en Cusco que progresivamente han ido adoptando el enfoque de Educación Intercultural Bilingüe -EIB.

Este trabajo es promovido y apoyado por UNICEF y algunas ONGs locales,  con el financiamiento de la Agencia Canadiense de Cooperación Internacional –ACDI y está plenamente alineado con las políticas educativas del estado peruano. Trabajar para cerrar las brechas educativas en la población de niños y niñas cuya lengua materna no es el español, es un desafío para los próximos años. La EIB es una prioridad del actual gobierno nacional y varios gobiernos regionales.

Generar investigación sobre el contexto cultural, producir libros de texto en las lenguas de los diversos pueblos que habitan el territorio del Perú, capacitar maestros e impulsar mayor inversión educación, es parte del reto. Las condiciones políticas están dadas. Démosle a Javier y a miles de maestros preocupados por enseñar a sus alumnos que tienen una lengua materna distinta al español, las herramientas educativas para que puedan hacer su labor.

 

 

 
unite for children