Protección de los niños, niñas y adolescentes

Protección de los niños y adolescentes

Derecho al nombre

Violencia y maltrato infantil

Defensorías

Comisión Nacional por los Derechos del Niño

 

Defensorías

© UNICEF/PER03356

Las Defensorías del Niño y del Adolescente son espacios donde los niños, niñas y adolescentes pueden acercase a denunciar el incumplimiento de sus derechos, como por ejemplo, la violencia sufrida en su hogar, escuela o comunidad. Las Defensorías tienen 3 funciones principales: brindar consejería; solucionar los conflictos que se denuncian; y derivar el caso a un servicio especializado si se trata de un delito.

Durante el año 2011 las Defensorías atendieron más de 81,000 casos, siendo el área metropolitana de Lima y Callao la que presenta la mayor cantidad de casos antendidos: 40,000.

Las Defensorías del Niño y del Adolescente se crearon luego de la promulgación del Código de los Niños y Adolescentes, documento que propuso la creación de las Defensorías como un mecanismo que permitiera la promoción, defensa y vigilancia de sus derechos. En la actualidad existen 1,666 Defensorías registradas por el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP), ubicadas en todas las regiones del país. Existes diferentes modalidades de Defensorías:

Defensorías Comunitarias: son las Defensorías que se forman dentro de una comunidad gracias al compromiso social de las organizaciones de base, asociaciones comunales, juntas vecinales, comunidades campesinas e indígenas para velar por los derechos de los niños, niñas y adolescentes.

Defensorías Escolares: son las Defensorías que funcionan dentro de las escuelas y que tienen como responsable al Director del centro educativo y como defensores a los maestros, los cuales son elegidos por los alumnos en votación secreta. Los alumnos también participan en la Defensoría como Promotores Defensores.

Defensorías en la Iglesia: existen dos tipos de Defensorías, la Diocesana y la Parroquial. En el primer caso, el Obispo nombra al sacerdote, religioso o laico como responsable de la Defensoría diocesana; en el segundo caso, es el propio párroco, religioso o agente pastoral el que designa al responsable de la Defensoría parroquial. En ambos casos, los defensores y promotores defensores son feligreses voluntarios, cuyo trabajo está destinado a prestar servicio a todos los miembros de la comunidad donde se encuentra la iglesia.

Defensorías Municipales (DEMUNAS): éstas son las Defensorías que atienden la mayor cantidad de casos debido a que están ubicadas en las zonas urbanas de los distritos, poblados y comunidades. Las DEMUNAS se crean a través de un Edicto o Sesión de Consejo Municipal, luego de lo cual son incorporadas a la estructura orgánica de la Municipalidad.

UNICEF promueve la formación y funcionamiento de las Defensorías, en sus diversas modalidades, para lograr que los derechos de las niñas y niños se cumplan. En las zonas más alejadas y excluidas del país, UNICEF ha hecho alianzas con instituciones no gubernamentales, municipios y organizaciones de la sociedad civil para poner en funcionamiento Defensorías Comunales, de manera que se amplíe el acceso a este servicio. Asimismo, UNICEF brinda capacitación a quienes se harán cargo de las Defensorías, para que éstas puedan brindar un servicio de calidad.

 

 

 

 

Carpetas Informativas

unite for children