Centro de Prensa

Notas de prensa

Artículos del Representante

Campañas

Carpetas informativas

Emergencia

Videos

Recursos para periodistas

UNICEF en los medios de comunicación

UNICEF en el mundo

La niñez en los medios

UNICEF en las Regiones

Hablan nuestros Aliados y Contrapartes

Situación de la infancia

Te lo dice UNICEF en Buena Onda

Mensajes de Embajadores y Amigos de UNICEF

Boletines virtuales

Contáctenos

 

UNICEF pide priorizar la prevención de la mortalidad neonatal

 

Revelan que a nivel mundial la reducción de las muertes de los recién nacidos se ha estancado

JOHANNESBURGO/LIMA, julio del 2014.– En la clausura de un foro mundial celebrado en Johannesburgo para abordar la prevención de la mortalidad de las madres, de los niños y de los recién nacidos, UNICEF dijo que los compromisos realizados por los gobiernos y las organizaciones de los sectores público y privado tienen el potencial de transformar la situación de los recién nacidos, que mueren por millones todos los años.

Las cifras de UNICEF muestran que 2,9 millones de bebés mueren durante su primer mes de vida. De esta cifra, 1 millón no sobreviven siquiera el primer día, lo que hace que las primeras 24 horas de la vida de un niño sean las más peligrosas. Aunque las muertes de los menores de cinco años han descendido en todo el mundo de aproximadamente 12 millones en 1990 a 6,6 millones en 2012, las muertes de los recién nacidos se han estancado, y ahora suponen un porcentaje más elevado de lo que ocurría en 1990, ya que han aumentado desde un 33% hasta un 44%.

El Plan de acción para todos los recién nacidos presentado en el foro de Johannesburgo por la ex Primera Dama de Sudáfrica y promotora de los derechos de la infancia, Graça Machel, trata de abordar esta alarmante laguna en el programa mundial para la supervivencia infantil.

“Soy muy optimista ante la posibilidad de lograr progresos, ya que algunos países lo han conseguido”, dijo el Dr. Mickey Chopra, jefe de los programas mundiales de salud de UNICEF. “Por ejemplo, en Rwanda se ha registrado durante los últimos 10 años la tasa más elevada de reducción de la mortalidad infantil en África subsahariana. Si utilizamos los mismos métodos a escala mundial, en 2035 un niño nacido en Camerún tendrá las mismas posibilidades de supervivencia que un niño nacido en los Estados Unidos”.

El Plan de acción para todos los recién nacidos fue preparado por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud y proporciona una hoja clara de ruta sobre cómo poner fin a las muertes prevenibles de los recién nacidos. Promueve modos innovadores de fortalecer las estrategias del sector de la salud, describe normas para establecer la calidad de la atención, e indicadores para medir los nacimientos y las muertes. También incluye programas para llegar a los más olvidados con una atención universal de la salud, y establece directrices para la rendición de cuentas.

UNICEF dice que las medidas que se promueven en el Plan de acción para todos los recién nacidos pueden evitar más del 70% de las muertes que se producen en la actualidad. La clave es obtener el compromiso político, y esto es lo que la presentación del plan y la celebración del Foro han tratado de generar.

En las últimas semanas, los gobiernos, las organizaciones de la sociedad civil y el sector privado han realizado compromisos para apoyar los programas destinados a los recién nacidos. Cabe destacar las promesas de contribuciones para apoyar la salud del recién nacido por valor de medio millones de dólares procedentes de los Estados Unidos, el Canadá, el Banco Islámico de Desarrollo, Johnson & Johnson, GSMA, la fundación Bill y Melinda Gates, y otras entidades.

“Los países deben tomar la iniciativa para garantizar que estas medidas simples y de eficacia demostrada para impulsar la supervivencia del recién nacido se ejecuten a escala local”, añadió la Dra. Kim Eva Dickson, asesora superior de UNICEF sobre salud de la madre y del recién nacido. “Esto garantizará que todas las madres y todos los bebés, incluso aquellos que viven en las comunidades más remotas, puedan recibir la atención de calidad que necesitan para ayudarles a sobrevivir”.

Un elemento esencial para ello es garantizar que los gobiernos incluyan en sus indicadores a los niños, especialmente a los más pequeños. Los casi 3 millones de recién nacidos que mueren, y otros 2,6 millones que nacen ya muertos, están por lo general ausentes en las estadísticas de sus países. Ni sus nacimientos ni sus muertes se registran, y por ello hay muy poca rendición de cuentas con respecto a sus vidas, y se les presta muy poca atención cuando mueren.

“Mientras celebramos este año el 25 aniversario de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño, todavía tenemos mucho que hacer para garantizar que incluso el niño más pequeño tenga el derecho más básico: sobrevivir”, dijo el Dr. Chopra. “Esperemos que esto sea el comienzo de un impulso imparable para poner fin a las muertes prevenibles de los recién nacidos en el lapso de una generación”.

Avances en Perú

En Perú, el Dr. Mario Tavera, Especialista en Salud de UNICEF, destacó que entre los años 1992 y 2013 el país ha logrado reducir la tasa de mortalidad infantil de 57 a 16 por cada mil nacidos vivos. Señaló que estos avances son producto del fortalecimiento de los servicios de salud; del aseguramiento universal; y de intervenciones basadas en la evidencia como la promoción de los cuidados prenatales, la atención institucional del parto, el corte oportuno del cordón umbilical y el inicio de la lactancia materna en la primera hora de vida, así como la práctica de la lactancia materna exclusiva en los primeros meses de vida y la reducción de la desnutrición crónica infantil.

El Dr. Tavera señaló la necesidad de prestar especial atención a la muerte de los recién nacidos porque – según dijo - las dos terceras partes de las muertes de menores de un año, corresponden a muertes ocurridas en el primer mes de vida.

El especialista de UNICEF refirió que según el estudio “Mortalidad Neonatal en el Perú y sus departamentos 2011 - 2012” de la Dirección de Epidemiologia del MINSA, en ese período se han producido 15,097 muertes neonatales. Precisó que el 21% de estas muertes es consecuencia de alguna infección y que el 37% se produjeron en bebés que tuvieron un peso superior a 2,500 gramos al nacer, lo que demuestra que un gran porcentaje de las muertes neonatales son prevenibles.

Por ello, resaltó como una medida acertada el incremento del presupuesto asignado al Programa Estratégico Salud Materno Neonatal que ha permitido fortalecer la atención de las madres y de los recién nacidos en los servicios de salud y promover nuevas intervenciones como el monitoreo domiciliario de los recién nacidos en riesgo en todas las regiones del país.

“La agenda de la mortalidad neonatal tiene que mantenerse como prioridad”, señaló finalmente.

Para mayor información en UNICEF Perú, por favor contactar a Marilú Wiegold, teléfono 613-0706, celular 99757-3218, e-mail mwiegold@unicef.org y Sandra Esquén, teléfono 6130712, celular 99901-7866, e-mail sesquen@unicef.org

 

 

 

 

 

Más información

unite for children