Centro de Prensa

Notas de prensa

Artículos del Representante

Campañas

Carpetas informativas

Emergencia

Videos

Recursos para periodistas

UNICEF en los medios de comunicación

UNICEF en el mundo

La niñez en los medios

UNICEF en las Regiones

Hablan nuestros Aliados y Contrapartes

Situación de la infancia

Te lo dice UNICEF en Buena Onda

Mensajes de Embajadores y Amigos de UNICEF

Boletines virtuales

Contáctenos

 

Un protocolo que empodera a la infancia

    

Paul Martin
Representante de UNICEF

El 2014 es un año especial para la niñez y para quienes estamos comprometidos en garantizar a niños, niñas y adolescentes su pleno desarrollo físico, mental y social. En noviembre la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) cumple 25 años de promulgación.

La CDN establece en uno de sus artículos el ‘Interés Superior del Niño. Es decir que toda decisión que involucre a los niños debe garantizar lo mejor para su desarrollo y bienestar. A lo largo de estos años hemos aprendido que esta tarea no es fácil, que siempre está latente el riesgo de anteponer diversas libertades, o que se privilegien situaciones de conflicto que vulneren los derechos de la infancia.

Por ello, la semana que pasó recibimos con alegría la noticia de la entrada en vigor el próximo catorce de abril del Tercer Protocolo Facultativo de la Convención sobre los Derechos del Niño. Se trata de una valiosa herramienta que garantiza la participación de niños y niñas en la defensa de sus derechos y refuerza su derecho a ser escuchados y al acceso a la justicia.

Este protocolo les da la potestad a niños y niñas, como individuos o en grupo, de denunciar violaciones específicas a sus derechos en virtud de la CDN, el Protocolo Facultativo relativo a los niños en los conflictos armados, y el Protocolo Facultativo relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en pornografía. Es necesario que antes se hayan agotado todas las instancias nacionales.

También faculta al Comité de los Derechos del Niño a iniciar una investigación sobre un presunto caso de vulneración de derechos. Igualmente un Estado puede presentar una queja hacia otro Estado sin que se requiera la identificación individual de víctimas y sin que se limite a casos de violaciones graves o sistemáticas.

Es innegable que desde que se promulgó la CDN millones de niños y niñas han podido ejercer sus derechos a la educación y a la salud, a crecer libres de violencia, a jugar y opinar, por citar algunos de sus derechos. Todavía, sin embargo, la infancia en el mundo es víctima de violencia sexual, explotación laboral, maltrato físico y de crímenes de guerra. Este protocolo contribuirá a que las voces que se levanten para denunciar estas violaciones sean escuchadas y las víctimas obtengan algún tipo de reparación.

El Estado peruano está decidido a erradicar la violencia contra la infancia, la explotación sexual y laboral de niños y niñas y su utilización en actos delictivos. Para hacerlo requiere de la participación y compromiso de las familias, y de que los propios niños puedan promover y velar por el respeto de sus derechos.

Confiamos en que el Perú reconocerá en el Tercer Protocolo una herramienta de apoyo para garantizar los derechos de la infancia y pronto se sumará a los diez estados del mundo que ya lo ratificaron. Así reafirmará su liderazgo regional y compromiso con la niñez y adolescencia.

Para mayor información, por favor contactar a Marilu Wiegold, teléfono 613-0706, cel. 99757-3218, e-mail: mwiegold@unicef.org y/o Sandra Esquén, teléfono 613-0712, e-mail: sesquen@unicef.org

 

 
unite for children