Centro de Prensa

Notas de prensa

Artículos del Representante

Campañas

Carpetas informativas

Emergencia

Algunos Videos

Recursos para periodistas

UNICEF en los medios de comunicación

UNICEF en el mundo

La niñez en los medios

UNICEF en las Regiones

Hablan nuestros Aliados y Contrapartes

Situación de la infancia

Te lo dice UNICEF en Buena Onda

Mensajes de Embajadores y Amigos de UNICEF

Boletines virtuales

Contáctenos

 

En Ventanilla, niños y adolescentes aprenden felices

VENTANILLA, Perú, 27 de noviembre de 2013.-  Corazón de Jesús no es como la mayoría de escuelas iniciales en el Perú. “El día de la matrícula los padres hacen cola desde las dos de la mañana por una vacante,” dice Elsa Flores Aguilar, la directora. Corazón de Jesús se distingue por ser parte de un pequeño pero creciente número de escuelas en la periferia de Lima que se han incorporado al modelo de escuela amiga de la infancia promovido por UNICEF.

Feliz e integral

En el distrito de Ventanilla, las instituciones como Corazón de Jesús se llaman Escuelas Felices e Integrales. Cada una de ellas busca ofrecer una educación de calidad y promover los derechos de los niños, niñas y adolescentes en un entorno saludable, seguro e inclusivo.

Para Elsa, la nutrición es clave: “Si el niño no está bien alimentado, hagas lo que hagas, digas lo que digas el niño no va a lograr un aprendizaje de calidad.” En el aula, sus estudiantes de apenas 3, 4 y 5 años aprenden sobre alimentos nutritivos como el pescado y la quinua. En casa, sus padres han empezado a preparar loncheras más saludables.

Corazón de Jesús es una escuela feliz e integral desde el 2009. “Hoy en día, menos niños se enferman y ha disminuido la deserción escolar,” dice Elsa. “Para mí, el que ya no se enfermen es una garantía de que estamos mejorando.”

“Un segundo hogar”

Otra escuela amiga de la infancia de Ventanilla es Francisco Bolognesi que acoge a estudiantes de primaria y secundaria. Ahí encontramos a Norma Aybar, una madre de familia, quien ha notado mejoras en los últimos años. Según Norma, se cuida mejor de los servicios higiénicos y las áreas verdes, y sus dos hijos “son más creativos, más activos. Antes a los chicos les decían: escriban y aprendan. Ahora, es distinto. Jugando, están aprendiendo más.”

Rivaldo, un estudiante de 15 años, dice que este entorno más inclusivo hace que su escuela se sienta “como un segundo hogar.” Para Danny, su compañera de clase de 15 años, la escuela contribuye a juntar a la comunidad. “Nunca había visto un colegio que trabaje tanto en conjunto con los padres, directores y profesores,” ella dice.

Mejores resultados

Todos estos cambios se reflejan también en el rendimiento académico de los alumnos. En el 2008, apenas el 21,8 por ciento de los alumnos de segundo grado en escuelas felices e integrales alcanzaron el logro esperado en comprensión lectora y sólo 12,8 por ciento en matemática. En el 2012, estos indicadores se han incrementado a 45,7 por ciento y 29,8 por ciento. Además, superan a los promedios nacionales de 30,9 por ciento y 12,8 por ciento.

Se ha reconocido estos logros de un distrito donde los niños enfrentan la pobreza, violencia y carencia de servicios sociales de calidad. En el 2013, el modelo de escuelas felices e integrales de Ventanilla ganó el concurso nacional de Buenas Prácticas en Gestión Pública en la categoría de Educación.

Un modelo replicable

“Estamos muy orgullosos de las alianzas con las autoridades locales, Plan Internacional, Caritas Graciosas y Kusiwarma que han hecho que las escuelas de Ventanilla sean un éxito,” comenta Paul Martin, el Representante de UNICEF en el Perú. “UNICEF propuso la iniciativa en el 2008 y desde entonces se ha construido un modelo replicable que respeta los derechos de la niñez.”

A la fecha 32 escuelas, que representan aproximadamente 13 por ciento del total de instituciones educativas públicas de Ventanilla, se han incorporado al modelo. La municipalidad y la Unidad de Gestión Educativa Local han planteado como meta al 2021 que todas las escuelas del distrito implementen el modelo.

Para mayor información en UNICEF, por favor contactar a Marilú Wiegold, tel. 613-0706, e-mail mwiegold@unicef.org o Carolyn McCaffrey, tel. 613-0782, e-mail camccaffrey@unicef.org.

 

 
unite for children