Educación básica, equitativa y de calidad

Educación básica, equitativa y de calidad

Educación de la niña

 

Educación de la niña

© UNICEF/PERA03590

La educación es un derecho de todas las personas desde el nacimiento y debe ser valorizada como la mejor inversión para asegurar un desarrollo humano sostenible.

En el Perú, la situación de pobreza excluye a muchos niños y niñas de la educación, siendo las niñas las más afectadas. Pero entre ellas, las niñas indígenas forman parte de un triple círculo de exclusión: por ser pobres, por ser indígenas y por ser mujeres. Si una familia tiene que elegir entre enviar a su hija o su hijo al colegio, la tendencia es por el varón, porque se lo relaciona con las esferas económicas y políticas, mientras que a la mujer se la identifica usualmente con el rol de madre y ama de casa, por lo que no requiere de mucha formación escolar.

Diversos estudios a nivel mundial han demostrado que la educación de la niña es la mejor inversión para asegurar un desarrollo humano sostenible. Educar a la niña no solamente le brinda la opción de incorporarse en el mercado laboral (donde existe) de una manera digna; también cambia el futuro de su futura familia. Se ha demostrado que el nivel educativo de la madre incide sensiblemente en las probabilidades de tener un embarazo y alumbramiento seguros, una adecuada nutrición y un cierto nivel educativo de sus hijos. Garantizar una educación de calidad a la niña es significativo para romper el círculo de pobreza.

El sistema de las Naciones Unidas en su conjunto da prioridad a la educación de la niña, considerándola un paso importante para poder cumplir con las demás Metas del Milenio. La universalización de la educación primaria y la equidad de género se vinculan directamente con la educación de la niña; la eliminación del hambre y de la pobreza, la reducción de la mortalidad materna e infantil y el mejoramiento del estado de salud (en particular la salud reproductiva, incluyendo VIH-SIDA) son efectos positivos indirectos de la educación de la niña.

© UNICEF/PERA03587

En UNICEF, la educación de la niña es un enfoque transversal en todas las acciones que se realiza para garantizar la inclusión y mejorar la calidad educativa. A nivel nacional se planifica y coordina acciones con el Ministerio de Educación y redes interinstitucionales; a nivel regional y local se coordina con las Direcciones Regionales de Educación, Unidades de Gestión Educativa Local, instituciones de formación docente, autoridades locales y padres de familia.

Reconociendo que la inclusión de la niña rural no es algo que se puede resolver exclusivamente a través del ámbito escolar, ni mejorando solamente los métodos o capacitando mejor a los maestros, UNICEF apoya acciones de sensibilización y campañas dirigidas a las autoridades educativas, autoridades locales, docentes y padres de familia, planteando la importancia de la educación de la niña. Además, se promueve la participación y vigilancia comunal de la asistencia de los niños y niñas a los procesos educativos.

UNICEF apoya acciones para promover y asegurar la educación de la niña en los ámbitos priorizados de su intervención, básicamente en las regiones andinas en Apurimac, Ayacucho y Cusco y en las regiones amazónicas de Amazonas y Ucayali. Estas acciones están relacionadas con la matrícula oportuna y la permanencia escolar, involucrando a padres y madres de familia, autoridades comunales y educativas y a los propios niños y niñas. En relación a la calidad educativa, se apoya actividades de formación docente en servicio, medición de la calidad, producción de materiales e investigaciones aplicadas a la educación.

 

 

 

 

Publicaciones relacionadas

Para acceder a las publicaciones sobre Educación básica haga click aquí.


unite for children