Sobre UNICEF Perú

Sobre UNICEF Perú

Emergencias

 

Emergencias

© UNICEF PERU / 2005 / Sengo Pérez

El Perú es un país que por su geografía y condiciones climatológicas está permanentemente expuesto a emergencias ocasionadas por desastres naturales.

Entre los meses de mayo y septiembre se produce, en gran parte de la sierra sur del Perú, un periodo de frío intenso, con temperaturas por debajo de los cero grados centígrados, que llegan acompañadas muchas veces por granizadas y nevadas. El frío más intenso se produce en Puno, donde la temperatura puede llegar hasta menos 20 grados centígrados. Esta situación afecta directamente a los pobladores de las zonas rurales más alejadas de esta parte del país, ocasionando la muerte de sus animales, graves enfermedades en niños y niñas, y una completa falta de acceso a los servicios de salud.

En situaciones de emergencia, UNICEF interviene para socorrer a la población más vulnerable y afectada: las niñas, niños y mujeres.

En las emergencias ocasionadas por las bajísimas temperaturas, los objetivos de la asistencia de UNICEF son los siguientes:

- Reducir la incidencia de infecciones respiratorias agudas (IRA) entre los niños menores de 5 años.
- Tratamiento de aproximadamente 4,000 casos de IRAs con medicamentos adecuados con el fin de reducir la mortalidad en niñas y niños.
- Reducir la mortalidad infantil debido a neumonía.
- Fortalecer la prevención dentro de los grupos de riesgo: padres de familia y comunidad en general para identificar y tratar a tiempo los casos de neumonía.
- Afianzar la capacidad del Ministerio de Salud para prevenir los casos de muertes en niños por IRAs en los centros de salud ubicados por encima de los 3,500 metros sobre el nivel del mar.

© UNICEF PERU / 2005 / Sengo Perez

En 2011 y 2012 las acciones de intervención se han desarrollado en Ucayali y Loreto por las inundaciones. (Ver video de emergencia en Loreto en 2012)
Durante 2007 UNICEF intervino en la emergencia provocada por el sismo en la región Ica, que afectó duramente a la región.
En el año 2005, UNICEF realizó las siguientes acciones:
- Dotó de ropa apropiada para las oleadas de frío a los niños menores de un año. Las experiencias anteriores demostraron que la integridad física de los más pequeños se encontraba en peligro debido, entre otras cosas, a la falta de abrigo adecuado para soportar las bajas temperaturas.
- Dotó de 59 tanques de oxígeno portátiles a 10 equipos móviles de salud en cada una de las zonas afectadas por el friaje. Las brigadas están equipadas con este material, que es fácil de transportar y utilizar, para la atención de niños afectados por la neumonía en zonas alejadas sin acceso a servicios de salud.
- Fortaleció la capacidad de respuesta de los centros de salud localizados por encima de los 3,500 metros de altitud, con la provisión de estetoscopios pediátricos, kits de limpieza para el recién nacido, cocinas a gas, equipos de resucitación para niños y resucitadores para adultos, especialmente para madres gestantes.
Para asegurar que los materiales y el equipo estén dispuestos y accesibles a las comunidades cuando ocurran las emergencias, estos fueron distribuidos en las regiones donde se espera que las oleadas de frío se presenten con mayor intensidad. Estas regiones son: Apurimac, Arequipa, Ayacucho, Cusco, Huancavelica y Puno.
Adicionalmente, UNICEF realizó talleres de capacitación sobre cómo manejar el problema y minimizar los efectos del friaje sobre la salud de los niños, niñas y adultos, dirigido al personal de salud, autoridades y ONGs de las regiones más afectadas. 
Las contrapartes de UNICEF en este programa de emergencias son: el Instituto Nacional de Defensa Civil (INDECI), las Direcciones Regionales de Salud y las Agencias de Naciones Unidas que forman parte del Equipo de Emergencia de las Naciones Unidas (UNETE).

 

 
unite for children