Supervivencia y desarrollo infantil

Asegurarles un buen comienzo

Emergencias

 

Asegurarles un buen comienzo

©UNICEF/Paraguay/Dos Santos
© Unicef Paraguay/DosSantos

Un buen comienzo en la vida es clave. El concepto de desarrollo infantil temprano supone una estrategia integral para que niños y niñas menores de 5 años estén bien nutridos, saludables, estén inscriptos en el Registro Civil y crezcan en un ambiente de afecto y protección.

Salud

La cooperación de Unicef tiene por objetivo general apoyar de forma integral al Sistema Nacional de Salud para la disminución de la mortalidad infantil.

En Paraguay, de cada 1000 niños y niñas que nacen, 19 mueren antes de alcanzar los 5 años, 16 antes de cumplir el primer año y 11 antes del primer mes de vida. Asimismo, 44,1% de la niñez menor de 5 años sufre o está en riesgo de desnutrición. 

En cuanto al acceso a consultas médicas, éstas han aumentado en la población más pobre del 29% al 66% en los últimos años. También hubo una disminución en la transmisión del VIH y sífilis de madre a hijo. La cobertura de inmunización completa de niños y niñas de 12 a 23 meses es de 75,6%, aproximadamente.

Teniendo en cuenta estos datos, Unicef coopera para:

  • aumentar la cobertura de los servicios de atención primaria de la salud (Unidades de Salud Familiar) y su articulación con hospitales de referencia y el sistema nacional, a través del fomento de una mayor inversión, dado que estos servicios cumplen un rol de promoción, prevención y asistencia médica básica;
  • disminuir la transmisión del VIH y sífilis de las embarazadas a los recién nacidos, dando continuidad al apoyo de acciones orientadas a la detección temprana del virus;
  • combatir la desnutrición infantil a través del apoyo a las acciones de promoción y abogacía que llevan adelante instituciones y organizaciones del país para la aprobación de un proyecto de ley de combate a este flagelo y para la implementación y seguimiento de resultados de un programa de asistencia nutricional a niños, niñas y mujeres embarazadas con bajo peso;
  • coordinar esfuerzos con otras instituciones para aumentar los registros de nacimiento de recién nacidos mediante la inscripción en los servicios de salud pública de los bebés inmediatamente después del parto, a través de un nuevo procedimiento.
Lactancia materna

    En Paraguay no existen datos sobre cuántos bebés inician la lactancia materna durante la primera hora de vida y sólo una de cada cuatro (24,4%) mamás alimenta a sus hijos o hijas menores de seis meses exclusivamente con leche materna. Esta baja prevalencia se debe a: desconocimiento, carencia de un asesoramiento médico adecuado, falta de un entorno familiar colaborador, ausencia de condiciones laborales que posibiliten continuar con la lactancia en el trabajo, uso de leche de fórmula y a que 30% de las madres están desnutridas.

    La lactancia materna precoz en la primera hora de vida disminuye en 20% la mortalidad neonatal. La lactancia materna exclusiva hasta los seis meses es el alimento más nutritivo y completo para el bebé, fortalece el afecto entre la madre y su hijo o hija, previene enfermedades diarreicas y respiratorias y mejora el desarrollo neurológico del niño o niña.

    Foto bebé cuna
    © Unicef Paraguay/Keery

    Primera infancia

    El objetivo de Unicef es apoyar al Estado en la implementación del Plan Nacional de Atención Integral a la Primera Infancia, ya que en los primeros años de vida se sientan las bases para el desarrollo pleno de las personas.

    El 21% de la población total del país, es decir, 1.315.133 personas, son niños y niñas menores de 8 años.

    Por cada dólar invertido en la primera infancia y sus derechos, el país tiene un retorno de 17 dólares.

    Los estudios científicos nos confirman que el acceso a una buena salud, nutrición, estimulación y protección en los primeros años de vida sienta las bases para el desarrollo pleno de las personas en los demás ciclos de vida y permite a las generaciones futuras del país aumentar sus capacidades y potencial productivo.

    Sin embargo, 19 de cada 1000 bebés fallecen antes de los 5 años, muchos de ellos por causas vinculadas al parto o prevenibles. La lactancia materna exclusiva, recomendada para un correcto desarrollo, es practicada solamente por 1 de cada 4 mujeres y el 44,1% de los niños y niñas está desnutrido o en riesgo de desnutrición.

    En educación, hay un crecimiento incipiente de la matrícula en el preescolar (76%), aunque aún es baja en el jardín, prejardín y maternal.

    El 43% de los niños y niñas que nacen no son inscriptos en el Registro Civil antes del año y 6 de cada 10 reciben tratos violentos (golpes e insultos) como forma regular de disciplina antes de los 6 años.

    Teniendo en cuenta estos datos, Unicef coopera para:

    • implementar el Plan Nacional de Desarrollo Integral de la Primera Infancia, diseñado con el apoyo de Unicef, que debe ser aplicado conjuntamente por el Consejo Nacional de la Niñez y la Adolescencia, el Ministerio de Educación, el Ministerio de Salud Pública y la Secretaría Nacional de la Niñez y la Adolescencia, entre otras instituciones. Para ello, esta agencia brinda apoyo técnico en la implementación de acciones a nivel nacional, departamental y municipal;
    • aumentar la inversión presupuestaria dirigida al sector y fortalecer la coordinación de esfuerzos entre las distintas instituciones que tienen participación en el plan. Colabora en la creación de alianzas con organizaciones de la sociedad civil, empresas y en la sensibilización de la ciudadanía.

    Agua y saneamiento

    Unicef apoya al Estado en el aumento de la cobertura y mejora de la calidad de los servicios de agua y saneamiento utilizados por los niños, niñas y adolescentes de comunidades rurales e indígenas.

    Paraguay ha alcanzado el Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM) de acceso a agua potable o mejorada para consumo humano al lograr en el año 2010 que el 75% de la población cuente con este servicio.

    Sin embargo, los datos y promedios nacionales no permiten ver las inequidades de las comunidades rurales dispersas y las poblaciones indígenas. En este último caso, solo el 2,5% accesde a agua bebible sin riesgo para su salud, según el censo de 2002. En cuanto a saneamiento básico, es probable que la meta establecida en los ODM no se cumpla para el año 2015, de seguir las tendencias actuales.

    En el marco de un programa conjunto con otras agencias de Naciones Unidas, Unicef focaliza sus intervenciones en:

    • información: diseño e implementación de un sistema que reúna datos para lograr una mejor gestión de programas y proyectos en agua y saneamiento;
    • provisión de agua y saneamiento: identificación, diseño y ejecución de tecnologías que sirvan de modelo a replicar para mejorar este servicio en comunidades rurales dispersas y poblaciones indígenas a nivel nacional;
    • desarrollo de sistemas de agua para incrementar la cobertura y saneamiento en poblaciones rurales dispersas y comunidades nativas.

    Volver al menú de Actividades

    Home

     

     
    unite for children